Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #202 – Doctor polvo

Doctor Sueño

November 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

REVISTA Columnas

El cine alemán vuelve a sus orígenes en la Berlinale 2015

Por:

12-02-2015

Después del frío recibimiento de los nuevos trabajos de Wim Wenders y Werner Herzog, el director Oliver Hischbiegel convence con Elser

A un tris de llegar a su recta final, la #berlinale2015 por fin se ha sacudido un poco la decepción provocada por las dos cartas locales que más se esperaban y que portaban la prestigiadas improntas de Wim Wenders y Werner Herzog. El responsable de evitar el naufragio fue Oliver Firschbiegel, cineasta de peso completo que ya ha probado su excelencia en el oficio con películas como El experimento y La caída.

¿Cuál sería el factor que ha marcado la diferencia? No es necesario poseer dotes de vidente para identificarlo. Se trata de algo que ya se ha mencionado en este espacio y que tiene que ver con el mirar más hacia dentro que hacia fuera. En resumen, lo que hizo Firschbiegel fue simplemente atenerse lo más posible los elementos que de alguna manera se identifican con el cine alemán, al menos desde la posguerra hasta la actualidad. Ello no tiene que ver con que Elser, título del filme presentado el día de hoy, se sumerja nuevamente en un tema tan germano como lo son el nazismo y todo lo que huela a Segunda Guerra Mundial, sino en la manera en la que lo hace: en su composición retoma elementos dramáticos y estéticos que precisamente parecen emanar de los primeros filmes de Herzog y Wenders más que de otras cintas y directores que han tocado este tema «a la norteamericana», como Bryan Singer con su Valkiria. No hay nada, pues, de la típica épica hollywoodense ni del efectismo descarado que suele acompañar a estas producciones y sin embargo la película mantiene la tensión en todo momento.

Por demás, cumple con lo que hará un par de días Peter Greenaway apuntó como las principales funciones del arte: entretener e instruir. Elser, que al parecer se llamará 13 minutes en otros países, cuenta la historia de Georg Elser, un humilde carpintero que movido por una motivación personal preparó un atentado contra Adolf Hitler el 8 de noviembre de 1939. Y aunque la bomba que había preparado funcionó de acuerdo a sus planes, el dictador salvó la vida gracias a que abandonó el local en el que estaba 13 minutos antes de que estallase. Sin más, es una película que hay que ver. Y una muestra más de que el mejor cine alemán es que el que parece a sí mismo.

Editor de anime y manga en Cine PREMIERE, y colaborador en web y revista desde 2006. Me especializo en anime/manga, comics, doblaje, tecnología y videojuegos. Mis sagas favoritas: Doctor Who, Star Trek, Dragon Ball y Star Wars. Batimaníaco, geek ochentero y hardcore game.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios