Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #179 – Toy Story Forky

Toy Story 4

June 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS Cine Coberturas

12° edición del Festival Ternium de Cine Latinoamericano

Por:

12-04-2019
Ternium

“La idea es que inviten, pasen la voz y sepan que pueden pasar un fin de semana cinematográfico deleitable”: José Luis Solís, Director Artístico del FTCL.

Nuevo León es la segunda entidad del país con el mayor número espacios destinados para disfrutar del Séptimo Arte: más de 550 pantallas distribuidas en más de 65 complejos cinematográficos. Sin embargo, de acuerdo con los datos más recientes del IMCINE, ocupó el quinto sitio entre los estados con mayor número de estrenos nacionales y tan solo la décima posición respecto al número de asistentes a estas producciones. En este instante, solo basta echar un vistazo en línea para percatarnos que sus carteleras están abarrotadas de largometrajes estadounidenses y la única película mexicana que ocupa un lugar de honor en la marquesina presenta una historia apoyada en una mala ejecución de una fórmula hollywoodense que no podría resultar más ajena al contexto latinoamericano.

En este tenor, la 12° edición del Festival Ternium de Cine Latinoamericano (FTCL) a celebrarse de este fin de semana, del 12 al 14 de abril en la Cineteca Nuevo León, surge como una opción providencial para acercar al público regiomontano al cine de nuestra gente. Se trata de un proyecto de responsabilidad social auspiciado por Ternium y Fundación PROA, en colaboración con el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (CONARTE), que busca promover el arte cinematográfico e impulsar una identidad común entre latinoamericanos. El festival se extendió a los estados de Colima desde 2012 y a Puebla desde 2014.

El patrocinador principal, Ternium —perteneciente a Grupo Techint—, es la empresa líder en América Latina en la elaboración y procesamiento de acero con la más alta tecnología. Cuenta con 17 centros productivos en Argentina, Brasil, Colombia, Estados Unidos, Guatemala y México, los cuales realizan el proceso completo de fabricación, desde la extracción del mineral de hierro hasta la elaboración de productos de alto valor agregado.

“Hace 11 años tratamos de delimitar cuál era el festival que le podía funcionar a la ciudad y que tuviera que ver con la misión y la visión Ternium. Entonces, nos decidimos por dos cosas que son muy sencillas: uno, crear cultura cinematográfica y, número dos, desarrollar el quehacer del cine latinoamericano en esta ciudad con sus alcances, las estéticas y las temáticas”, nos comenta un entusiasmado José Luis Solís, Director Artístico del FTCL, a escasos instantes de la proyección inaugural. La primera edición del FTCL, celebrada en 2008, reunió a 2 mil espectadores y, ahora, los organizadores pueden presumir la asistencia de más de 70 mil asistentes en las tres plazas mencionadas durante más de una década.

Desde finales de los años 80, tras la bancarrota de Fundidora Monterrey, S.A. en 1986, la iniciativa privada y el gobierno estatal han trasformado paulatinamente las 144 hectáreas del Parque Fundidora en un patrimonio cultural invaluable con espacios destinados para el esparcimiento, el entretenimiento, la educación, el deporte y los negocios. Entre estos, encontramos a la Cineteca Nuevo León, que volverá a ser hogar de todas las proyecciones de la celebración cinematográfica que se ha vuelto referente en la ciudad de Monterrey, así como el CONARTE.

José Luis Solís, Director Artístico del FTCL, realizó la curaduría de la programación junto con Damián Cano, asesor artístico del Festival, y Guillermo Goldschmidt, director de Fundación PROA, con quienes evaluó más de 80 películas. El Director Artístico del Festival destacó que para muchas de estas producciones es muy difícil o casi imposible tener una corrida en salas comerciales de nuestro país, e incluso unirse a los catálogos de las plataformas de streaming. Por ello, respecto a los criterios de selección nos comentó que suelen privilegiar las óperas primas de cineastas con un máximo de dos años de estreno, así como elegir un amplio abanico de largometrajes dirigidos a un público que no está habituado a consumir cine de autor: “lo que sucede mucho es que la gente viene aquí y si hay estéticas a las que no estén acostumbradas; a las temáticas si están acostumbradas”.

“La idea es hacer un buffet gourmet que no importa lo que tu pruebes, va estar interesante, pero que todo sea distinto”, señaló Solís. “Siempre escogemos una o dos de vanguardia, siempre tratamos de escoger una comedia, siempre tratamos de escoger un documental, a una que hable de diversidad sexual, una que hable de política. A veces no alcanzamos a abarcar todas, pero el lineamiento curatorial básico es que alguien pueda darse cuenta del panorama del cine latinoamericano”, agregó. Respecto a la posibilidad de llevar el FICL a otras entidades del país, Solís señaló que no hay planes inmediatos ya que están tratando de consolidar el posicionamiento del mismo en Puebla y Colima, estados en los cuales tienen una planta y una minera, respectivamente.

La gala de inauguración del Festival Ternium de Cine Latinoamericano se llevó a cabo a las 19:30 del jueves 11 de abril ante aproximadamente 500 invitados especiales de la empresa Ternium que se dieron cita en el auditorio del Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (CONARTE). Antes de arrancar con la proyección especial, Guillermo Goldschmidt, director de Fundación PROA, se tomó un instante para destacar el hito marcado por el éxito de Roma (2018), de Alfonso Cuarón, en beneficio del resto del cine de América Latina: “Esta película va a marcar un antes y un después por la manera como el cine latinoamericano se presentó al mundo, ganando una cantidad de premios impresionante y también nos cuenta una historia muy particular, muy latinoamericana, que si nosotros hacemos un poco de memoria es el cine que nosotros hemos venido viendo a lo largo de estos 12 años”.

