Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Juntos… pero no tanto

Calificación Cine PREMIERE: 2.5
Calificación usuarios: 1.5
Votar ahora:

Por:

31-07-2014

Del director Rob Reiner, a esta comedia romántica con Michael Douglas y Diane Keaton le falta originalidad y desarrollo.


  • Título original: And So It Goes

  • Año: 2014

  • Director: Rob Reiner (The Magic of Belle Isle)

  • Actores: Michael Douglas, Diane Keaton

  • Fecha de estreno: 31 de julio de 2014

Rob Reiner, quien recientemente apareció como el energúmeno padre de Leonardo DiCaprio en El Lobo de Wall Street (The Wolf of Wall Street), se sienta en la silla de director de Juntos… pero no tanto (And So It Goes). Con Michael Douglas y Diane Keaton en los protagónicos, la película explora la vida de personajes de edad avanzada y un romance entre personalidades opuestas.

Oren Little (Douglas) es un exitoso vendedor de bienes raíces con atole en vez de sangre en las venas. Es un hombre racista y antipático. Decora el que fuera su hogar, ahora puesto a la venta, con retratos étnicos dependiendo del color de piel de los clientes en turno, ya sean “chinos”-vietnamitas, afroamericanos o latinos –en este último caso, el tour incluye música tipo salsa en el montaje–, pero además es ofensivo en su trato a los demás.

Su vecina Leah (Keaton) es lo contrario: sensible, preocupada y popular entre el resto de la comunidad donde viven. “Obligados” a interactuar tras el arribo inesperado de la hasta entonces desconocida nieta de Little (Sterling Jerins), inician una potencial historia de amor. Ésta se encuentra aderezada con las breves apariciones de Reiner como un pianista y el cameo de Frankie Valli, cuya historia llegó a los cines en Jersey Boys Persiguiendo la música.   

Pese a las tablas de su elenco, el director ofrece una convencional historia en la que no hay sorpresas y que se conduce entre obviedades, aun así el trayecto tiene momentos disfrutables. Sobresalen las escenas en que Keaton canta a ritmo de jazz. La monotonía también se disipa gracias a ciertos chispazos derivados de la genialidad de los diálogos o de la pericia de su elenco. 

Sin embargo, en términos generales da la impresión que tanto Douglas como Keaton trabajan a medio gas. Ella en un papel con ciertas similitudes al de Alguien tiene que ceder (Something’s Gotta Give), pero es evidente que su coestrella no es un carismático y mujeriego Jack Nicholson. Más bien tenemos a un Douglas que sigue la misma línea, aunque estancado en un personaje unidimensional. 

El guión de Mark Andrus, el responsable de Mejor… imposible (As Good as It Gets), también con Nicholson, guarda excesivos paralelismos entre este protagonista y el de Juntos… pero no tanto. Ambos son “especiales”, tienen poca inclinación por los perros pero paulatinamente bajan la guardia. Lamentablemente para Douglas, en su caso la historia no está tan bien estructurada como la del obsesivo-compulsivo Melvin Udall. Le falta rumbo y originalidad. 

En resumen, este trabajo de Rob Reiner es más cercano al que hizo en Dicen por ahí… (Rumor Has It) que al de Miseria.

Diariamente escribo de cine en Enlabutaca.com, portal que dirijo, y coedito noticias de entretenimiento en Terra. Soy cinéfila, seriéfila, melómana. En pocas palabras, me encanta el arte.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios