Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Frozen Una aventura congelada

Calificación Cine PREMIERE: 4
Calificación usuarios: 4
Votar ahora:

Por:

19-12-2013

Con una historia que desafía el esquema tradicional del género de princesas, Frozen de Disney se coloca a la cabeza de las películas animadas del 2013.




  • Título original: Frozen

  • Año: 2013

  • Director: Chris Buck (Los reyes de las olas), Jennifer Lee (Ópera prima)

  • Voces inglés: Kristen Bell, Idina Menzel

  • Fecha de estreno: 19 de diciembre de 2013



Frozen Una aventura congelada, de los directores Jennifer Lee (guionista de Ralph el Demoledor) y Chris Buck (Locos por el Surf), es un cuento musical animado protagonizado por 2 princesas que no necesitan de ningún tipo de príncipe para volverse reinas, congelar y descongelar el reino, tener aventuras y enfrentar adversarios.

Elsa y Anna (en la voz de Carmen Sarahí y Romina Marroquín) se unen a esa nueva casta de heroínas con corona de Disney, lo suficientemente libres de espíritu como para ganarse su propio “felices para siempre”… sin importar el clima.

Inspirada en el relato de La reina de las nieves, de Hans Christian Andersen (aunque no quedó mucho del cuento original), la película se ubica en el ficticio reino nórdico de Arendell. Elsa es la princesa mayor, heredera al trono; pero esconde un poder que no controla del todo y que termina por aislarla de su hermana menor, Anna, y del resto del mundo: es capaz de congelar los objetos a su alrededor, con un simple toque o movimiento de sus manos. Las princesas, antes mejores amigas, crecen alienadas.

Sin embargo, el castillo abre sus puertas el día de la coronación y todo cambia: una discusión entre ellas –que involucra a un príncipe– desata el poder de la nueva reina, quien huye tras sumergir a Arendell en un invierno permanente.

A partir de ahí, la travesía de Anna en busca de su hermana decanta en una historia de amor fraternal que desafía la fórmula tradicional del género de princesas. En medio de un universo de nieve de ensueño, de envolventes paisajes acristalados (brillantes en la animación 3D), la narración se vuelca en la complicada relación de las heroínas, tanto o más que en el romance de Anna.

Aunque su desarrollo tal vez no tenga ese toque de “cuento de hadas legendario”, como sucede en los clásicos del estudio del ratón, Frozen lo compensa con un guión lleno de acción y de pequeños giros inesperados que le añaden frescura y autenticidad, con personajes que logran ganarse la simpatía (pero que quizá apelen más a un público femenino). Entre ellos se encuentran Olaf, un muñeco de nieve que sueña con conocer el calor; Kristoff, un solitario vendedor de hielo, y su reno, Sven. En este trío recae la mayor parte de la comicidad.

Es cierto que se extraña la presencia de un buen villano y que los detalles de la línea de acontecimientos, aunque bien cuidados, desaparecen de la mente una vez se sale de la sala. Pero incluso así, Frozen se ha puesto a la cabeza de las películas animadas del 2013, con su CGI de vistas despampanantes, su música (de los compositores de Broadway Robert López y Kristen Anderson-López) sus disímiles princesas y su fresco giro del tradicional cuento de hadas.

mm

Periodista, editora en Cine PREMIERE y bailarina frustrada en sus ratos libres. Gustosa del cine, la literatura, el tango, los datos inútiles y de la oportunidad de desvelarse haciendo lo que sea.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios