Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

El médico alemán

Calificación Cine PREMIERE: 3.5
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

22-10-2014

La directora argentina Lucía Puenzo nos muestra a la bestia nazi a pedazos con sutilidad aturdidora.


  • Título original: Wakolda

  • Año: 2013

  • Director: Lucía Puenzo (El niño pez)

  • Actores: Natalia Oreiro, Àlex Brendemühl

  • Fecha de estreno: 23 de octubre de 2014


Si hay algo que la filósofa alemana de origen judío Hannah Arendt ha legado a la humanidad, es su concepto sobre la llamada banalidad del mal. A él se inscriben los casos de burócratas nazis que enviaron a cientos de miles de judíos, comunistas y gitanos a los hornos de gas con el simple garabateo de una firma y bajo el pretexto de que “solamente cumplían con su trabajo”.

Mucha de esa vileza, tan mecánica como inexplicable, puede hallarse en El médico alemán (Wakolda), 3er largometraje de la directora bonaerense Lucía Puenzo (XXY). Ciertamente no era fácil acercarse a un personaje como Josef Mengele –interpretado magistralmente por Àlex Brendemühl– sin dibujar el retrato del bad guy bajo el formulario perezoso al que nos ha malacostumbrado el cine.

Contrario a ello, Puenzo parece echar mano de la fábula de los ciegos y el elefante, y se contenta con mostrarnos a la bestia a pedazos y con una sutilidad aturdidora. Incluso hay ratos en los que uno, como espectador, olvida que aquel cuarentón de bigote impecable y excelentes modales, y que además de alemán habla español argentino a la perfección, es uno de los individuos más perversos que han habitado la Tierra.

Algo, sin embargo, no acaba de cuadrar en el conjunto, una suerte de disonancia suena cada vez que el hombre aparece a cuadro. Ello quizá sea producto del mayor acierto que posee El médico alemán: el permitirnos atestiguar lo acontecido desde la ingenua mirada de la infancia. En ese territorio lo que factible de encontrarse no es a un doctor exnazi que se ha refugiado en la Sudamérica de los años sesenta para escapar de la justicia, ni mucho menos al responsable de experimentos indescriptibles en seres humanos –muchos de ellos con niños. No, lo único que desde allí puede concebirse es la transformación de un señor bueno en un señor malo. 

 

Carlos Jesús (aka Chuy) es escritor y periodista freelance. Desde 2006 radica en Berlín, desde donde colabora para distintos medios. Sus pasiones son su familia, la cerveza, escribir relatos y el cine de los setenta.

Opnion de la comunidad

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios