Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Columnas REVISTA

Diego Luna y su César Chávez en la Berlinale 2014

Por:

11-02-2014

Recuento de un día muy mexicano en la Berlinale 2014 con Diego Luna y la presentación de su película César Chávez.

Las expectativas guardadas hacia el 3er largometraje de Diego Luna, César Chávez, han sido desde un inicio muy altas. Periódicos y revistas especializadas de toda hispanoamérica han hecho eco de la cinta, misma que el 12 de febrero de 2014 celebrará su estreno internacional dentro de la sección Berlinale Special.

La gran pregunta es: ¿cumplirá la película de Luna con las promesas que, al menos desde un punto de vista mediático, se le habían impuesto?

Mi opinió es que sí. Sobre todo si tomamos en cuenta que el filme en cuestión se inserta dentro del complejo y voluble género del biopic. Baste con meter un poco los piecitos al agua para rememorar maravillas fílmicas que han celebrado la vida de inolvidables personajes como Tina Turner, Johnny Cash o Howard Hughes. Y si nos vamos al otro lado del Atlántico, también podremos encontrar joyitas de la biografía de celuloide como Mi pie izquierdo. Pero en la misma medida se encuentran títulos que a causa de su deficiente calidad terminan restando cualidades a las existencias de los pobres retratados, como aquel malogradísimo Alejandro Magno que Oliver Stone nos quiso vender.

Por fortuna, y pese a las dificultades a las que se enfrentará desde el punto de vista comercial, el Chávez de Luna está muy lejos de esta última categoría. Mucho de ello se debe, por principio, porque rescata a un personaje sumamente interesante. Su nombre, como bien intuye, era César Chávez y sus loables esfuerzos por conseguir derechos sociales para los inmigrantes que iban a trabajar a los sembradíos estadounidenses innegablemente merecían ser rescatados desde una óptica cinematográfica. De forma tan curiosa como lamentable, la lucha de este hombre, emprendida sobre todo en las décadas de los 60 y 70, es desconocida hasta para los mexicanos. Eso lo sabe Luna y ya sea por eso, o a partir del contexto cultural actual –¿alguien habló de la reforma migratoria?– consideró que era el mejor timing para rescatar del olvido a este distinguido hijo de mexicanos cuyas causas fueron apoyadas hasta por el mismísimo Robert Kennedy. 

Hay, por supuesto, algunos momentos en los que el espectador puede perderse con el enorme cúmulo de información que se provee. Y ciertamente la obsesión de Luna por su personaje principal provoca la sensación de que varios de los secundarios son revelados apenas unidimensionalmente. Sin embargo, su pulso ha adquirido firmeza con el tiempo y eso se nota en el manejo de la cámara y el trabajo con los actores: no solamente logra que Michael Peña logre un buen retrato del taimado activista chicano, sino que además lo arropó con las intervenciones de América Ferrera –excelente en el papel de su esposa– Rosario Dawson y especialmente John Malkovich, quien tendría que esforzarse hasta el absurdo para que le saliera una interpretación mala.

Todos ustedes podrán comprobar todo esto en unos pocos meses, cuando la cinta se estrene en México.

Ojalá y corra con similar suerte Somos Mari Pepa, ópera prima del jovencísimo tapatío Samuel Kishi que impresionó por su frescura. El filme, que se presentó con éxito –recibió una considerable cantidad de aplausos– en la sección Generation14plus, narra la vida de 4 adolescentes que tocan punk a la vez que se enfrentan a ese proceso tan doloroso y a la vez disfrutable que se llama crecer. 

En resumen, es una película hecha con 3 pesos y 10 toneladas de corazón. Lo que a estas alturas del festival se agradece. Y mucho.

mm

Periodista independiente por más de 16 años (en Cine PREMIERE desde 2006). Se especializa en anime, comics, doblaje, tecnología y videojuegos. Sus sagas favoritas: Doctor Who, Star Trek y Star Wars. Batimaníaco, geek ochentero y hardcore gamer.

Notas relacionadas

Comentarios