Como muestra de los vínculos temáticos sencillos de delinear entre las realidades de distintas naciones hispanohablantes, se proyectó la película uruguaya Mi Mundial (2017), basada en la obra homónima escrita por Daniel Baldi y dirigida por Carlos Morelli. Antes de iniciar, se presentó un breve clip con la productora Lucía Gaviglio y el protagonista Facundo Campelo, quienes resaltaron que Uruguay, una nación de 3 millones de habitantes, tiene el mayor número de personas en el mundo persiguiendo el sueño de dedicarse a este deporte, con 300 mil personas movilizándose cada fin de semana a causa del fútbol. “Pídele lo que quieras con la pelota, pero no le pidas que lea”, ésta frase, que menciona en un punto de la película el representante brasileño de un joven prodigio del soccer, encapsula perfectamente los sueños y limitaciones a los que deben enfrentarse miles de adolescentes en México y Sudamérica que abandonan para absolutamente todo para perseguir esta ilusión.

Posteriormente en un banquete con los invitados espaciales y ante medios de comunicación, César Jiménez, presidente ejecutivo de Ternium México, dijo: “este Festival nos enorgullece porque es un reflejo de nuestros valores. Como empresa latinoamericana, nuestra fortaleza reside en la diversidad de las comunidades donde operamos, en su cultura y en sus historias de vida». Formalmente, Jiménez declaró inaugurada esta nueva edición en punto de las 22:18 horas.

La 12° edición presentará 8 cintas multipremiadas provenientes de 7 países latinoamericanos: la excelente La camarista (México/2018), de Lilia Avilés; la cinta de aventuras y comedia Los buscadores (Paraguay/2017), codirigida por Juan Carlos Maneglia y Tana Shémbori; los dramas de época Rojo (Argentina/2018), de Benjamín Naishtat, y Un traductor (Cuba/2018), de los hermanos Rodrigo y Sebastián Barriuso; El Silencio del Viento (Puerto Rico/2017), de Álvaro Aponte; Violeta al fin (Costa Rica/2017), de Hilda Hidalgo; Sueño Florianópolis (Argentina/2018), de Ana Katz; y Las dos Irenes (Brasil/2017), de Fabio Meira.

El FICL también busca ser un festival muy cercano y, por ello, al finalizar las proyecciones se abrirán espacios de diálogo con expertos y los dos invitados especiales de este año: Rodrigo Barriuso, codirector de Un traductor y Fabio Meira, director de Las dos Irenes.

Basada en hechos reales, Un traductor nos cuenta la historia de Malin, un profesor de literatura rusa de la Universidad de La Habana, quien es separado de su familia y su trabajo para ser reasignado como traductor entre niños y médicos cubanos que empiezan a llegar de la Unión Soviética para recibir tratamiento, luego de haber sido expuestos a radiación en el accidente nuclear de Chernóbil. “Siempre tratamos de verla no como un película sobre nuestro padre y nuestra familia, sino más bien como una historia más universal que encontramos dentro de nuestra familia”, nos platicó Rodrigo Barriuso.

Esta película ambientada en la década de los 80 en Cuba, retoma parte de las memorias de su padre durante este incidente. Rodrigo afirma que la primera vez que él y su hermano Sebastián lo llamaron para decirle que querían contar esta historia, su padre se quedó en silencio por un instante y después rompió en llanto. Actualmente, los hermanos Barriuso trabajan en proyectos por separado, pero no descartan volver a colaborar juntos si surge otra cinta de corte personal. Rodrigo está desarrollado en un largometraje sobre una mujer transgénero cuya determinación e identidad se ponen a prueba cuando se vuelve víctima del Alzheimer.

Por su parte,Las dos Irenes viene de 10 semanas en cartelera en la Cineteca Nacional con 5 mil espectadores. Fabio Meira, quien se declara admirador de El castillo de la pureza (1972), de Arturo Ripstein, y de la filmografía de Luis Buñuel, cree que este éxito está relacionado con las profundas raíces del patriarcado en Latinoamérica. La historia nos presenta a Irene, una niña de 13 años, que un día descubre que su padre tiene una segunda familia y otra hija de su misma edad, también llamada Irene. “Reflexionar acerca de los personajes, las situaciones sociales que vemos, eso nos hace saber más de nosotros mismos”, destacó. Al preguntarle, ¿por qué es importante que el pueblo latinoamericano se mire a sí mismo en pantalla?, el director brasileño citó a Julio García Espinosa, uno de los principales fundadores de su alma mater, el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC): “un país sin imágenes es un país que no existe”.

Este viernes 12 de abril a las 20:30 horas se realizarán dos funciones simultáneas totalmente gratuitas de Un traductor en las Salas 1 y 2 de la Cineteca Nuevo León. Para el resto de las funciones, la venta de boletos será antes de cada función en la taquilla, con un costo simbólico de 30 pesos. Lo recaudado será donado para este organismo. Puedes consultar más detalles sobre la cartelera AQUÍ mismo.

La octava entrega del Festival Ternium de Cine Latinoamericano en Colima se celebrará entre los meses de junio y julio; mientras que la sexta edición en Puebla tendrá lugar en octubre.

Colaborador en Cine PREMIERE | Cinéfilo y lector ecléctico | Entusiasta del anime, el manga y las novelas ligeras.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios