Revsita del Mes Suscríbete
CP99 – Cómo cortar a tu Hulk Hogan

Blade Runner 2049, Cómo cortar a tu patán y Nobody Speak: Trials of the Free Press

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

El gran maestro

Calificación Cine PREMIERE: 3.5
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

09-01-2014

El atractivo de las artes marciales y el sello de Wong Kar-wai hacen que The Grandmaster sea irresistible.


  • Título original: Yi dai zong shi, The Grandmaster

  • Año: 2013

  • Director: Wong Kar-wai (Noches púrpuras)

  • Actores: Tony Leung, Cung Le, Ziyi Zhang

  • Fecha de estreno: 10 de enero de 2014

Tienen razón los que aseveran que Wong Kar-wai es el más europeo de los directores hongkoneses. Películas como Deseando amar o Noches púrpuras se acercan más al candor del cine mediterráneo de los 70 que al mosaico folclorista que observa, por ejemplo, el trabajo del director Zhang Yimou (Héroe).

Ahora, sin embargo, y quizá con ganas de reinventarse, el cineasta de la imperdible gafa oscura ha hecho el más chino de sus filmes: El gran maestro (The Grandmaster). Ello, además, sin traición estilística de por medio: allí continúan las preciosas cámaras lentas, los encuadres elegantes y la perenne presencia de la noche. Incluso actores fetiches suyos, como lo son la bellísima Zhang Ziyi y Tony Leung, repiten esa imposibilidad, tan karwaiana, de permanecer con quien verdaderamente se ama y que ya se había registrado con gran dramatismo en 2046.

La diferencia estriba en que esta vez el vehículo que da cauce a este reconocible universo han sido –verlo para creerlo– las artes marciales. Y es que al parecer Kar-wai tiene tanta debilidad por el kung fu como por los corazones rotos. De allí que finalmente, y tras un proceso creativo que rebasó el lustro, llegue a las pantallas su versión de la vida de Ip Man, gran maestro de una técnica de combate llamada Wing chun y quien tuviera a Bruce Lee como su alumno más célebre.

Por fortuna, la materialización de tal obsesión posee más aciertos que errores o, para ponerlo claro, los baches narrativos, que no son pocos, logran remendarse gracias al éxtasis visual que consigue la cámara del hongkonés, quien incluso se da el lujo de imprimir sensualidad en la coreografía montada por Ziyi y Leung en el que tal vez sea el cruce de puños más romántico que ha dado el cine.

Además, el formato biopic permite que el espectador viaje con Ip Man a lo largo de acontecimientos históricos notables, como lo fueron la Segunda Guerra Mundial o la fundación de la República Popular China, lo que reitera el intento de Kar-wai por congraciarse con los suyos. Al resto del mundo, nos concede este manifiesto cinematográfico de arte y entretenimiento conviviendo en el mismo espacio, con todos los defectos y virtudes que ello conlleva.

Carlos Jesús (aka Chuy) es escritor y periodista freelance. Desde 2006 radica en Berlín, desde donde colabora para distintos medios. Sus pasiones son su familia, la cerveza, escribir relatos y el cine de los setenta.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios