Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Columnas REVISTA

Las 10 infamias del 007

Por:

27-10-2012

La otra cara de la moneda. A pesar de tratarse de una de las series más exitosas en la historia del cine (ciertamente la más longeva), las 22 películas del Agente 007 incluyen por lo menos diez escenas que le ponen los pelos de punta hasta al más leal de sus fanáticos:   #1 LA […]

La otra cara de la moneda.

A pesar de tratarse de una de las series más exitosas en la historia del cine (ciertamente la más longeva), las 22 películas del Agente
007 incluyen por lo menos diez escenas que le ponen los pelos de punta hasta al más leal de
sus fanáticos:

 

#1 LA “BONDOLA”.

007: Misión Espacial (1979)

Esta es la secuencia en la que el Agente 007 decide dar un
paseo por los canales de Venecia. Adivinando la posibilidad que nuestro héroe
sea víctima de un atentado durante sus vacaciones, el MI6 lleva a
cabo la no despreciable inversión (en tiempo y dinero) para proveerle una
góndola con todo tipo de aditamentos, incluyendo la habilidad de navegar sobre agua y tierra (para sorpresa de turistas, pichones, villanos y meseros).

 

 #2 EL “MANDIBULAS” VUELA POR LOS AIRES

007: Misión Espacial (1979) a los 0:40

 

Justo cuando James Bond y su acompañante deciden tomar un descanso para admirar el pasiaje de Río de Janeiro el Mandíbulas ataca de nuevo, ejecutando un salto digno de cualquier campeón Olímpico (sin tomar ningún tipo de vuelo, por cierto).

 

#3 EL “MANDIBULAS” SE ENAMORA  (EN EL ESPACIO, NADIE TE PUEDE ESCUCHAR GRITAR).

007: Misión Espacial (1979)


Esta es la secuencia en que uno de los villanos más sádicos en la historia del cine súbitamente se enamora de una pequeña rubia (con trenzas y frenos dentales) y decide pasarse del lado de los buenos. La escena en que se muestra al gigante lanzando a su amada por los aires (rodeados por los cadaveres de los astronautas que cayeron en la batalla espacial) es prueba de que no existe un mal lugar o circunstancia para que florezca el amor cinematográfico (siempre y cuando haya con que brindar).

 

#4 EL GRITO DE “TARZAN”

007: Octopussy contra las chicas mortales (1983) a los 4:20

Cuando James Bond es perseguido por Kamal Kahn y sus
hombres, decide que la manera más discreta para escapar de ellos es lanzándose de un
árbol a otro y gritando a todo pulmón como el famoso “Rey de la Selva”.

 

#5 EL 007 Y LOS BEACH BOYS

007: En la mira de los asesinos (1985)

Los productores decidieron agregarle sabor a la secuencia en
que el Agente 007 es perseguido por los soldados Soviéticos en Sibera, con
música de “surfing” de los Beach Boys. Después de ver esto, ¿quen podría quejarse de que nadie tome en serio a Roger Moore en el papel del asesino al
servicio secreto de su Majestad?

 

#6 MAY DAY SE CAMBIA DE BANDO

007: En la mira de los asesinos (1985)

Uno pensaría que con el cambio del “Mandíbulas” hacia el
lado de los buenos habríamos tenido más que suficiente.

 

#7 BORIS GRISHENKO

007: Goldeneye (1995)

Francamente nunca entendí a este seudo-villano. No es
simpatico ni amenazante y se le da más tiempo en pantalla que a cualquier otro
malvado  de la serie. Sus innumerables
close-ups son lo peor de esta cinta que, por lo demás, es basante aceptable.

 

#8 MADONNA

007: Otro día para morir (2002)

Licencia (revocada) para actuar. La peor canción de la
serie, por mucho.

 

#9 EL AUTO INVISIBLE Y EL RADAR PARA AUTOS INVISIBLES

007: Otro día para morir (2002) a los 0:55

Para coincidencias: en esta escena, el agente interpetado por Pierce Brosnan
decide conducir su auto invisible justo en el momento en que su archienemigo se
encuentra manejando un Jaguar que cuenta con radar para detectar autos invisibles. 

Moraleja: si incluyes en tu película uno de los autos más hermosos que jamás han existido, es mejor hacerlo visible.

 

#10 LA MEGA OLA

007: Otro día para morir (2002)

Por lo menos a esta escena no le pusieron de fondo la música
de los Beach Boys (quien quita y habría quedado mejor). El hecho de que al principio de esta cita se muestren tomas sensacionales de olas verdaderas, solo sirve para hacer que esta se vea más falsa.

 

¿Qué te parece esta selección de momentos lamentables? ¿Nos
faltó inclúir alguno?

 

Es escritora, fotógrafa, cineasta y vive en Hollywood con su esposo y su traviesa cachorrita Airedale. Promete estar más activa en Twitter y espera que el guión que escribió con su hermano se convierta en película.

Notas relacionadas

Comentarios