Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #124 – Luis Miguel, el podcast

Luis Miguel, la serie; Reencuentro; Verano 1993, y Yo soy Simón

Abril 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Snoopy y Charlie Brown: Peanuts, la película

Calificación Cine PREMIERE: 5
Calificación usuarios: 4
Votar ahora:

Por:

22-12-2015

Una cinta familiar impecable, noble y tierna, perfecta para esta época del año.


  • Título original: The Peanuts Movie

  • Año: 2015

  • Director: Steve Martino (Horton y el mundo de los quien)

  • Voces en inglés: Francesca Francesca Capaldi, Noah Schnapp, Rebecca Bloom

  • Fecha de estreno: 25 de diciembre de 2015

The Peanuts Movie, como se titula en inglés, es la primera cinta y el regreso de Snoopy, Charlie Brown, Lucy, Linus, Woodstock y compañía a la pantalla grande tras la muerte de Charles M. Schulz y es, sin duda, una carta de amor y agradecimiento a éste, su creador.

Si hubiera que elegir una sola palabra para describir esta película, ésta sería “bonita”. Bonita como una tarjeta de Hallmark que te provoca una sonrisa. Bonita como un copo de nieve perfectamente simétrico. Bonita como ese espíritu de paz que prevalece en estas épocas decembrinas. Bonita y pura como el primer amor de un niño.

El pequeño Charlie Brown se enamora de una niña pelirroja que acaba de mudarse a su vecindario. Para llamar su atención se dispone, entre otras cosas, a aprender algunos pases de baile, con ayuda de huellitas en el piso para marcar los pasos y, claro, en compañía de su fiel amigo peludo, Snoopy, al ritmo de “Bamboleo” de Gipsy Kings y “Better When I’m Dancing“, canción compuesta por Meghan Trainor y su ukulele para la cinta. The Peanuts Movie, está llena de estos momentos tiernos, de amistad, tropezones y diversión que todos admiramos de estos personajes creados en 1950.

Estamos frente a un filme que retoma y que aporta. Aporta nostalgia y retoma la ternura e inocencia. Durante 90 minutos nos evoca a ese sentimiento genuino y libre de ser niño. Conserva la esencia de las tiras de cómics, por ejemplo, con los pensamientos de los personajes qus son representados en forma de nube, en blanco y negro y 2D, pero por primera vez utiliza animación 3D. Como dato curioso, antes de empezar a hacer la película, se creó la Universidad Van Pelt para que todos los animadores estuvieran actualizados con la forma correcta y única de animar a los personajes. 

La trama tan sencilla pero tan afín a todos nosotros, un score dulce, juguetón y optimista compuesto por Christophe Beck (Frozen, Ant-Man, Los Muppets…), la misma pureza en los personajes, el respeto por le esencia de las tiras de cómics y la innovación del formato la vuelven una película atemporal, libre de pretensiones, de manipulación, con el único fin de recordarnos que la felicidad se puede hallar en pequeños y subvalorados, pero significantes momentos de la vida, como un helado, una canción, una flor, un abrazo… o esta película.

mm

Editora Web en Cine PREMIERE y locutora de “El cine y…” en Ibero 90.9 FM. Fan-from-hell de La Tierra Media, los sables de luz, Westeros, Stitch y el helado.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios