Revsita del Mes Suscríbete
CP99 – Cómo cortar a tu Hulk Hogan

Blade Runner 2049, Cómo cortar a tu patán y Nobody Speak: Trials of the Free Press

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

El último exorcismo Parte II

Calificación Cine PREMIERE: 1.5
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

15-05-2013

The Last Exorcism Part II es una película con un guión débil, aburrido y anticlimático. Su único punto positivo es la protagonista Ashley Bell.


  • Título original: The Last Exorcism Part II

  • Año: 2013

  • Director: Ed Gass-Donnelly (Small Town Murder Songs)

  • Actores: Ashley Bell, Julia Garner

  • Fecha de estreno: 17 de mayo de 2013

La posesión demoníaca es un tema que asusta a mucha gente por principio y Hollywood parece estar muy consciente de esto, no por nada lanza películas de esta temática continuamente.

Esta vez tenemos El último exorcismo Parte II, la secuela directa de la película del 2010 donde se documentaba el exorcismo de una joven llamada Nell en Louisiana. Esta segunda parte, la cual abandona el género found footage con el que se realizó la primera, comienza con Nell llegando a una casa para niñas necesitadas, donde intenta rehacer su vida después del traumático exorcismo. Sin embargo el demonio Abalam tiene otros planes…

El último exorcismo Parte II es una película extraña. Esto lo digo en un sentido muy específico, ya que lo confuso es la mera existencia de la película. No sólo es la secuela más innecesaria en la historia del género, sino que es la primera película de posesión demoníaca que veo abandonar su subgénero completamente. Para explicar esto con claridad: Nell no está poseída en esta secuela. ¿Sabes qué sucede en una película de posesión donde no hay una posesión? Nada. Absolutamente nada.

Es por esto que El último exorcismo Parte II se ganó el puesto de ser la película de horror más aburrida que he visto en mucho tiempo. La trama consiste únicamente en Nell pasando su día a día, a veces viendo gente enmascarada y escuchando voces que aseguran que el demonio va a regresar por ella. Eso es todo.

Las apariciones y eventos sobrenaturales son demasiado débiles y arbitrarios como para ser resonantes, y para colmo, los únicos momentos que podrían dar miedo suceden fuera de cámara. Después de un rato, era más interesante ver qué situación inverosímil el guionista inventaría para pasar el tiempo. Todo esto culmina con un final anti-climático que no le hace ningún favor a una historia de por sí aburrida.

La única razón por la que la historia no desvanece por su propia inmaterialidad es que alguien hizo un excelente trabajo de convencer a Ashley Bell (Nell) que la película valía la pena. Bell hace un muy buen trabajo como Nell a pesar de ser obligada a decir líneas de diálogo que avergonzarían a cualquiera. De alguna forma logra que Nell sea un personaje genuinamente entrañable y—aún más impresionante—casi logra que le importe a la audiencia lo que le suceda.

Por el otro lado, los demás actores parecían estar fuertemente medicados durante la filmación, y como los personajes secundarios tienen una total falta de dimensión, todos parecen marionetas que no quieren estar ahí. No se les puede culpar, ya que no había personajes que interpretar, sólo líneas terribles que decir. Spencer Treat (Chris) en particular se veía tan incómodo que era casi chistoso verlo interactuar con Nell.

Debo admitir que tiene un estilo cinematográfico muy particular, y cuenta con un par de momentos visualmente interesantes, especialmente en la última escena. Pero al final, El último exorcismo Parte II es una película de posesión con una inexplicable falta de posesión, lo cual la deja seca en términos de trama y sustos.

Este texto fue ideado, creado y desarrollado al mismo tiempo por un equipo de expertos trabajando en armonía. Todos juntos. Una letra cada uno.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios