Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Tocando la luna

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

31-03-2015

Con una excelente interpretación de Miranda Otto, Reaching for the Moon es una biopic sobre la poeta Elizabeth Bishop que funciona, aunque ofrece poco.


  • Título original: Reaching the moon

  • Año: 2013

  • Director: Bruno Barretto (Última parada 174)

  • Actores: Glória Pires, Miranda Otto

  • Fecha de estreno: 3 de febrero de 2015

Es un lugar común, digámoslo. Dos artistas fuertes e independientes que encuentran el amor, pero cuyas personalidades son tan similares y explosivas que la relación no tiene otra opción más que ser tormentosa. Sí, es un lugar común. Pero también es un lugar cierto y verdadero.

Situada en la ciudad de Petrópolis en Brasil en la década de los 50, Tocando la luna es una producción EUA-Brasil que lidia con la tormentosa y controversial (para la época) relación entre la poetisa nortamerincana Elizabeth Bishop y la arquitecta brasileña Lota de Macedo Soares.
Luego de recibir una beca de la universidad Bryn Mawr Collegge, Bishop se embarca en un viaje de dos semanas y termina quedándose 15 años en aquel país sudamericano. Una vez ahí, la reservada artista comienza una relación con Lota de Macedo, la pareja de la amiga a quien originalmente visitaba.

La película, que tuvo sus estreno en el Festival de Berlín en el 2013, encuentra su punto más brillante en la interpración de Miranda Otto, quien atinadamente retrata a la escritora con una mezcla de reserva, duda y fuerza oculta que le dan a la cinta un fuerte sustento sobre el cual pararse. Más allá de la actuación de Otto, Tocando la luna está construída a partir de casi viñetas que van tocando diferentes puntos en la relación de estas dos grandes creativas. Esa estructura, si bien genera una sensación de desunión que podría resultar confusa, nos permite como espectadores adentrarnos a los lugares más íntimos de una relación amorosa.

De esa forma, aunque Tocando la luna sin duda está llena de lugares y situaciones comunes que podemos reconocer de un sinfín de otras cintas (Las horas y Vicky Cristina Barcelona brincan a la mente), logra transceder aquellos para adentrarnos en una trama entrañable por sí misma.

mm

Escritor, director de cine y director editorial en ésta, su amigable vecina publicación de cine, Cine PREMIERE. Nunca perderá la esperanza de una segunda temporada de Studio 60 on the Sunset Strip y Firefly.

Opnion de la comunidad

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios