Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #206 – Zapata Story

Marriage Story y Esto no es Berlín

December 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Moonrise Kingdom Un reino bajo la Luna

Calificación Cine PREMIERE: 5
Calificación usuarios: 4
Votar ahora:

Por:

05-12-2012

Wes Anderson nos muestra el amor juvenil de forma sencilla, brillante y honesta, con las actuaciones de Bruce Willis, Edward Norton y Bill Murray.

  • Título original: Moonrise Kingdom
  • Año: 2012
  • Director: Wes Anderson (Viaje a Darjeeling)
  • Actores: Murray, Edward Norton, Frances McDormand
  • Fecha de estreno: 7 de diciembre de 2012

Quienes conozcan al director Wes Anderson y estén familiarizados con su obra, sabrán perfectamente qué esperar de la película; su estilo visual, el feeling de su narrativa, sus personajes excéntricos –sin parecer irreales–, todo está ahí… Esta historia de amor juvenil brilla por su sencillez, la honestidad de su trama y la autenticidad de sus protagonistas. La historia trata sobre Suzy (Kara Hayword, quien sorprende por lo contundente de su actuación), una adolescente que huye de casa para reunirse con Sam (Jared Gilman, una gran promesa de la actuación), quien a su vez escapa de su campamento de Boy Scouts. Aunado a estos interesantes personajes, el elenco conformado no sólo por sus sospechosos comunes (Jason Shwartzman y Bill Murray como el papá de Sam), sino por grandes estrellas que cumplen con creces (Bruce Willis y Edward Norton, un policía y el líder de los Boy Scouts, respectivamente).

La claridad del guión nos involucra de inmediato con la historia, haciéndonos no sólo parte de ella, sino cómplices. Esto en gran medida se logra gracias a la envolvente cinematografía característica del director, su paleta de colores que ilumina cada toma con un toque nostálgico y, por supuesto, la cuidadosa selección musical que funge como un personaje más en la historia. Sin embargo, fuera de que su producción sea impecable y que tenga un estilo único (mención especial a su atractiva recreación de los años 60), el mayor acierto de la cinta es que tiene mucho corazón.

El sentido del humor quizá no es para todo público (como es común en las
cintas del realizador), pero sí tiene momentos genuinamente hilarantes
construidos a partir de una cuidadosa dirección y una elaborada creación
de personajes, tanto por parte de los guionistas –el propio director y
Roman Coppola– como de los actores. Mención especial a Bill Murray y
Edward Norton, quienes poseen el título de los mejores chistes de la
cinta.

La película es un deleite visual y narrativo que explora la pérdida de la inocencia y Wes Anderson traza un cuento de hadas que todos quisiéramos creer o experimentar. Aunque el dramatismo de la cinta se eleva hacia su tercer acto, lo que nos deja es una sensación de esperanza y una gran sonrisa. Se podrá argumentar que no es la mejor cinta de neoyorquino, pero puede ser la más accesible para una audiencia más amplia. Al final del día, una cosa es un hecho: la película no recuerda a nada (salvo a las obras anteriores de Anderson, por su marcado estilo); se siente fresca y original. Y eso, hoy en día, es algo muy complicado de lograr.

Siempre ha sido una ñoña… incluso antes de que se considerara cool. Fue editora de Cine PREMIERE por 5 años y luego buscó nuevos horizontes en una pequeña empresa llamada Google donde ahora es Gerente de comunicación para México, Centroamérica y Caribe.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios