Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #143 – Gaby Meza con Z y La monja con J

Gaby Meza nos acompaña para hablar de La monja y El día de la unión.

September 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Renoir

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

28-03-2014

Del director francés Gilles Bourdos, Renoir es una reflexión serena sobre la vejez y el enaltecimiento del poderío artístico.


  • Título original: Renoir

  • Año: 2012

  • Director: Gilles Bourdos (Afterwards)

  • Actores: Michel Bouquet, Vincent Rottiers 

  • Fecha de estreno: 28 de marzo de 2014

Dos cualidades sitúan a Renoir, del francés Gilles Bourdos (Afterwards), por encima de muchas rutinarias biografías fílmicas. Por un lado, la certera actuación del actor veterano Michel Bouquet (The Last Mitterand) en el papel del pintor, Augusto Renoir capturado en los últimos años de su vida, aquejado por un reumatismo deformante, dueño de una vigorosa personalidad, a ratos irascible y egoísta, pero siempre atento al esplendor de la naturaleza y a la sensualidad de las formas femeninas. Por el otro, la elegancia y precisión en la fotografía del camarógrafo taiwanés Ping Bing Lee, mejor conocido por su espléndido trabajo en Deseando amar, de Wong Kar Wai. 

Con estos elementos, como punto de partida, y un guión que se concentra en el conflicto existencial del artista anciano deseoso de vivir, a su manera, una última pasión amorosa, la cinta evoca las difíciles relaciones de Renoir con su entorno afectivo, en particular con su hijo, Pierre (Thomas Doret), recién llegado del frente de combate, y con Andrée (Christa Théret), su modelo favorita. Con un desenfado y una libertad sexual muy a contracorriente de la época (principios del siglo pasado), la joven perturbará la tranquilidad doméstica, suscitando de paso una sorda rivalidad entre los dos hombres. 

El argumento que pareciera listo para naufragar en el melodrama, consigue volverse una reflexión serena sobre la vejez y el enaltecimiento del poderío artístico; y también sobre el relevo generacional artístico entre el maestro pintor impresionista y su hijo de carácter taciturno, quien años después se volviera un gran cineasta. Algo notable: Andrée, modelo y también actriz, despierta los ánimos fatigados del patriarca al tiempo que estimula la ambición artística del hijo tímido, avasallado por la gloria paterna. El realizador captura los ecos de un conflicto bélico que en ese año de 1915 siembran la incertidumbre moral en el rincón mediterráneo. El arte y el entusiasmo amoroso ofrecen ahí, de modo sugerente, una evasión perfecta y también la posibilidad de una renovación vital. 

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios