Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #167 – Capitana marzo

Capitana Marvel y la edición impresa de marzo

March 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Ocho apellidos vascos

Calificación Cine PREMIERE: 3.5
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

03-07-2014

Del director madrileño Emilio Martínez-Lázaro, Ocho apellidos vascos funciona como una comedia romántica simple, sin embargo su humor es muy local.

  • Título original: Ocho apellidos vascos 
  • Año: 2014
  • Director: Emilio Martínez Lázaro (La montaña rusa)
  • Actores: Clara Lago, Dani Rovira, Carmen Machi
  • Fecha de estreno: 3 de julio de 2014

Ocho apellidos vascos es la película más taquillera en España de todos los tiempos. Con un presupuesto de casi 3 millones de euros y una recaudación de más de 76 millones, la producción del madrileño Emilio Martínez-Lázaro (El otro lado de la cama) ha logrado convertirse –para bien o para mal– en un ícono contemporáneo del país.

Para entender la cinta, hay que conocer la situación sociopolítica de España. Debemos saber sobre la discriminación de las comunidades del norte –País Vasco, en este caso– hacia Andalucía: mientras que la región norteña es de las más afluentes de España, la sureña es conocida por ser una región pobre y de gente floja. La inquietud es: ¿por qué la economía vasca tendría que mantener a la andaluza? A este contexto tenemos que agregar los movimientos independentistas del País Vasco. 

Conociendo esto, estamos listos para entrar en la película: Amaia (Clara Lago) es una taxista vasca. Rafa (Dani Rovira), un sevillano –Sevilla es parte de Andalucía– hecho y derecho. Tras conocerse en lo que iba a ser la despedida de soltera de ella –el novio la deja, por lo que en realidad es una deprimente noche de tragos–, el andaluz queda flechado y sale de su comunidad para buscarla. Las cosas se complicarán con la llegada de Koldo, el padre de Amaia, quien detesta a los andaluces, y en especial a los sevillanos. Entonces Rafa debe dejar sus raíces y hacerse pasar por el vasco más vasco. Visto así, la historia es una comedia romántica de tantas. De principio a fin sabemos lo que va a pasar.  Pero, ¿quién dijo que la trama es lo que importa en esta película?

Lo que convirtió a Ocho apellidos vascos en el fenómeno que es fue la capacidad del director y de los guionistas (Borja Cobeaga y Diego San José) para burlarse de los estereotipos españoles. Podríamos decir que estamos ante un Nosotros los Nobles europeo: acentos, costumbres y situaciones exageradas fueron piezas clave en la creación de una obra perfectamente formulada para generar la autocrítica a través de la sátira. Sin embargo, siendo mexicanos, es difícil identificarse. Los creadores se esforzaron más en hacer una comedia local, que un proyecto redondo en el que también los temas más universales estén trazados cuidadosamente. Por lo tanto tenemos una simple rom-com, divertida, sí, pero que falla en lograr uno de los momentos principales de cualquier historia romántica: el instante en el que el público se da cuenta de que verdaderamente es amor. 

Cinéfila, melómana y amante de la moda. Ama a Gus Van Sant, Woody Allen, las comedias baratas y las chick flicks, y se queda dormida en casi todas las películas de acción. Su placer culposo son las telenovelas japonesas.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios