Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Visitantes

Calificación Cine PREMIERE: 2
Calificación usuarios: 1
Votar ahora:

Por:

18-12-2014

La película mexicana de terror, Visitantes, protagonizada por Kate del Castillo y Raúl Méndez falla al presentar todos y cada uno de los clichés del género.


  • Título original: Visitantes

  • Año: 2014

  • Director: Acán Coen (Ópera prima)

  • Actores: Kate del Castillo , Raúl Méndez , Aurora Papile , André Collín 

  • Fecha de estreno: 18 de diciembre de 2014

En Visitantes, Ana (Kate del Castillo) es una doctora atea –el detalle es significativo– que vive en tremenda casota con su esposo-ingeniero Daniel (Raúl Méndez), su hijo Sebastián (André Collín), su nana-religiosa (de Sebastián, no de Ana) Rosario (una siempre efectiva Angelina Peláez) y, de pilón Carla, hermana de Daniel (Aurora Papile).

El problema es que Daniel tiene pesadillas recurrentes: en ellas aparece una antigua casona y una familia de 3 miembros (justo como la suya, sin hermana y nana) quienes invariablemente terminan por suicidarse. 

La tragedia ocurre pronto… literalmente hablando, en el minuto 15: Daniel es atacado por su ‘visitante-stocker’ y, acto seguido, termina en el hospital. Reinsertarse en el núcleo familiar no es fácil: tiene la mirada extraviada y todo el tiempo está o en estado zombiótico o en mood cachondo. Eso sí: su virtuosismo con los objetos a escala llega a niveles prodigiosos, lo cual le permite dar como regalo de cumpleaños a su hijo un tremendo caserón (el mismo de sus sueños) donde habitan… los visitantes.

El inicio de Visitantes es prometedor: sabemos que algo malo pasa aquí, y hay algunos falsos-sustos bien engranados. A ello sumamos que Kate del Castillo es una talentosa actriz (lo reconocimos en La Misma Luna y lo confirmamos en La Reina del Sur) y que Raúl Méndez es una presencia confiable en el género, pues lo recordamos como protagonista de KM 31.

¿Cuál es el problema? Que en los siguientes 80 minutos (que se sienten como 200) se hacen presentes TODOS y cada uno de los clichés del género, desde los códigos para comunicarse con el más allá, hasta el niño-fantasma gateando por el techo, pasando por el cochecito que se mueve solo, la puerta que guía a otra dimensión, la mujer foerver-alone que va y busca peligro porque… nomás porque sí (ahí se justifica la presencia de la hermana de Daniel), los cuervos perenemente al acecho y el villano psicópata en la parte alta de una escalera (¡muajaja!). 

Son tantos elementos que uno como espectador no sabe a cuál prestarle atención, incluyendo algunos que no corresponden al género (por allí brincará una extrañísima referencia a Querida, encogí a los niños). Tampoco ayuda mucho una música digna de melodrama (no de terror) y una edición hecha con tijeras de pollero.

Sí; durante 15-20 minutos se tiene la esperanza de estar ante un digno exponente del género. Carlos Enrique Taboada: estarás solo en el Olimpo del terror mexicano por mucho tiempo.

mm

Fan-from-hell de los números de cine. Fue editor de revistas de negocios (no, de allí no viene su amor por los números). Hoy es experto en reportes de taquilla y en content marketing(marketing contento... #OkNo).

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios