Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Suave patria

Calificación Cine PREMIERE: 1.5
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

04-09-2012

Con una premisa simple, el problema esencial de esta comedia mexicana protagonizada por Omar Chaparro y Adrián Uribe, es que no es muy chistosa.


  • Título original: Suave Patria

  • Año: 2012

  • Director: Francisco Javier Padilla (Ópera prima)

  • Actores: Omar Chaparro, Adrian Uribe, Héctor Suárez

  • Fecha de estreno: 7 de septiembre de 2012

Aún sin poner atención a los primeros créditos de Suave patria, una cosa queda muy clara: el estado de Durango fue un patrocinador de esta película mexicana. Y es que si algo técnicamente está impecable, es la fotografía sobre esos paisajes desérticos de postal. Forzados y dramáticamente innecesarios, pero impecables.

La anécdota de la película es simple: un par de actores soñadores y desempleados son contratados por un mafioso para hacerla de secuestradores. El plan: raptar a la hija de un millonario con el fin de que el villano cobre venganza sobre él. Todo se complica cuando los histriones fallidos descubren que serán culpados de todo y deciden tomar las cosas en sus propias manos y darle la vuelta al plan. La premisa es interesante (o por lo menos tiene el potencial de una comedia de errores sólida) y en términos estrictos de estructura, en realidad no tiene muchos problemas. El conflicto es claro y las acciones se desarrollan con suficiente momentum para interesarnos en lo que seguirá. Incluso lo caricaturesco de algunos personajes, particularmente ese villano con maquillaje marca Austin Powers, es entendible por el estilo de comedia que busca. ¿Cuál es su problema entonces? Que no es muy chistosa.

Los chistes se ven venir a lo lejos, llegan y permanecen ahí colgados en espera de que alguien los encuentre graciosos. En ese sentido, el guión no está a la altura de su propia idea y especialmente de sus actores. Sobre todo Omar Chaparro, pues cuando tiene oportunidad de apartarse de las líneas establecidas, sobresale como un comediante con un potencial excepcional. Quisiera ver lo que él y sus cuates comediantes podrían hacer si tuvieran la libertad de hacer lo que quisieran.

Aquí es fácil especular que si la cinta hubiera adoptado el “método Apatow” de dejar a los comediantes improvisar hasta encontrar las mejores puntadas (aunado a un director que supiera diferenciar entre los chistoso en el set y lo chistoso en la sala), esta película podría haber sido mucho, mucho más que apenas aguantable. Y sobre aquellas innecesarias tomas del desierto, nadie pide que no estén (así se financía el cine en este país y eso es algo bueno), simplemente que encuentren una forma de integrarlas mejor a su trama.

mm

Escritor, director de cine y director editorial en ésta, su amigable vecina publicación de cine, Cine PREMIERE. Nunca perderá la esperanza de una segunda temporada de Studio 60 on the Sunset Strip y Firefly.

Opnion de la comunidad

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios