Revsita del Mes Suscríbete
CP99 – Cómo cortar a tu Hulk Hogan

Blade Runner 2049, Cómo cortar a tu patán y Nobody Speak: Trials of the Free Press

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Jugando por amor

Calificación Cine PREMIERE: 2.5
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

19-12-2012

El nuevo filme de Gabriele Muccino quiso ser todo: comedia romántica, drama familiar y filme de redención atlética, pero sólo triunfa en una de ellas.


  • Título original: Playing for Keeps

  • Año: 2012

  • Director: Gabriele Muccino (Baciami ancora)

  • Actores: Gerard Butler, Jessica Biel, Uma Thurman

  • Fecha de estreno: 20 de diciembre de 2012

¿Una película sobre la redención de un inmaduro ex futbolista? ¿Un drama familiar? ¿Una chusca comedia sobre lujuriosas amas de casa en los suburbios?

El nuevo filme de Gabriele Muccino (En busca de la felicidad) parece navegar confusamente entre estas 3 interrogantes. De pronto, Gerard Butler­ – quien fuera alguna vez el gran rey Leónidas de 300 (This. Is. Sparta!)– ya no es un canalla con las mujeres (véase La Cruda verdad), sino George Dryer, un exatleta que lucha por recuperar a su hijo, al mismo tiempo que se quita de encima a las vecinas, al mismo tiempo que intenta iniciar una carrera como comentarista deportivo, al mismo tiempo que quiere ganarse a su exesposa, al mismo tiempo que entrena a un equipo infantil de soccer, al mismo tiempo que madura… todo esto en una hora con cuarenta minutos.

Afortunadamente, y a pesar de sus problemas con el tono, Jugando por amor (Playing for Keeps) cuenta con esos actores que siempre son agradables al público, aunque a veces participen en filmes desafortunados. Por un lado, tenemos a Jessica Biel como la exesposa Stacie, una de sus interpretaciones dramáticamente más creíbles y sensibles. Su problemática familiar y amorosa con George es la subhistoria más interesante y mejor aprovechada. La química con Butler es buena y ambos sacan de sí la suficiente ternura como para que el espectador se pregunte por qué era necesario meter todo lo demás.

Por su parte, y en lo que pareciera ser una película diferente, se encuentran las 3 desperate housewives: Judy Greer, Catherine Zeta-Jones y Uma Thurman madres de los niños del equipo de futbol que no pueden quitarle las manos de encima a George. Cada una logra dejar claro su perfil seductor específico: la tímida codependiente, la exitosa chantajista y la esposa trofeo ignorada; sin embargo, no se puede evitar sentir a estos personajes un tanto atrapados en el guión y desperdiciados. En lugar de un serio obstáculo para la maduración de George, acaban por ser sólo piedritas chuscas en el zapato, erráticas pero fáciles de sacar.

La historia es predecible, pero tiene momentos carismáticos. Grabando sus demos caseros para enviarlos a las grandes cadenas de televisión, ese George desaliñado y en bancarrota (que por unos segundos maneja la mirada desamparada al puro estilo de Will Smith) se gana al público en los primeros minutos. Sin embargo, el cambio de tono y el salto de lo serio a lo no serio lo pierde conforme avanza la película.

Una comedia en busca de identidad, será entretenida para quienes gusten de las historias de padres que luchan por su familia, y será decepcionante para quienes esperen reírse mucho.

mm

Periodista, editora en Cine PREMIERE y bailarina frustrada en sus ratos libres. Gustosa del cine, la literatura, el tango, los datos inútiles y de la oportunidad de desvelarse haciendo lo que sea.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios