the defenders
Revista del Mes SUSCRÍBETE
app store play zinio
Revsita del Mes
SÍGUENOS EN

CinePREMIERE

Vincent Price

COLUMNA Ciudadano Rosebud

Por: Carlos Jesús González

13 / 10 / 2008

Vincent Price

A diferencia de muchos,  no soy de los que glorifican la obra cinematográfica de Tim Burton.

A diferencia de muchos otros yo no soy de los que glorifican la obra cinematográfica de Tim Burton. Desde mi humilde punto de vista el director de pelo de escobeta ha perdido un poco la brújula desde la gran adaptación que hizo de El Jinete Sin Cabeza (1999), sin demeritar los geniales chispazos que pueden apreciarse en algunos de sus proyectos posteriores.

Sin embargo, si algo habré de admirarle y reconocerle a Burton hasta el final es el haber incluido desde sus inicios al gran Vincent Price -dicho sea de paso, uno de mis actores más queridos- dentro del múltiple y "freakie" conjunto de elementos que conforman su imaginería. Y no es para menos pues Price, actor norteamericano de peculiar dicción inglesa, será siempre un referente indiscutible en lo que se refiere a las cintas de horror. Gracias a su impresionante estatura y a sus finísimos modos, el histrión que tantas veces protagonizó adaptaciones de Edgar Alla Poe parecía un dandy del horror, un Oscar Wilde que aunque resucitado del infierno y convertido en zombi no puede devorar a sus víctimas si no es manipulando cubiertos de plata y acompañando el banquete con una copa del mejor sherry.

Y así tal cual, Vincent, fue como se tituló uno de las primeros cortometrajes animados de Burton, realizado aún años antes de que Pee Wee's Big Adventure, su primer largo, fuese exhibido en pantalla. En él, el mismo Price narra la vida de un niño oscuro y retraído -¡ojo!, entonces todavía no había emos- que idolatra su carrera en el cine con el mismo fervor con que se sume en los relatos de Poe y que, sobra decirlo, no es otro sino ese Burton genial y solitario que prefería dibujar monstruos de piel viscosa en sus cuadernos que jugar bote pateado con otros infantes enfundados en camisetas de Mickey Mouse. En honor al gran Vincent Price, quien el próximo 25 de octubre cumplirá 15 años de haber fallecido, he preparado tres pequeños bloques:

El primero consiste en el trailer de The Monster Club (1980), cinta de lo más bizarra -incluía segmentos con canciones en vivo al estilo The Rocky Horror Picture Show pero todavía más cutre- que a mí me trae algunos de los mejores recuerdos de mi propia infancia. Aquí además Price es acompañado por su viejo amigo John Carradine, otro grande en lo que a la filmografía de cintas de horror clásicas se refiere:

Como no pude conseguir la voz de Price "rapeando" sobre la canción Thriller, de Michael Jackson, trabajo que por cierto, según recuerdo haber leído en una entrevista, realizó por puro placer y sin apenas cobrar, he aquí el homenaje con imágenes de algunas películas que le editó algún buen samaritano (advierto que tiene todo el estilo del insufrible In Memoriam que año con año nos embarran en la entrega de los Oscars, pero igual vale la pena):

Y para cerrar con broche de oro aquí está Vincent, corto que llegó a mis manos gracias a mi amiga Ana y que no puedo mirar mucho porque me pone triste. De alguna manera me recuerda a mí mismo de pequeño y a veces no estoy para nostalgias:

Descansa entre tus amados ghouls y vampiros, querido Vincent Price.

 

Carlos Jesús González

Carlos Jesús (aka Chuy) es escritor y periodista freelance. Desde 2006 radica en Berlín, desde donde colabora para distintos medios. Sus pasiones son su familia, la cerveza, escribir relatos y el cine de los setenta.

Ver más artículos de Carlos Jesús González

COMENTARIOS

 

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER