Revsita del Mes Suscríbete
CP99 – Cómo cortar a tu Hulk Hogan

Blade Runner 2049, Cómo cortar a tu patán y Nobody Speak: Trials of the Free Press

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Joven y Bella

Calificación Cine PREMIERE: 4
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

19-06-2014

Del director François Ozon, Jeune et Jolie es una poderosa fábula amoral sobre el dinero y la sexualidad.


  • Título original: Jeune et Jolie

  • Año: 2013

  • Director: François Ozon (En la casa)

  • Actores: Marine Vacth, Fantin Ravat 

  • Fecha de estreno: 19 de Junio de 2014

Hay películas planteadas en modo For dummies que ofrecen al público más perezoso las respuestas implícitas a las preguntas que en ellas se plantean; también hay largometrajes que tratan de activar conciencias abriendo espacios de interrogación y reflexión en el espectador y finalmente están aquellos títulos cuya propuesta es puramente contemplativa, películas en las que lejos de juzgar las acciones de los personajes, éstas se van desarrollando ajustadas a un puro ejercicio de estilo. Ésta es la apuesta de François Ozon (En la casa, El refugio) en Joven y bonita (Jeune et Jolie) en la cual, no obstante, del hecho de que aquello que se nos está contando sean los inicios en el mundo de la prostitución de una joven, recién adquirida la mayoría de edad, genera una sensación de incomodidad moral en el espectador, más cuando, deliberadamente el realizador francés omite aquellos argumentos que podrían hacernos empatizar con su protagonista: Isabelle (Marine Vatch).

La pregunta que entonces flota en el ambiente es ¿por qué se prostituye esta adolescente bella, hija de una familia burguesa con posición social desahogada? La respuesta es tan simple que ofende: por dinero. Algunos pensarán: ¿De verdad, le hace falta? Reformulemos la cuestión: ¿A quién no le hace falta en una sociedad regida por el valor de las transacciones comerciales? Dinero llama a dinero, podría ser la máxima de esta perversa espiral postcapitalista que nos alienta. 

Visto así, el personaje protagonista de esta fábula narrada sobre la base del paso de las estaciones, en cuatro cuadros, puede que tenga algo de metafórico en su aproximación al espíritu que parece guiar a las nuevas generaciones: alienadas, ignorantes y arrogantes, lo cual, forzosamente conduce a la deshumanización de sus actos, como si habitasen en una realidad virtual, donde los imperativos morales terminaran por asumirse relativos.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios