Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #144 – Depredadores millonarios

El depredador, Locamente millonarios

September 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

La aparición

Calificación Cine PREMIERE: 1.5
Calificación usuarios: 1
Votar ahora:

Por:

07-09-2012

Protagonizada por Ashley Greene, esta película no logra darle punch a las secuencias de horror, donde es más fácil bostezar que prestar atención.


  • Título original: The Apparition

  • Año: 2012

  • Director: Todd Lincoln (Ópera prima)

  • Actores: Ashley Greene, Sebastian Stan, Tom Felton

  • Fecha de estreno: 7 de septiembre de 2012

Las estrategias de marketing y promoción son responsables de muchas decepciones en el cine: vemos el trailer, nos emocionamos y al ver la película descubrimos que los 2 minutos del avance son más interesantes que la cinta entera. Éste es precisamente el caso.

La aparición es el debut de Todd Lincoln, un joven director estadounidense que tiene mucho por aprender. Su Ópera Prima cuenta que en la década de los 70 un grupo de “investigadores de lo paranormal” intentó invocar al espíritu de su desaparecido colega para permitirle acceder al mundo real. Décadas después, 3 estudiantes recrean el experimento con éxito pero no conocen los límites del mismo.

El trío (y el público) no tarda mucho en descubrir que un fantasma intenta incorporarse al mundo de los vivos, o al menos eso se entiende, pues la historia nunca toma un rumbo claro. La dirección de Lincoln se siente nerviosa por abordar su propia trama y pareciera que quiere guardarla en secreto… así vemos como resultado un suspenso sin estructura, aburrido y predecible, que demuestra la falta de visión en guión, cuerpo dramático y como ya mencionamos, dirección.

La inverosimilitud de los personajes salta a la vista en muchas ocasiones, pues por más que se nos haya presentado al grupo de amigos como ávidos de conocimiento e intrépidos, éstos se quedan paralizados viendo cómo poco a poco (en serio, muy lentamente) se acerca su destrucción. ¡Y ya! La sobrevivencia no parece ser un instinto básico en ellos, pero sí que lo es para la producción; sus aspectos técnicos sólo hacen lo necesario para entregar una historia pobre que mantiene el pulso al nivel mínimo necesario para seguir rodando. Bueno, eso es subjetivo.

Los retos actorales han de haber sido enormes para Ashley Greene, Tom Felton, Sebastian Stan y Julianna Guill, pues ante el vacío de este guión es como si sus personajes estuvieran en búsqueda de una historia en la cual desarrollarse. En definitiva, los hoyos en la trama son demasiado evidentes y sus sustentos son meramente efectos visuales, por lo que la culpa debe ser canalizada en todos los sentidos al también guionista Todd Lincoln.

Habrá que esperar qué otra productora le dará a Todd una segunda oportunidad para determinar si verdaderamente es un mal director o las circunstancias en producción destrozaron la cinta hasta su producto final, que no logra construir simples escenas de diálogo, ni darle punch a las secuencias de horror en las que es más fácil bostezar que prestar atención.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios