Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #176 – Game of Aladdín

El final de Game of Thrones y Aladdín

May 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

Esa probable (pero casi imposible) nueva película de El Santo

Por:

05-02-2016

Hoy se conmemoran 32 años de la muerte del Enmascarado de Plata.

Con todo respeto, el realizador, productor y guionista vasco, Alex de la Iglesia (El día de la bestia, Las brujas de Zugarramurdi) no sabe en la que se está metiendo al tratar de colocar la leyenda del original Rodolfo Guzmán Huerta, Santo, el Enmascarado de plata –fenómeno único e irrepetible de los encordados y el cine de luchadores, además de ícono de la cultura popular mexicana– en el mismo universo de los superhéroes de Marvel y DC Comics. Menos si el protagonista va a ser su heredero: El Hijo del Santo. 

Hace unos meses, durante el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, el director anunció que estaba trabajando en una nueva saga del legendario enmascarado, hecho que fue confirmado posteriormente por las declaraciones de El Hijo del Santo. Dichas afirmaciones dejaron claras dos cosas: la película pretende colocar a la leyenda en EE.UU. y no sólo eso… también en el mundo de superhéroes de los cómics.

Reviviendo la máscara

Tratar de recuperar la leyenda del personaje –nacido en 1917 en Tulancingo, Hidalgo, y fallecido de un ataque cardiaco en 1984– puede ir de un dolor de cabeza a una verdadera pesadilla para De la Iglesia, ya que el principal obstáculo que tendrá que enfrentar es el del propio hijo del plateado, quien ya lo dijo: no está dispuesto a “rentar” a ningún actor la máscara de su padre. No señor, será él mismo quien lo interprete. En entrevista concedida al periódico La Jornada, el décimo y último hijo de El Santo lo confirmó: “Le puse mis condiciones [a De la Iglesia]  porque ya me habían llamado de Estados Unidos para hacer películas, pero querían que un actor estadounidense fuera El Santo. Les dije que no: El Santo existe, es real, no es Batman, no es el Hombre Araña, actores a los que se les puede poner un máscara. Mi padre nunca fue interpretado por actores y El Hijo del Santo tampoco puede permitir que el Enmascarado de Plata sea interpretado por alguien que no sea él”. Según sus declaraciones, el realizador estuvo de acuerdo en eso para iniciar negociaciones. 

Entonces, ¿cómo le va a hacer el director español para filmar a un luchador que lleva 31 años muerto? La respuesta es sencilla: inmediatamente, El Hijo del Santo se asumió como protagonista agregado, orgulloso de regresar al cine. Recordemos que la última película en la que participó este heredero es un penoso documental: El hombre detrás de la máscara, dirigido por su esposa Gabriela Obregón, luego de que diversos directores mexicanos fueran “despedidos”. Además, cuenta la leyenda urbana que el guionista de Amores perros, Guillermo Arriaga, también se desmarcó a tiempo del asunto. 

Como es bien sabido, “El Santito” ha hecho de su padre una marca registrada de la que vive, según dice, como “continuador de la leyenda”. Su carrera cinematográfica de películas fallidas como Santo: Infraterrestre (2001) no tienen parangón con la carrera fílmica que logró su progenitor desde fines de los años 50 hasta que el género prácticamente se agotó. El Santo hizo 54 películas en un México increíble, fantástico y entrañable, que se podía permitir toda clase de licencias cinematográficas y en donde nuestro héroe combatía gallardamente a seres del más allá y del más acá, en un contexto divertido e ingenuo, muy diferente al de los héroes y superhéroes americanos de hoy, embebidos en el uso y abuso de la tecnología digital. 

¿Del ring a la Torre Stark?

Alex de la Iglesia es un director que se caracteriza por hacer un cine de factura freak, excéntrico, delirante, con mucho humor negro, sexo, drogas y rock n’ gore. Sin embargo, incluso con toda su trayectoria, puede que aquí se le venga un gran problema, pues ha dado a entender que en su nueva película de El Santo no habrá ningún tipo de frontera: “Es un proyecto muy ambicioso, equivalente a la importancia y el prestigio del personaje en México y en todo el mundo. El Santo es quizá la única alternativa, el único superhéroe que pudiera hacer frente al imperio de los americanos de Marvel”, dijo en entrevista a Excelsior en septiembre pasado. 

¿El luchador se va a unir con los superhéroes de Marvel y DC Comics, o los va a enfrentar? Hay que recordar que El Santo nunca, a lo largo de todas sus películas, fue un superhéroe. Simplemente fue un héroe mexicano, un paladín de la justicia. Además, hace falta que el director explique lo siguiente: ¿cómo va a revivir al mito en un contexto actual de aventuras que nada tienen que ver con el universo fantástico mexicano de aquellos años en que surgió el cine de luchadores?

Hasta el momento todo parece un sueño –según El Hijo del Santo a´uun no hay  guinto asurgió el cdijo en?enda en EE.UU. y no slaras dos cosas: la pelrte que reta el dominio depes (pastelazos) ún no hay guión, pues “es un bebé de un mes de gestación”–. Sin embargo, De la Iglesia muestra mucha convicción: “Es una película que por supuesto va a ser mexicana, también será latina: me imagino que entrarán varios países. Es un gran proyecto, que no se puede hacer solamente desde un país, es internacional. Va a llevar mucho tiempo, estamos solamente empezando, estamos preparando la llegada de El Santo y eso va a llevar por lo menos un par de años”, comentó a Excelsior. Además, El Hijo del Santo ha hablado anteriormente sobre la posibilidad de hacer una trilogía y de que también se incluya como estrella a su hijo (el nieto de El Santo), para apelar “al público infantil”.

Tiempo al tiempo: de aquí a dos años pueden pasar muchas cosas. Sin embargo, ¿sería posible que Spidey, Iron Man, Los X-Men, y ya no se diga Batman o Superman esperen la llegada de El (hijo del) Santo para unirse en contra del mal? ¿Qué tal suena una filial mexicana de los Avengers? Por lo pronto, el director español ha estado muy activo en sus redes sociales, posteando fotos en las que posa con El Hijo del Santo, enviando menciones por Twitter a Robert Downey Jr. y revelando más datos, como el supuesto costo que tendrá la cinta: $30 MDD.

A pesar de todo esto, aún existe el antecedente de que Rodolfo Guzmán Huerta, el único y original Santo, el Enmascarado de Plata (algunos estamos renuentes a aceptar imitaciones), fue simplemente un héroe de carne y hueso en sus buenos tiempos, arriba del ring y en los encordados fílmicos. Con esto en mente, ¿podría ayudar a las camadas de superhéroes estadounidenses en algo, cuando él solo fue un simple ser humano muy afortunado con su tiempo y entorno mexicano?

Claro que, como ya mencioné anteriormente, soñar no cuesta nada y menos si las negociaciones y el contrato llegan a buen puerto, fracasan estrepitosamente o, simplemente, no se llevan a cabo nunca, a pesar de todo lo dicho. Basta imaginar en una sala de juntas al Hijo del Santo, su esposa Gabriela Obregón y a Alex de la Iglesia sentados con los ejecutivos de Marvel y DC Comics, negociando sobre un héroe que ya murió. Eso sí que podría ser motivo de una película. De todas formas que alguien le avise a los Avengers… no vaya a ser que los agarren desprevenidos.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios