Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Obediencia perfecta

Calificación Cine PREMIERE: 3.5
Calificación usuarios: 2.5
Votar ahora:

Por:

30-04-2014

Una sólida actuación de Juan Manuel Bernal en una película que no se atreve a profundizar en el polémico tema de la pederastia clerical católica.


  • Título original: Obediencia perfecta

  • Año: 2014

  • Director: Luis Urquiza (Ópera prima)

  • Actores: José Manuel Bernal, Alfonso Herrera

  • Fecha de estreno: 1o de mayo de 2014

Quizá uno de los temas sociales más polémicos de los últimos años sea la pederastia clerical católica. En el cine, documentales como Mea Maxima Culpa El silencio en la casa de Dios y el mexicano Agnus Dei Cordero de Dios, han retratado lo traumático que fue para las víctimas el vivir una situación así y cómo la Iglesia ha mantenido estas acusaciones en la impunidad. 

Un caso famoso en México fue el de el padre Marcial Maciel, líder de los Legionarios de Cristo, quien fue acusado de abuso sexual en los año 90s y que en 2006 fue ordenado por el entonces papa Benedito XVI a retirarse del sacerdocio público. Y es precisamente a este escándalo al que evoca Obediencia perfecta

La trama gira en torno al padre Ángel de la Cruz (Juan Manuel Bernal), quien dirige un seminario que forma a los futuros líderes de la Iglesia católica a donde llega Sacramento Santos, un niño que decidió dejar a su familia para seguir sus aspiraciones religiosas. Él será el elegido para acompañar en todo momento al cura y servirle en lo que se le ordene. Todo, por supuesto, en el nombre de El Señor. 

La película es muy cuidadosa de no ser explícita y se apoya diversos elementos como en la buena actuación y caracterización de Juan Manuel Bernal para mostrar las etapas en que este sacerdote va manipulando a su víctima para ganar su confianza y abusar psicológica y sexualmente de él. 

La ópera prima de Luis Urquiza toca un tema polémico, pero que durante el desarrollo de la historia, sólo se queda en la superficie y no escarba en el enorme problema que ha sido por décadas el abuso sexual en menores por parte de sacerdotes. La película muestra la manera de atrapar a los menores a base de mentiras y pretextos religiosos, pero se queda corta en criticar y evidenciar la corrupción, la complicidad y las consecuencias de estas acciones en las víctimas que quedan marcadas para siempre. 

A pesar de ello, Obediencia perfecta es rescatada por sus elementos técnicos, destacando el buen trabajo en fotografía y el ensamble de actores que presentan una doble moral de la Iglesia que, quizás, pueda servir como una llamada de atención para quienes, al día de hoy, siguen negando la existencia de los abusos sexuales del clero católico. 

mm

Apasionado de ver, escribir, leer, investigar y hablar sobre cine en todas sus formas. Soy fan de Star Wars, me sé de memoria todos los capítulos de Friends y si me preguntan de cine mexicano, no hay quien me calle. Editor en Cine PREMIERE.

Opnion de la comunidad

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios