Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Columnas REVISTA

Beyonce: ¿es una diva o tiene los pies sobre la tierra?

Por:

06-05-2013

Me encuentro en Londres para converser com Beyonce. Es la misma semana en que se filtraron reportes que describen las “exigencias de diva” que supuestamente están incluidas en el contrato de su tour. Entre la lista se encuentran popotes de titanio que cuestan $900 dólares y papel de baño rojo en cada uno de los […]

Me encuentro en Londres para
converser com Beyonce. Es la misma semana en que se filtraron reportes que
describen las “exigencias de diva” que supuestamente están incluidas en el
contrato de su tour. Entre la lista se encuentran popotes de titanio que
cuestan $900 dólares y papel de baño rojo
en cada uno de los lugares en que se
presente. Recordando las tres veces que la he entrevistado por sus papeles
fílmicos, me doy cuenta que parecía alguien dulce y con los pies bien puestos
sobre la Tierra, así que me cuesta imaginar que los rumores sean ciertos.
Después de todo los chismes de tabloide que indicaban que había exigido $6,000
dólares de puros y alcohol para su maridito Jay-Z en el Súper Tazón fueron
tachados de ficción sensacionalista por un vocero de la NFL.

Por otro lado, me entero que el
día anterior canceló todas sus entrevistas, incluso las de los periodistas que
habían cruzado el mundo entero para verla. Nuestra cita está programada para
las 5 de la tarde, pero el día comienza a las 7 de la mañana con el arribo de
sus equipos de audio y producción (colocan reflectores y luces que garantizan
que se vea de lo mejor en las fotos) y seis guardaespaldas que piden cadenas de
terciopelo. “¿Para qué?”, preguntamos. “Ah, para controlar a la gente claro
está. Suelen ponerse como locos y perder el control cuando ven a Beyonce”
. ¿En
serio? ¿No saben que las personas que entrarán al cuarto son periodistas
profesionales que se dedican a entrevistar personalidades y que no se
impresionan tan fácil? ¿Y qué hay de los chavos afuera del hotel con sus
libretas de autógrafos? No están esperando a Beyonce: son trekkies que esperan
poder ver al reparto de Star Trek,
quien se encuentra en la ciudad para
el estreno de la cinta en el Reino Unido.

Finalmente y sin las cuerdas,
Beyonce llega una hora y media tarde pero sin la actitud de estrella
.
Sorpresivamente ofrece respuestas directas a las preguntas personales, así como
sobre su nueva película animada, una épica fantástica llamada Epic en la
que da voz a la Reina Tara, un personaje cero diva. Su rostro brilla cuando
habla sobre su hija Blue, de 16 meses, y admite que al principio fue todo un
reto lidiar con su carrera y la maternidad. “Después de dar a luz hay un
momento de redescubrimiento cuando te aseguras de aún tener metas y de cuidarte
a ti misma como mujer”, dice. “Es algo con lo que batallé: asegurarme de seguir
siendo una mujer fuerte y también darle tiempo a mi bebé y balancear los dos”.

Su gira se titula Mrs. Carter
Show World Tour
como un tributo a su marido, cuyo nombre real es Shawn Carter.
“La llamo asó porque siento que crecí y soy una mujer casada. Es mi nombre, es
quien soy y me enorgullece. Es el nombre de mi hija y creo es lo que me define
ahora”. Nos regala esa sonrisa del millón de dólares, un abrazo y sale por la
puerta con todos sus acompañantes, quienes de seguro no pueden caber en el
helicóptero que espera para llevarla de regreso a la arena O2 para su
concierto.  Y aún no puedo responder a la pregunta: ¿es toda una diva o
tiene los pies sobre la Tierra? ¿Ustedes qué opinan?


I’m here in London to meet with Beyonce in what turns out to
be the same week reports leak out about the “diva demands” supposedly written
into her current tour contract
  –
including $900 titanium drinking straws and red toilet paper at every venue.
Thinking back to the three previous times I’ve interviewed her for various film roles, she was so sweet and
down to earth, it’s hard to imagine this is true. After all, tabloid claims
that she demanded $6,000 worth of imported cigars and booze for hubby Jay-Z at
the Super Bowl were denounced by an NFL spokesman as “pure pulp fiction.”

On the other hand I hear that the day before, she cancelled
all interviews
, even for journalists who had flown in from around the world
just for her. Our time slot is set for 5 p.m., but the day begins with the
arrival at 7 a.m. of her sound and production team (to put up reflectors and
lights to ensure she would look her best in photographs) and 6 burly security
guards who request velvet ropes. “What for?” we ask.  “Oh crowd control, of course.
People tend to get very excited and lose control when they see
Beyonce.”  Seriously? Do they
not realize that the people going through the room will be seasoned
professionals after all, who interview A-list celebrities for a living, and
trust me, are not that impressed. And those kids outside the hotel entrance
with autograph books? They aren’t waiting for Beyonce – they’re Trekkies hoping
for a glimpse of the Star Trek cast in town for the U.K.premiere…

Finally and with no ropes in place, Beyonce arrives an hour
and a half late but without any star attitude at all and she’s surprisingly
forthcoming in response to personal questions
as well as her new animated fantasy film Epic in which she voices the very NON-Diva Queen Tara. She glows when she talks about
her 16 month old daughter Blue, admitting that at first it was challenging for
her to deal with both her career and motherhood. “After giving birth there’s a
moment of rediscovery when you are making sure you still have your goals and
still take care of yourself as a woman,” she says. “That was something I struggled
with—-making sure I was still this strong woman and also making time for my
child and balancing the two.”

Her tour is called the Mrs. Carter Show World Tour in tribute to
her husband, whose real name is Shawn Carter. “I’m calling it that because I
feel like I have grown and I am a married woman. It is my name, it is who I am
and I am proud of it. It is my daughter’s name and it feels like who I am right
now.” She smiles that million dollar smile, gives a quick hug and sweeps out
the door with her expansive entourage
– all of whom cannot possibly fit into
the waiting helicopter that will take her back to the O2 arena for her show.
And I still have no idea, so down to earth in person, could she really be such
a diva? What do you think?

mm

Periodista independiente por más de 16 años (en Cine PREMIERE desde 2006). Se especializa en anime, comics, doblaje, tecnología y videojuegos. Sus sagas favoritas: Doctor Who, Star Trek y Star Wars. Batimaníaco, geek ochentero y hardcore gamer.

Notas relacionadas

Comentarios