Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

El abuelo sinvergüenza

Calificación Cine PREMIERE: 2
Calificación usuarios: 2.5
Votar ahora:

Por:

27-11-2013

A Jackass Presents: Bad Grandpa, le sobra una trama que intenta ser entrañable y tener corazón. La protagoniza Johnny Knoxville como Irving Zisman.


  • Título original: Jackass Presents: Bad Grandpa

  • Año: 2013

  • Director: Jeff Tremaine (Jackass 3D)

  • Actores: Johnny Knoxville, Jackson Nicoll

  • Fecha de estreno: 29 de noviembre de 2013

Si están familiarizados con las películas de Jackass, ya conocen a este personaje y saben más o menos qué esperar. Básicamente, la premisa es: Johnny Knoxville se viste de viejito y sorprende a la gente en la calle haciendo y diciendo cosas que no esperarías de alguien de edad avanzada.

Para El abuelo sinvergüenza (Jackass Presents: Bad Grandpa), sin embargo, el formato es diferente y lo que solían ser sketches de cámara escondida, ahora es la historia de Irving Zisman, un abuelo que debe llevar a su nieto a reunirse con su padre. Con todo y vueltas de tuerca, momentos “entrañables”, obstáculos a superar y una relación en desarrollo entre un pequeño y un anciano. Siguen habiendo bromas a inocentes extraños, pero todas giran alrededor de una trama que poco tiene que aportar.

Y es que lo que funciona en las películas de Jackass no son únicamente las bromas y stunts de aquel grupo de amigos, sino las mismas interacciones entre ellos. Lo que nos hace reír no es que se caiga un tipo en un  hoyo lleno de serpientes de plástico. No, lo que funciona de eso es que es específicamente Bam Margera (a quien le aterran esos animales) quien cae. Y es efectivo no porque lo veamos sufrir, sino porque sus amigos están alrededor muertos de risa. Y esa risa es contagiosa. Y ése sentido de diversión, de “a ver quién gana” en términos de ojetadas, es precisamente lo que le hace mucha falta a este abuelo sinvergüenza. O, por lo menos, que pudiéramos ver diferentes reacciones de varias de sus víctimas. Pero con ese afán de mantener a flote una narrativa que sobra, sólo podemos ver una.

Querer meter a fuerzas esa narrativa tradicional fuerza al guión a intentar darle a Irving un corazón. De hacerlo entrañable y de que nosotros, como público, queramos verlo feliz y cuidando de su nieto. Pero como público no estamos aquí, en Jackass presenta: Un abuelo sinvergüenza, para ver una historia entrañable, con corazón, ni para ver a nadie feliz superando adversidades y obstáculos.

La única secuencia que sí habría que resaltar, y que prácticamente por esa sola vale la pena la entrada (y las 2 estrellas), es la del niño disfrazado de participante en un concurso de belleza para niñitas. Ése segmento sí llega a las expectativas que teníamos del abuelo. Pero nada más.

mm

Escritor, director de cine y director editorial en ésta, su amigable vecina publicación de cine, Cine PREMIERE. Nunca perderá la esperanza de una segunda temporada de Studio 60 on the Sunset Strip y Firefly.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios