Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #205 – Ya viene Star Wars

Ya casi regresa Star Wars.

December 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

La increíble vida de Walter Mitty

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 3
Votar ahora:

Por:

23-12-2013

The Secret Life of Walter Mitty de Ben Stiller es una historia de difícil categorización, visualmente atractiva pero con problemas de ritmo.

Bajo la dirección de Ben Stiller, el icónico Walter Mitty se convierte en mucho más que un simple soñador despierto. Aquél esposo mandilón, que en el cuento de James Thurber imaginaba todo tipo de historias heroicas mientras acompaña a su esposa de compras, es ahora un empleado de la revista Life: soltero, gris y solitario, pero listo para salirse de su ensoñación y comenzar a vivir.

La increíble vida de Walter Mitty (The Secret Life of Walter Mitty) está inspirada en el personaje literario que prestó su nombre a los distraídos. Dentro del imaginario colectivo norteamericano, el apodo “Walter Mitty” está reservado a quienes habitan en sus propias fantasías, abstraídos de la realidad. En este sentido, el guión de Steve Conrad se basa no tanto en el cuento homónimo de 1939, ni en anteriores adaptaciones al cine, sino en la mera esencia de un hombre que vive todo tipo de aventuras en su cabeza, pero que en realidad nunca ha ido a ninguna parte. 

El resultado es un largo original de difícil clasificación, con un poco de humor, fantasía surreal, bellas vistas y una constante sensación de indeterminación. Walter Mitty, interpretado por Stiller, pasa sus días dentro de su oscura oficina, administrando los negativos de las imágenes que llenarán las páginas de la revista. Saltar de edificios y escalar montañas también son actividades que realiza de forma cotidiana… pero sólo en su mente. 

Sin embargo, la pérdida de uno de los negativos y un poco de persuasión femenina por parte de su colega –y amor secreto– Cheryl (Kristen Wiig), impulsan a Mitty a un viaje épico. El héroe entra entonces a una película completamente distinta, de paisajes escandinavos, océanos implacables y volcanes, que parecen salidos de las mismas hojas de Life. Los efectos especiales y el caleidoscopio de panoramas hacen de esta cinta una fábula con mucho atractivo visual… aunque no sepamos a ciencia cierta a qué se deba todo ello. La relevancia de dicha odisea permanece indefinida la mayor parte del tiempo.

La película inicia con una introducción a la vida de Walter que lucha con su propio ritmo. La constante irrupción de sus ensoñaciones aletarga las secuencias, aunque sirven para dejar claro la personalidad inquieta que se esconde detrás de ese ser inseguro. A diferencia del Mitty de Thurber, cuyas fantasías se basan en un cambio de identidad (se vuelve capitán, piloto militar, doctor, abogado), el personaje de Stiller sueña con ser él mismo y mostrar la valía que sabe que tiene en algún lugar. Esa es una de las aportaciones al personaje más destacables.

Aunque a ratos tiene un aire de comercial de ropa deportiva, el filme tiene varios puntos fuertes que lo hacen interesante: la fotografía, su héroe peculiar, la breve aparición de Sean Penn como el fotógrafo Sean O’Connell, la banda sonora y la participación de Wiig, aunque un poco desaprovechada. Eso sí, sus esfuerzos por ser emotiva no triunfarán con todos.

Periodista, editora en Cine PREMIERE y bailarina frustrada en sus ratos libres. Gustosa del cine, la literatura, el tango, los datos inútiles y de la oportunidad de desvelarse haciendo lo que sea.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios