Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #107 – Los últimos Jedi en Detroit

Star Wars: Los últimos Jedi, Detroit y Extraordinario

Diciembre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine

7 razones para ver la película mexicana, Verónica

Por:

26-08-2017
pelicula mexicana Veronica

Arcelia Ramírez y Olga Segura nos dicen por qué hay que ir a ver Verónica a los cines.

 

La ópera prima de Alejandro Martínez Beltrán y Carlos Algara, llegó a los cines este viernes 25 de agosto. Verónica, protagonizada por Olga Segura y Arcelia Ramírez, es un thriller psicológico que narra la historia de una psicóloga retirada (Ramírez) que de manera extraordinaria acepta el caso de una misteriosa paciente: Verónica de la Serna (Segura), después de que su anterior psicólogo, desapareciera sin motivo aparente. Sus protagonistas nos dijeron por qué no podemos perdernos esta película mexicana.

Un thriller de acción

Aunque cada vez existe mayor oferta de cine mexicano, lo cierto es que en muy pocas ocasiones se incursiona más allá de la comedia o el romance; sin embargo, este binomio de directores que firman como The Visualistas, se aventura en el suspenso y entrega una película mexicana muy bien lograda que intenta alejarse de los clichés del género. “Yo creo que lo más importante es que nos den la oportunidad de demostrarles, ahora que estamos en estos tiempos que no son tan buenos, que en México hay mucho más talento que todavía no se ha difundido lo suficiente. No nada más hacemos cine de comedia”, comentó Olga que protagoniza y produce el filme.

Dos personajes y una locación

El género no es el único reto al que se enfrentaron los directores de esta película mexicana. El guion, que originalmente era para dos hombres y terminó siento para dos mujeres, por consejo de Juan Carlos Segura productor de la película, no cuenta con más personajes que la psicóloga y su paciente, confinadas en una cabaña en las montañas de Monterreal. “Me atrajo mucho el desafío de que fuéramos dos actrices en donde descansara el peso de toda la película”, señaló la experimentada actriz de Perfume de violetas, que junto con Olga sostiene la tensión dramática del suspenso. Por su parte, la joven actriz y productora añadió, “mantener una película en donde nada más eres tú y otra actriz, es un reto bastante fuerte. Arcelia, fue muy generosa conmigo. Desde el principio me tomó de la mano y me dijo: vamos juntas, porque sólo somos tú y yo.”

Propuesta visual innovadora

El blanco y negro, que anteriormente fue una limitante estética, se ha convertido en una herramienta de la narrativa cinematográfica moderna y Verónica es un filme que se aprovecha de esto. A pesar de que la fotografía de la película, que estuvo a cargo de Miguel Ángel González Ávila, no construye un lenguaje que la haga distinguirse por sí misma, sí contribuye en importante medida a la elaboración de una atmósfera que enriquece el suspenso de Martínez–Beltrán, quien como director se hace cargo del lenguaje cinematográfico mientras que Algara dirige a los actores.

Preparación exhaustiva

La historia cuenta con un guion complicado y con personajes complejos y profundos, por lo que exigió un enorme compromiso y preparación de parte de las actrices y los directores. “Estuvimos trabajando un mes y medio antes de iniciar el rodaje, hicimos un trabajo de mesa como se hace normalmente en el teatro, un trabajo de análisis del guion, de hablar de cada escena, incluso de hacer lecturas”, señaló la actriz de Cilantro y perejil quien como parte de la preparación para esta película también tomó un curso de cultivo de hongos y asistió a sesiones de hipnosis terapéutica junto con su co-protagónica.

Temática poco común en el cine

Si bien, al igual que en todos los thrillers psicológicos, en Verónica el enemigo es interno y no externo; es decir el conflicto se origina en la locura, traumas o temores del protagonista; en esta ocasión la película, que gira en torno a la infancia violentada y cómo la mente se protege de eso, trata un tema que no se aborda comunmente en el cine: el abuso sexual por parte de una mujer y cómo uno crece afectado por circunstancias que desconoces, que de un modo u otro terminan por hacerte la persona que eres hoy.

Coherencia narrativa

El hecho de que el thriller psicológico tienda a dar un giro de tuerca inesperado en la historia, convierte al género en uno de los más delicados, en el sentido de que es fácil caer en contradicciones a la hora de revelar el secreto que ponía en conflicto a nuestro protagonista. Sin embargo, Verónica mantiene la coherencia narrativa que exige el género y se sostiene hasta el último minuto gracias a la construcción de los directores que cuidaron cada secuencia planeada y la acción de las actrices. Respecto al reto que esto implicó, la reciente ganadora del premio Ariel por su trabajo en Jirón de niebla, comentó, “Había que tener muy claros a los personajes y también muy clara la trayectoria. Dónde la trama da las vueltas de tuerca y sobre todo la relación que hay entre estas dos mujeres, con todos sus matices y con toda la tensión muy dramática del suspenso. ¿Cuál de las dos está en peligro?”

Una producción independiente de calidad

Finalmente Verónica es, sin duda, una ópera prima arriesgada que hace guiños a los thrillers recientes de directores como David Fincher y Christopher Nolan logrando un aproximamiento interesante al género dentro de la industria nacional y que, a pesar de contar con un presupuesto limitado, es eficiente y precisa sin requerir de grandes efectos digitales para destacar, ya que basa su fortaleza en la atmósfera y las actuaciones. “Para una producción independiente que no tuvo ningún incentivo fiscal es una película chiquita pero bastante bien lograda,” destacó Segura.

Amante del teatro, los gatos, el baile, la música, los libros y el vino, soñadora y bien loca.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios