Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

La teoría del todo

Calificación Cine PREMIERE: 4
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

07-01-2015

The Theory of Everything, protagonizada por Eddie Redmayne y Felicity Jones es una historia conmovedora y bastante humana.


  • Título original: The Theory of Everything

  • Año: 2014

  • Director: James Marsh (Man on Wire)

  • Actores: Eddie Redmayne, Felicity Jones

  • Fecha de estreno: 8 de enero de 2015

La historia de La teoría del todo (The Theory of Everything) inicia como otras tantas: un torpe joven conoce a una bella chica. Y tras atropellados e insistentes encuentros, bajo las estrellas, ambos concluyen que son el uno para el otro. Esto podría sonar como el final de cualquier cinta romántica, pero esto sólo es el comienzo de la historia de Jane y Stephen Hawking, interpretados por Felicity Jones y Eddie Redmayne

Como bien sabemos, el físico teórico ha vivido la mayoría de su vida en una silla de ruedas, debido a una parálisis casi total –ocasionada por una enfermedad motoneural. Es así como el más reciente trabajo del director ganador del Oscar, James Marsh, nos presenta aquel determinante momento en que el padecimiento es detectado, y la batalla que seguirá ante el inminente declive físico, mas no intelectual, del brillante estudiante de Oxford. 

La actuación de Eddie Redmayne, quien se postula como un fuerte contendiente para la próxima temporada de premios, sale a relucir. Y es que él retrata con mucha dignidad, y sin temor alguno, la paulatina pérdida de movimiento, sin nunca olvidarse del gran corazón y carisma del genio. Pero tal interpretación no sería sobresaliente sino fuera por el trabajo (muy a la par) de Felicity Jones, a quien vemos transformarse de una ilusa joven a una fuerte mujer –la cual debe lidiar entre ser su cuidadora y madre de 3 hijos, pero también como una persona con inquietudes propias.

En la decisión de mostrar esta historia como una de amor –seguramente para hacerla más accesible al público– radica el mayor problema del resultado final. Ciertamente ambos entregan interpretaciones memorables, pero por momentos se sienten unidimensionales, ya que el guión explora muy poco sus miedos y frustraciones, quedándose en un plano muy superficial. De igual manera, sucede con los momentos de brillantez de Stephen Hawking, los cuales quedan reducidos a breves vistazos. Y, teniendo como figura principal a una de las mentes brillantes de los últimos años, uno esperaría una revisión más a fondo sobre su genialidad. 

Superando tales detalles, la historia es conmovedora y bastante humana, pero sobre todo brinda la atención necesaria a dos jóvenes actores, que sabíamos de su talento, pero que finalmente queda plasmado.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios