Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #171 – Planeta Shazam

Nuestro planeta; After, y spoilers de Shazam!

April 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Frankenweenie

Calificación Cine PREMIERE: 4
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

11-10-2012

Frankenweenie, la nueva película de Tim Burton demuestra que el director hace cine sin sentirse desgastado y animándose a nuevas técnicas como el stop motion.

  • Título original: Frankenweenie
  • Año: 2012
  • Director: Tim Burton (Sombras tenebrosas)
  • Actores: Catherine O'Hara, Martin Short, Martin Landau, Winona Ryder
  • Fecha de estreno: 12 de octubre de 2012

Por lo general, el primer enfrentamiento que tenemos con la muerte sucede cuando somos niños, cuando nuestra primera mascota fallece y entonces conocemos un dolor indescriptible; puede ser desde una tortuga hasta un perro y Tim Burton aborda ese capítulo con sutileza en Frankenweenie.

Víctor Frankenstein es un niño inventor, amante de la ciencia. Bien puede estar haciendo películas caseras los fines de semana con ayuda de su mejor amigo Sparky (su perrito), como preparando algún proyecto especial para la escuela. Sin embargo, un día sucede lo peor y Víctor deberá aceptar el triste destino… ¿lo hará?

Así como sucediera con su cortometraje homónimo, Frankenweenie es un claro homenaje al cine de horror clásico, con la historia de Mary Shelley, Frankenstein, como su eje principal. Es así que Burton presenta no sólo a un Sparky regresando a la vida, sino a uno que otro ser terrorífico, pero dentro de una entrañable historia de amistad.

El stop-motion, combinado algunos efectos visuales, logran una comunión perfecta, dándole una atmósfera única a la cinta en donde cada elemento fluye de manera natural; especialmente Sparky en todos sus movimientos caninos, desde correr rápidamente (aún con su trasero regordete) hasta atrapar moscas para comerlas.

El doblaje en español no se queda en un sólo plano, y le otorga a sus personajes características étnicas o modismos de manera única e individual, sin caer en la tropicalización burda.

Pero por otro lado, el 3D nos deja con la sensación que pudo haber dado para mucho más, pues el formato no es tan explotado como lo hemos visto en otras cintas animadas. Y aunque sí hay tomas de profundidad u objetos que se dirigen al público, no propone muchas más cosas. Ya hacia su tercer acto, la cinta se torna más obscura y apela a criaturas terroríficas del cine clásico, lo que puede resultar un tanto perturbador para el público más pequeño.

Quizá Frankenweenie tenga en Tim Burton a un enemigo más que un aliado. Y es que es indudable que el director tiene una base de fanáticos alrededor del mundo; pero al mismo tiempo, en años recientes se ha hecho acreedor de detractores que no encuentran más frescura en sus proyectos o que hablan de que hay mucho reciclaje sin sentido en su estilo. Por estas razones, la película puede generar poca emoción al público en general. En lo personal, me encuentro en el segundo grupo, y considero El gran pez una de sus últimas grandes obras. Ahí sí se percibe una cinta sumamente personal, a raíz de la muerte de su padre. Afortunadamente con Frankenweenie, Burton aborda a su estilo y sello característico pero con una notable diferencia: no se siente forzado como en sus anteriores proyectos (Sombras tenebrosas, por ejemplo).

Existe un interesante discurso que poco se explota en cintas infantiles y Frankenweenie lo aborda de manera interesante: la ciencia y la experimentación. Probablemente tratándose de otra película animada, el mensaje final habría sido que gracias a la magia, fe o amor que hay en las estrellas –o cualquier otro elemento “fantástico”– todo puede hacerse realidad, relegando a la ciencia a un segundo plano. Pero aquí van de la mano: hay un método científico, una teoría y un experimento que nunca van peleados con la creencia en uno mismo.  

Hay un momento en la película, en que el profesor Rzykruski le dice a Víctor que su experimento científico funcionó porque utilizó sus conocimientos, y porque también tenía su corazón puesto en él. Y al final, así se siente Frankenweenie; el Tim Burton desgastado en su estilo y en su narrativa, creyó en su proyecto, uno de los más personales y funcionó, algo que estuvo muerto, ahora “¡está vivo!” diría Víctor Frankenstein.

Como detractor podría decir que Burton recicla su cortometraje, pero aquí la virtud radica en su lado artístico, aquel que le mereció una exposición en el MOMA de NY; le permitió volver a sus raíces sencillas, recrear una idea y volverla entrañable, y en eso no hay nada que se le pueda reprochar.

Al final, la película no queda simplemente en un homenaje al cine clásico de horror, Frankenweenie resulta un vehículo para todo el que fue niño y tuvo una mascota, recordar la compañía que tuvimos mientras andábamos en bicicleta o el fiel ayudante que usamos en nuestras películas caseras. Es un vínculo que Tim Burton retrata honestamente, sin exageraciones o estilos vacíos, porque todos tuvimos una primera mascota; sea pez, tortuga, gato, perro o hámster.

Stanley Kubrick alguna vez dijo "Para tener una visión más amplia, no sólo vean cine bueno, también el malo" obvio le hice caso en lo segundo y es muy divertido.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios