Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Academia de Vampiros

Calificación Cine PREMIERE: 1.5
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

19-02-2014

Basada en el 1er libro de la serie de Richelle Mead, la comedia adolescente sobrenatural Vampire Academy no ofrece mucho a la audiencia.




  • Título original: Vampire Academy

  • Año: 2014

  • Director: Mark Waters (Los pingüinos de papá)

  • Actores: Zoey Deuth, Lucy Fry

  • Fecha de estreno: 21 de febrero de 2014



Saint Vladimir es el lugar al que Rose Hathaway (Zoey Deutch) y Lissa Dragomir (Lucy Fry) son devueltas por un escuadrón de “guardianes” tras haber escapado de esta institución. Un lugar que guarda más de una semejanza con Hogwarts, aunque en una versión menos interesante y poco producida. Ésta no es una escuela de magia, sino una Academia de Vampiros (Vampire Academy).

Pero el mundo originalmente creado por la escritora Richelle Mead en 6 novelas, y del que se extrajo la película, no es uno convencional para los vampiros. Aquí están divididos en castas y esto determina la relación amistosa-telepática entre las heroínas y el resto de los personajes en juego.

Rose es una Damphir, mitad humana, mitad vampiro. Como guardiana debe defender a los Moroi (otra casta), colmilludos, aunque pacíficos y de ojos verdes. A este grupo pertenece la princesa Lissa, última heredera con vida de su familia y, por ende, blanco de ataques de compañeras celosas y villanos ocultos.

Además de estos pesares, la pequeña “ninja” tiene que cuidar a su amiga de los Strigoi, vampiros en el sentido estricto de la palabra. Gustan de atacar, beber sangre, matar y sólo pueden ser exterminados con la ayuda de una estaca de plata o la luz del sol. Entre todos estos flancos se oculta el verdadero antagonista.   

Esta adaptación del primero de los libros de Mead es una comedia adolescente con la cual difícilmente congeniará quien no se encuentre en el target al que está destinada. De hecho, pese a que se burla de La Saga Crepúsculo (The Twilight Saga) recupera mucho de la historia de Stephenie Meyer, a la que le añade guiños a Harry Potter (tanto por la academia, como por el bagaje de Lissa).

La historia por sí misma no tiene mucho que ofrecer con sus conflictos sacados como por arte de magia, ni siquiera la dirección de Mark Waters, conocido por su trabajo en Chicas pesadas (Mean Girls) logra hacer que la película sobresalga. Y es que las actuaciones que consigue por parte del elenco son desangeladas y superficiales, también a causa de los poco ingeniosos diálogos del guionista Daniel Waters –hermano del director.

Bueno, ni Olga Kurylenko, Sarah Hyland, Joely Richardson o Gabriel Hyland, como un variopinto ensamble de personajes paranormales encajan en esta Academia de Vampiros. A sus esfuerzos se opone un montaje hilado con tomas más cercanas a una soap opera gringa (de corte teen, claro) que al lenguaje cinematográfico que se esperaría en una época en que las adaptaciones de best sellers están en apogeo. La institución simplemente reprobó el examen. 

Diariamente escribo de cine en Enlabutaca.com, portal que dirijo, y coedito noticias de entretenimiento en Terra. Soy cinéfila, seriéfila, melómana. En pocas palabras, me encanta el arte.

Opnion de la comunidad

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios