Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Justin Bieber: Never Say Never

Calificación Cine PREMIERE: 2
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

23-03-2011

Una película hecha para que los fans de hueso colorado canten, griten, lloren y se conmuevan. Nada más.


  • Título original : Justin Bieber: Never Say Never

  • Año : 2011

  • Director : John Chu (Step Up 3D)

  • Actores : Justin Bieber, Usher

  • Fecha de estreno : 25 de marzo de 2011

Con Justin Bieber: Never Say Never, el director John Chu deja claro que su intención era convertir la historia de la estrella del pop, Justin Bieber, en una especie de incentivo para el espectador. Una de esas películas que te deja con ganas de comerte al mundo y pensar: si ese niño alcanzó sus sueños, yo también puedo.

Sin embargo, no lo logró. Y lo que pudo haber sido un buen acercamiento a las fibras profundas de la industria de la música y a las dificultades que conlleva desarrollar una carrera,  es en realidad una versión ilustrada de lo que las fans de Justin Bieber conocen a diestra y siniestra: la historia de Cenicienta de un chico canadiense que luego de ser descubierto por un agente gracias a un video de YouTube, se convirtió en un fenómeno del pop.

La película nos remonta a la niñez de Justin –que muy convenientemente está ilustrada con videos bien guardados por su madre– en la que descubrimos su interés por la música y un “extraño” talento de ser completamente autodidacta con los instrumentos. Así, vemos paso a paso cómo Bieber supera las “pruebas más duras” hasta alcanzar el sueño de todo músico: llenar el Madison Square Garden en Nueva York.  Es precisamente este concierto el que funge como hilo conductor de la historia, y quizá el único momento en el que el 3D está bien aprovechado.

La cinta también se vale de imágenes detrás de cámaras y por supuesto, testimoniales de la gente cercana a Justin Bieber. Lo curioso es que pese a que es él tiene una historia que contar, son pocas las veces que lo vemos hablar de su vida o sus sueños. Quienes se encargan de hacerlo son sus familiares y amigos, quienes lo hacen parecer un verdadero héroe. Y es justo esto lo que convierte a Never Say Never en una cinta muy pretenciosa.

Es una película hecha para que los fans de hueso colorado canten, griten, lloren y se conmuevan con la infinidad de obstáculos que sortea el cantante en su camino. Esto, mientras redescubren a través de los ojos de la madre, los abuelos, el mánager y hasta el mismo Usher –el alma bondadosa que le dio una oportunidad– que Justin Bieber no es nada más que “un chico normal”. Sí, un chico normal que cobra $22 millones de dólares por concierto y que gracias a esta cinta, seguramente aumentará considerablemente las ventas de sus discos y memorabilia.

Pero no todo está perdido, porque si algo hay que resaltar de este documental, es que nos deja muy claro que Justin Bieber es el ejemplo tangible del poder actual de las redes sociales, que son para la estrella canadiense lo que la radio fue en su momento para las bandas de música.

–Gabriela Camacho

Productora, locutora y periodista de cine en Los 40 Principales desde 2009. Siempre quise escribir en Cine PREMIERE.

Opnion de la comunidad

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios