Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Siete años de matrimonio

Calificación Cine PREMIERE: 2.5
Calificación usuarios: 2
Votar ahora:

Por:

23-01-2013

La comedia romántica de Joel Nuñez tiene buen ritmo pero no logra zafarse del todo de los estereotipos.


  • Título original: 7 años de matrimonio

  • Año: 2012

  • Director: Joel Nuñez (Ópera prima)

  • Actores: Ximena Herrera, Víctor González

  • Fecha de estreno: 25 de enero de 2013

La ópera prima del inversionista y ahora director Joel Núñez es un vistazo a ese “primer mundo” mexicano que generalmente se encuentra ausente en nuestro cine. Los modernos edificios de Santa Fe, las plazas de Polanco, el patrimonial centro de Oaxaca y sus exclusivas playas son los escenarios principales de la historia de Ana (Ximena Herrera) y Alberto (Víctor González), un matrimonio que deberá luchar contra la inevitable rutina.

Selectas marcas de tarjetas de crédito, de ropa y de autos hacen su aparición en un no tan sutil product placement, que nos recuerda constantemente que en esta comedia romántica no hay lugar para la pobreza o la miseria existencial. Más bien, explora desde el lado nice los cambios en las relaciones de pareja a través del tiempo, con un inicio entretenido, una trama que se debate entre lo real y lo cliché y una escena final no muy bien lograda. 

En Siete años de matrimonio, el final feliz frente al altar es tan sólo el inicio. Ana y Alberto se casan, pero conforme pasan los años su dinámica matrimonial se va modificando, debido a  la monotonía que nace de cualquier convivencia a largo plazo. Como bien nos informa Luna, el personaje de Yolanda Andrade (quien también es coproductora del filme), las personas y las circunstancias se transforman cada 7 años. Las células del cuerpo se renuevan, por lo cual biológicamente dejamos de ser los mismos, de tener los mismos gustos y, por tanto, metas. En otras palabras, no es lo mismo la luna de miel que 7 años después.

A pesar de los baches en actuación, sobre todo en la escena de la boda, el filme mantiene un buen ritmo desde el inicio. Resulta divertido observar como una situación cotidiana, como es la de la rutina matutina, va cambiando dependiendo de los años que los personajes lleven de casados. Los chascarrillos de Pepe (Roberto Palazuelos), el mejor amigo de Alberto, también logran sacar varias sonrisas, aunque su personaje a veces caiga en el estereotipo del hombre que le teme al compromiso.

Sin embargo, aunque podemos encontrar una mayor realismo en las subtramas (protagonizadas por actrices de la talla de María Sorté y Jaqueline Andere), la historia de Ana y Alberto no está exenta de clichés que le quitan profundidad: un enamorado de carácter intachable que es víctima de un enredo, un mejor amigo mujeriego que no cree en el amor (hasta que la típica chica inteligente lo cambia para siempre) y una escena final telenovelesca, con aplausos y fuegos artificiales, que a pesar de la relevancia de sus diálogos no puede menos que sentirse fuera de lugar.

mm

Periodista, editora en Cine PREMIERE y bailarina frustrada en sus ratos libres. Gustosa del cine, la literatura, el tango, los datos inútiles y de la oportunidad de desvelarse haciendo lo que sea.

Opnion de la comunidad

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios