Buscador
Suscríbete a la revista
Columnas

La Berlinale 2015 arde con Fifty shades of Grey

11-02-2015, 3:42:31 PM Por:
La Berlinale 2015 arde con Fifty shades of Grey

El estreno de Fifty shades of Grey en la Berlinale causa gran revuelo

Luego de las grandes expectativas generadas alrededor de la adaptación cinematográfica de Fifty shades of Grey, la #berlinale2015 se ha convertido en el primer testigo de sus posibles alcances. Y lo hizo con dos proyecciones preparadas para la prensa, una de ellas en pantalla IMAX, acaso para que el erotismo prometido adquiera niveles colosales. Si bien, y como cualquier película que genera un revuelo mediático mucho tiempo antes de su estreno, los resultados finales son bastante disímiles.

En realidad, la cinta puede ser incluso disfrutable para quien no pertenece al club de los cien millones que han comprado algún libro de la trilogía de E. L. James, tan comercialmente exitosa como refutada por la crítica literaria. Yo, que soy uno de los que nunca se ha entusiasmado por este bestseller y que, por tanto, he mirado todo con simples ojos de cine, considero que los mayores aciertos de esta adaptación se deben a la visión de la directora, Sam Taylor-Johnson. Su labor tras la cámara es correcta y elegante y llega hasta donde la obra misma la deja llegar. Se nota que dejó el pellejo en el proyecto y que luchó hasta el final por gozar de libertad creativa, lo que no habrá sido fácil teniendo no solamente a los productores detrás sino también la opinión de la propia James, quien también estuvo involucrada en el proceso. De acuerdo a una entrevista brindada a la revista Hollywood Reporter, Taylor-Johnson hizo leer un monólogo de Persona, de Ingmar Bergman, a todas las aspirantes a interpretar el papel de Anastasia Steele, y además estudió una y otra vez películas consideradas un hito del cine erótico, como lo han sido 91/2 semanas, El último tango en París y la más reciente Blue is the warmest colour, lo que demuestra su profesionalidad.

Igual de loable es el trabajo histriónico de Dakota Johnson. Es evidente que en su DNA lleva el talento de sus padres y no sólo eso: el rostro que posee -aunque me resulta cansino que se muerda tantas veces el labio inferior- mezcla en idéntica medida dulzura con sensualidad, lo que además de hacer su papel creíble permite que el espectador simpatice y empatice con él. Su frescura, sin embargo, contrasta con la parquedad de Jamie Dornan, quien encarna al oscurillo Christian Grey. En verdad ignoro si Charlie Hunnam, quien abandonó de último momento la producción, habría hecho un mejor trabajo pero – insisto, desde un punto de vista meramente cinematográfico- hay algo en Dornan que no me termina por convencer. Porque si bien su perfil navega con comodidad en los episodios tiernos de la cinta, encuentra graves dificultades a la hora de sumergirse en el lado perverso del personaje. En este sentido está muy lejos del Mickey Rourke de 91/2 semanas (más guapo que él, pero también más siniestro) y no se diga del Marlon Brando de El último tango en París. Incluso alguna amiga reportera me confesó que le recordaba al Richard Gere de Mujer bonita pero dotado de un látigo y bíceps más lucidores.

Y ya no digo más. Que juzguen las y los que han leído el libro y todas y todos los que en tiempo récord -4.5 millones de entradas se han adquirido por anticipado a nivel mundial- ya han hecho de este producto una franquicia billonaria cantada. 

dakota johnson E L James jamie dornan Sam Taylor Johanson
mm Editor de anime y manga en Cine PREMIERE, y colaborador en web y revista desde 2006. Me especializo en anime/manga, comics, doblaje, tecnología y videojuegos. Mis sagas favoritas: Doctor Who, Star Trek, Dragon Ball y Star Wars. Batimaníaco, geek ochentero y hardcore game.
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Mag21
Comentarios