Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #144 – Depredadores millonarios

El depredador, Locamente millonarios

September 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

Berlinale 2018: La librería, Damsel y la urgencia del #MeToo

Por:

17-02-2018
La librería

La librería, máxima ganadora de los Goya 2018, retrata el temple de una mujer, mientras que Damsel, el anti-western de Robert Pattinson y Mia Wasikowska, es un divertido recordatorio de la relevancia del #MeToo.

La sección Berlinale Special se caracteriza por presentar películas que han formado parte de otros certámenes cinematográficos y cuya presencia, por alguna razón de mercado o de temática, se considera oportuna. Tal fue el caso de La librería, película más reciente de Isabel Coixet y la gran triunfadora en la última entrega de los Goya, donde ganó en las categorías de película, director y guion adaptado.

Como bien saben los adentrados en la obra de esta cineasta catalana, a Coixet le pasa más o menos lo mismo que a Pedro Almodóvar: o aceptas el código de su cine y le das la bienvenida gustosamente, o mejor te gastas el dinero en otra cosa y de paso te evitas motivos para padecer piedras en la vesícula. Incapaces de digerir tanta poética, en los mejores casos, y tanta pretensión, en los peores, infinidad de cinéfilos se han sentido traicionados por su cine, al que consideran cursi y cargado de impostadas aspiraciones intelectuales. Sus fanáticos, por el contrario, otorgan a sus historias una profundidad y complejidad encomiables y las califican como retratos fieles de los sentimientos humanos.

Así las cosas, es justo decir que La librería no sólo agradará a los coixetanos de siempre sino que también cuenta con lo necesario para tranquilizar a su más férreos detractores. De hecho, de alguna manera evoca a la Coixet de Mi vida sin mí, no por la temática, por supuesto, pero sí por lo equilibrado y sobrio de su puesta en escena. Es como si la directora se hubiera impuesto a sí misma un tope de impulso poético que se prometió no rebasar.

El relato se basa en el libro homónimo de Penelope Fitzgerald y cuenta la historia de Florence Green –exquisitamente interpretada por Emily Mortimer– una viuda cuyo sueño es abrir una tienda de libros en un pequeño pueblo costero de Inglaterra. Para sorpresa suya –y del espectador–, un acto tan modesto se convierte en una verdadera proeza una vez que en él intervienen la envidia y la ambición de otros pobladores. Comprometida con el tono de una novela que ella misma adaptó a guion de cine, Coixet mesura sus recursos con absoluta maestría sin dejar de usar en ningún momento la voz que la caracteriza. Gracias ha ello ha conseguido filmar su mejor película a la fecha.

La librería

Mia Wasikowska es la mujer que todos quieren

“¿Dije eso?, creo que alguien exageró mis palabras en esa entrevista”. El actor Robert Pattinson se ríe y baja la cabeza. Luego la levanta y busca con la mirada al periodista australiano que le acaba de preguntar si es verdad aquello de que su participación en Crepúsculo lo dejó tan traumatizado que nunca más participaría en una franquicia cinematográfica. Muy simpático, Pattinson, se lo veía feliz de encontrarse ya por cuarta vez en la Berlinale, en todas las ocasiones para presentar películas independientes. Prácticamente no paró de sonreír en todo el tiempo que duró la conferencia de prensa de Damsel, cinta que forma parte de la competición oficial del festival y que protagoniza al lado de Mia Wasikowska. Aunque si somos sinceros, las sonrisas más bien las debió de haber tenido esta última, pues el rol que escribieron para ella los hermanos David y Nathan Zellner es de los confeccionados a medida.

Descrito de manera resumida, Damsel es un western no convencional, protagonizado por una heroína atípica. Es decir, en realidad se trata de un anti-western en el que los caballos, las escopetas y los sombreros actúan como meras herramientas aleatorias de la historia que quiere contarse y cuya razón de existir es Penelope (Wasikowska), una mujer a la que diversos hombres convierten su vida en un infierno. ¿La razón? Que es hermosa y que, bueno, pues es también mujer: todos desean protegerla, mimarla, hacerle el amor, esposarla, amarla y darle órdenes sin estar necesariamente muy enterados –o interesados en estar enterados– de lo que ella en realidad quiere. Tales características hacen de Damsel una película actual, propicia para tiempos del #MeToo y de la urgencia de un cambio permanente en los hábitos de comportamiento dentro de la industria. Su constante resonancia en la Berlinale deja en claro que no se trata de una situación que atañe exclusivamente a Hollywood.

Ah, y Damsel, gracias a su humor negro, es además muy divertida… aunque quizá lo sería más si se le cortasen los veinte minutos que le sobran.

 Mia Wasikowska

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios