Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Sólo un sueño

Calificación Cine PREMIERE: 3.5
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

29-01-2009

Este drama dirigido por Sam Mendes y protagonizado por Kate Winslet y Leonardo DiCaprio es una película de dolorosa madurez, lo mejor de Mendes a la fecha.


  • Título original : Revolutionary Road

  • Año : 2009

  • Director : Sam Mendes (Belleza Americana)

  • Actores : Kate Winslet, Leonardo DiCaprio

  • Fecha de estreno : 30 de enero

Lo primero que vemos son las luces de una ciudad: Nueva York. Corte a: interior, un departamento, probablemente en Greenwich Village, escenario en el que se conocen el soñador Frank y la aspirante a actriz April, el futuro matrimonio Wheeler, allende la década de los 50 del milenio pasado. La escena es un flashback: el recuerdo de Frank, quien, ahora, ve a April fracasar en una obra de teatro representada en un colegio por una compañía de padres de familia suburbanos. Cae el telón y los Wheeler regresan a su casa, ubicada en el número 115 de Revolutionary Road. Antes de llegar, sin embargo, hacen una escala. Discuten. Pelean. April le pide a Frank que se calle. Frank insiste en seguir hablando. Todo es estridencia doméstica. Las discusiones no cesarán hasta que el matrimonio Wheeler imagine un cambio de vida, de los suburbios estadounidenses a París, que los trasladará a una frágil burbuja de bienestar en el que asumirán su diferencia del resto de sus vecinos y colegas de trabajo, para luego descubrirse idénticos a todos ellos.

Una vez más, Sam Mendes aborda un fracaso matrimonial –no hay mayor fracaso– con un trasfondo suburbano, la pareja ahora encarnada por Kate Winslet (April) y Leonardo DiCaprio (Frank), ambos merecedores de una nominación al Oscar, como otrora lo fueron Annette Benning y Kevin Spacey por Belleza americana (él se llevó la estatuilla; ella, no). Sin embargo, aquí, en Sólo un sueño, no hay sueños diurnos, onanismo, humor negro ni marihuana: hay un realismo crudo, desnudo, y muchos martinis, demasiados cigarrillos, fugaces encuentros sexuales.

La recreación de época que hace Mendes es más emocional que visual –aunque el director no deja de ser preciosista como en Camino a la perdición y la película es visualmente impactante: la atención del espectador se concentra en las monumentales peleas del matrimonio, así como en las agraciadas apariciones de personajes secundarios (destacan Kathy Bates y Michael Shannon) que sirven de respiro a la inminente catástrofe.

La adaptación de la novela de Richard Yates (Revolutionary Road, 1961; fue finalista del National Book Award, el premio literario más importante de Estados Unidos junto con el Pulitzer) a través del guión de Justin Haythe es notable, una de las mejores traducciones de literatura a cine, fiel tanto a la quintaesencia de la obra como al propio lenguaje cinematográfico.

Sólo un sueño es una película de dolorosa madurez, lo mejor de Mendes a la fecha.

Opnion de la comunidad

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios