Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #124 – Luis Miguel, el podcast

Luis Miguel, la serie; Reencuentro; Verano 1993, y Yo soy Simón

Abril 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Inmortal

Calificación Cine PREMIERE: 3
Calificación usuarios: 4
Votar ahora:

Por:

23-07-2015

Self/Less cumple para pasar un buen rato, pero se extraña el estilo visual de Tarsem Singh.


  • Título original: Self/Less

  • Año: 2105 

  • Director: Tarsem Singh (Mirror Mirror)

  • Actores: Ben Kingsley, Ryan Reynolds

  • Fecha de estreno: 24 de julio 2015

Inmortal (Self/Less) nos recuerda dos cosas. Primero, que estamos en el verano cinematográfico. Segundo, que la fuente de la eterna juventud no es más que otro vicio del ser humano. La historia que plantea no es nueva. Data, por lo menos, de hace siglos, cuando Goethe escribió Fausto. Existe incluso una película anterior, de 1966, dirigida por John Frankenheimer, Seconds, con una premisa bastante parecida.

Se trata de esto: Un poderoso multimillonario, interpretado por el ganador del Oscar Ben Kingsley, se pone en contacto con una empresa que experimenta con la preservación de la vida. Luego de pagar, es decir, aceptar la propuesta de inversión, su identidad es colocada en el cuerpo del personaje interpretado por Ryan Reynolds, algo que ya quisieran muchos. Sólo que, como casi toda multimillonaria compra, es decir, inversión, no deja de ser algo fraudulenta, y al poco tiempo la memoria de su actual cerebro sufre un corto circuito que cambiará el rumbo de su acomodada existencia.

Es aquí donde el protagonista, ya rejuvenecido, se convierte en su propio desesperado superhéroe, dotado de millones, es decir, habilidades para comenzar una audaz huida, con todo y letales sometimientos entre él y villanísimos entrenados agentes de seguridad corporativa. Sí, puede que las llamadas soluciones dramáticas sean chantajistas y muy poco profundas, como alberca para niños. Sí, eso provoca que no resulte nada creíble el desarrollo de los personajes. Sí, la lógica cede todo su paso y besa el piso sangriento por donde ocurre la acción. Y sí, los malos mueren de modos bastante humillantes. Pero ya sabemos cómo algunas películas tienen fuero en esos asuntos, cuando de espectáculos se trata. Al menos este es un honesto entretenimiento veraniego. Si te la topas en un viaje, ya sea por tierra o aire, seguro te resulta una obra maestra.

Es la primera vez que una película de este director, Tarsem Singh –cuyo crédito aparece a veces simplemente como Tarsem–, no despliega tanto su acostumbrado barroquismo visual, el cual suele navegar entre la realidad y la proyección mental (El sueño de Alexandría, La célula). 

Normalmente, sus obras suelen ser una deslumbrante explosión de colores y símbolos, algo muy típico de los cineastas formados en escuelas de diseño y arte. Tal parece que, en esta ocasión, cambió el lucimiento del decorado por otro tipo de efectos visuales (más deformación de la imagen que otra cosa), y la fuerza de las coreografías de pelea y persecución. Excelente para pasar el rato.

Alejandro estudió en el CUEC; escribe sobre cine desde antes de querer dirigir películas. Sus pasiones son grabarlo todo sin límites, programar películas en cineclubes y los títulos “jamás estrenadas en México”.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios