Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine NOTICIAS

Festival de Toronto 2017: Greta Gerwig triunfa como directora

Por:

14-09-2017
Ladybird de Great Gerwig

En el Festival Internacional de Cine de Toronto, Great Gerwig presentó su ópera prima, Annette Bening brilla como una estrella en decadencia y Nicolas Cage actúa más loco que nunca.

La figura del actor/director ya es algo bastante común. Algunos lo hacen con honores, como Ben Affleck o Diego Luna, otros con menos brillo. Pero excepto por Natalie Portman o Angelina Jolie por ejemplo, son mucho menos mujeres las que están frente y detrás de la cámara. Por ello, y porque siempre es emocionante presenciar el debut de alguien, la película Lady Bird, dirigida por el rostro del momento del cine indie, Greta Gerwig, protagonista de Frances Ha y El plan de Maggie, causaba muchas expectativas.

Para su primera realización, Gerwig se va por la vía que parece más fácil, pero puede resultar ser la más tramposa: la de la autobiografía. A principios de la década del 2000, en Sacramento la adolescente Christine, que lucha para que todos la llamen ahora Lady Bird, sueña con algo mejor y más grande: que su madre deje de culparla de todo, que su papá tenga trabajo, que su casa no sea tan chica, que la acepten en una universidad donde no le alcanza ni el promedio, ni el dinero, y que su ciudad natal no sea tan aburrida. Lo de cualquier adolescente, pues.

greta-gerwig-tiff

Saoirse Ronan en Lady Bird, ópera prima de Greta Gerwig.

Saoirse Ronan definitivamente le da un aire a su directora y es perfecta para el papel de la chica rebelde que sueña con más, pero no quiere destrozar del todo el corazón de sus padres. Donde Gerwig logra interesarnos, es en la manera en que retrata a sus personajes y en cómo convierte el insípido cotidiano en una gran aventura para ellos. Menos contemplativa que Sofia Coppola, más anecdótica que Kathryn Bigelow, nació una nueva cineasta para retratar a Estados Unidos lejos de los grandes estudios, y esto siempre da gusto. Además se rumora en los pasillos del festival, que Lady Bird es la película que se ha logrado vender a más territorios, aún si por el momento nadie de México llevará oficialmente su distribución a salas.

Hollywood y su mito también son el tema principal de una linda y conmovedora película biográfica al título evocador: Films Stars Don’t Die in Liverpool. Annette Bening interpreta a Gloria Grahame, una gran estrella del cine en blanco y negro de los años 50 en Hollywood, algo desconocida en nuestro país, pero acreedora del Oscar a Mejor actriz de reparto por su papel en Cautivos del mal de Vicente Minelli. Una mujer libre y escandalosa que estuvo casada cuatro veces, una primera vez con Nicholas Ray y una tercera con uno de los hijos de este, y terminó su vida en Inglaterra donde al inicio de la década de los 80 había conocido a un joven actor inglés procedente de la ciudad obrera de Liverpool. Ahí, en casa de los padres de su joven ex pareja, la gran diva irá a pasar sus días de enfermedad y soledad, lejos de los reflectores. La vejez y el abandono de los, y sobre todo de las, que algún día fueron objeto de todas las miradas ya había sido tratado en el cine en el clásico El ocaso de una estrella, por ejemplo, pero esta cinta menos grandilocuente de Paul McGuigan tiene mucho encanto y las hadas madrinas de Gloria podrían llevar también a Annette Bening, ¿por qué no?, al Oscar a Mejor actriz de reparto.

Annette Bening brilla en Film Stars Don’t Die in Liverpool

Para cerrar, entré guiada por el morbo (se vale, ¿no?) a ver la serie B para cine protagonizada por Nicolas Cage y Selma Blair, una locura llamada Mom and Dad. Vaya actor fascinante que es este Nic Cage, que después de pápeles inolvidables con David Lynch o los hermanos Coen ahora sale en una decena de películas al año que sólo sirven, de su propia confesión, a pagar sus deudas. Pero si algo hay que reconocer, es que por lo menos ¡él parece disfrutarlo! La historia es sencilla y muy atractiva: un buen día los padres de familia en Estados Unidos, como contagiados por un virus, sienten la inmediata necesidad de matar a sus hijos. Atacarlos, degollarlos, atropellarlos, ahogarlos, matarlos de un balazo y 100 maneras más de terminar con la vida que ellos mismos crearon. Brian Taylor, director de esta locura amoral y por ende, muy divertida, se vuela la barda con escenas ultra violentas, pero que hacen a veces tan poco sentido que nos tienen muertos de la risa. Una “bad movie” que tiene todo para volverse de culto. La película que no tiene nada que hacer en un festival, y ¡es por eso que amamos tanto el TIFF!

Nicolas Cage y Selma Blair en Mom and Dad

Nicolas Cage y Selma Blair en Mom and Dad

Notas relacionadas

Comentarios