Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #136 Adiós Luisito Rey

El último episodio de Luis Miguel: La serie y un poco de Ant Man and the Wasp.

Julio 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

La noche del demonio Capítulo 3

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 3
Votar ahora:

Por:

14-06-2015

James Wan deja la silla de director y como productor cierra una trilogía de forma sólida, pero menor a sus antecesoras.


  • Título original: Insidious: Chapter 3

  • Año: 2015

  • Director: Leigh Whannell (Ópera prima)

  • Actores: Dermot Mulroney, Hayley Kiyoko, Lin Shaye

  • Fecha de estreno: 19 de junio del 2015

La franquicia de La Noche del demonio es sin duda una historia conocida por los amantes del género, pero que no goza de una gran popularidad como lo hiciera El Conjuro y Annabelle (a pesar de también haber sido creadas por James Wan). Ahora sin la dirección de Wan, llega La noche del demonio Capítulo 3 a manera de precuela para cerrar -o en este caso conocer- la historia de Elise Rainier. 

Los seguidores del trabajo de James Wan, sabrán que él y su amigo Leigh Whannell crearon el cortometraje de Saw para después dirigir y protagonizar la película que hizo popular el género de tortura y terror. El resto es historia, llevando a la pantalla terroríficas tramas como El títere, El Conjuro o La noche del demonio. Por problemas de agenda con Rápidos y Furiosos 7, Wan sólo produjo y Whannell tiene en Insidious Chapter 3 su ópera prima.

La dirección ofrece interesantes y familiares atmósferas creadas en las dos películas anteriores, eso sin mencionar el terrorífico pero efectivo score de Joseph Bishara, quien ha demostrado que puede hacer trabajos sumamente aterradores que rompen los esquemas tradicionales del cine de género, con el uso de cuerdas y cambios drásticos, muy al estilo de “clásicos” contemporáneos como Iannis Xenakis, Bela Bartok o hasta el minimalismo de Henry Gorecki. 

Las actuaciones son sólidas sin llegar a ser trascendentales, mientras que la fotografía vuelve a estar a la altura de las dos anteriores Noches del demonio. Sin embargo se percibe un abuso de las sombras, como si Whannell no estuviera confiando en el efecto de la historia misma, por lo que se apoyó demasiado en la oscuridad de las casas… Está bien que haya personas que no les guste mucho la luz, pero ¿en serio una chica con aspiraciones a actriz viviría en una habitación tan lúgubre? 

Otro de los errores en los que cae la película tiene que ver con el estado de la protagonista. Para ubicar al héroe de la historia en un escenario único -en este caso su habitación- existen varios recursos, pero simplemente Leigh Whannell tomó el más dramático de telenovela. 

La primera mitad de la película se toma muy en serio y es sombría, de terror puro pues, pero esto cambia cuando se presentan los viejos conocidos de Specs y Tucker como unos muy peculiares cazafantasmas. Es aquí cuando La noche del demonio Capítulo  3 aligera su tono, sin perder el terror, pero sin duda es algo que sí hace diferencia y cambia el ritmo que iba llevando.

Pero sin duda, Specs y Tucker facilmente podrían aparecer en un mash-up de película junto a los hermanos Frog de The Lost Boys y Ash de Evil Dead. Tienen mi boleto comprado. (Siempre y cuando Ash sea el líder del grupo)

La gran diferencia, sin ser spoiler naturalmente, se resumiría a los segundos finales de cada capítulo de La noche del demonio, a ese último cuadro. Pues mientras las cintas dirigidas por Wann cierran con expectativa y de forma diferente a lo ya visto, la de Whannell toma el camino normal, efectivo, pero que no deja de ser el explorado por el género desde hace muchos años.

mm

Stanley Kubrick alguna vez dijo "Para tener una visión más amplia, no sólo vean cine bueno, también el malo" obvio le hice caso en lo segundo y es muy divertido.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios