Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #163 – Chilis Battle Angel

Battle Angel: La última guerrera; la revista impresa de febrero y una entrevista con Bárbara Enriquez.

February 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Operación Skyfall

Calificación Cine PREMIERE: 4.5
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

01-11-2012

Sam Mendes regresa con el estilo clásico de las películas de James Bond, de la mano de Daniel Craig y Javier Bardem que sorprenden con sus actuaciones.

  • Título original: Skyfall
  • Año: 2012
  • Director: Sam Mendes (El mejor lugar del mundo)
  • Actores: Daniel Craig, Javier Bardem, Judi Dench, Ralph Fiennes
  • Fecha de estreno: 1 de noviembre de 2012

Desde el primer cuadro de Operación Skyfall nos podemos dar cuenta que estamos ante una cinta diferente de James Bond: la sombra del agente 007, desenfocada, se acerca hacia un primer plano, todo en sombra deja ver únicamente su mirada, atenta y lista para la misión.

El cineasta Sam Mendes logra algo que pocas veces se ven en franquicias que cambian de director: darle un nuevo giro, una nueva ambientación pero disolviendo lentamente de las cintas previas, tanto para el público general como para los más expertos conocedores de Bond.

Es así que la primer secuencia resulta una misión tosca, con bajas, choques aparatosos, un agente que se ensucia, autos que caen como fichas, vagones de trenes partidos a la mitad; pero Sam Mendes comienza a darle al agente doble cero un estilo, una sobriedad que comienza a recuperar, que había perdido en las 2 primeras entregas de Daniel Craig.

Aunque el actor inglés ha sabido adoptar muy bien al personaje, es en Operación Skyfall donde se desenvuelve mucho mejor, con un diseño de vestuario pulcro, con trajes hechos total y absolutamente a la medida y un timing perfecto con cada uno de los actores que participa.

Judi Dench sigue estando a la altura de cada interpretación que ha realizado de M, pero es en Operación Skyfall donde Mendes profundiza más sobre su personaje y la relación con Bond, lo que irónicamente la convierte en la chica Bond principal de la cinta.

En el caso del resto de las chicas Bond, el personaje interpretado por Bérénice Marlohe queda a deber como la sensual y misteriosa Sévérine, pues aunque llega a profundizar en su personaje, nunca nos sentimos identificados con su dolor. Caso contrario el de Naomie Harris como la agente de campo Eve, ya que en cada escena que comparte con Daniel Craig es –por más cliché que suene– dinamita pura, logrando diálogos que no veíamos desde hace mucho tiempo.

Conforme avanza la trama, Sam Mendes disuelve poco a poco las anteriores cintas del agente 007 y regresa al estilo clásico, pero sin perder la modernidad de los tiempos en donde se desarrolla. El ritmo va desacelerando y la introducción de (Silva) Javier Bardem es única. Aquí podemos percibir el pasado teatral de Sam Mendes, en donde no necesitamos grandes escenarios o enormes explosiones que terminen en la presentación del villano principal, simplemente se necesitó una conversación entre James Bond y Silva para mostrar el lado obscuro del antagonista.

Un aspecto que sin duda es único de Operación Skyfall y que sobresale del resto de las otras películas de James Bond, es el lado cinematográfico. La fotografía a cargo de Roger Deakins es sencillamente el mejor sello que deja esta cinta. Estamos ante un acercamiento al Sam Mendes de Belleza americana, en donde teníamos aquella casa totalmente blanca, bajo la lluvia, y donde lo único que resaltaba era el rojo intenso de la puerta; aquí en Operación Skyfall tenemos la obscuridad de Shanghai irrumpida por un departamento en tonos dorados, o una pelea donde sólo observamos las siluetas de los protagonistas.

Un aspecto que daba para más era el score, del nominado al Oscar Thomas Newman –y compositor de cabecera de Sam Mendes– donde entrega piezas cargadas de acción pero que nunca sobresalen, y que bien podrían pertenecer a cualquier otro soundtrack. Quien conoce el trabajo de Newman, sabe que pudo haber logrado algo más representativo. 

Estamos ante un James Bond que regresa a sus raíces de la mano de un director británico caracterizado por sus cintas de autor; es así que tenemos una película que será la recompensa para sus más fieles fans, mientras que para el público no acostumbrado al agente doble cero, estarán ante una cinta de espionaje clásico con elementos reales y novedosos, todo lo que encierra un nombre: Bond, James Bond.

Stanley Kubrick alguna vez dijo "Para tener una visión más amplia, no sólo vean cine bueno, también el malo" obvio le hice caso en lo segundo y es muy divertido.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios