Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Quiero matar a mi jefe

Calificación Cine PREMIERE: 3.5
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

02-08-2011

Con Charlie Day, Jason Bateman y Jason Sudeikis, Horrible Bosses tiene momentos de genialidad cómica que dan buenas carcajadas.


  • Título original: Horrible Bosses

  • Año: 2011

  • Director: Seth Gordon (Freakonomics)

  • Actores: Charlie Day, Jason Bateman, Jason Sudeikis, Jennifer Aniston

  • Fecha de estreno: 5 de agosto de 2011

Todos lo sabemos: hacer reír es más difícil que hacer llorar. Así como puede haber cientos de buenos dramas, encontrar comedias sobresalientes es una tarea un poco más difícil. Y no porque ésta sea la comedia del siglo, pero sí es una que se sale del promedio. Para empezar, la trama de Quiero matar a mi jefe (Horrible Bosses) es refrescantemente original: 3 empleados “maltratados” de diversas maneras por sus horribles jefes, buscan una salida y deciden asesinarlos. Sí… puede ser inverosímil y puede qué los jefes no sean tan terribles como para ameritar asesinato, pero francamente, ¿a quién le importa? 

Posiblemente lo más curioso de Quiero matar a mi jefe sea que los personajes secundarios están interpretados por actores de renombre (Jennifer Aniston, Colin Farrell y Kevin Spacey), mientras que los 3 asesinos en potencia son relativamente desconocidos. Este detalle da lugar a un interesante y divertido juego de personajes que resulta en lo mejor de la cinta. Evaluemos:

Jason Sudeikis es un empleado en una empresa que maneja químicos y se ve obligado a soportar al cocainómano e irresponsable hijo de su antiguo y adorado jefe, interpretado por Colin Farrell. Es un papel inusual para el galán ocasional, que nos ha dado joyas de comedia como En Brujas. Aquí, aunque completamente maniqueo, sí nos causa genuinas carcajadas… quizá en parte por el hecho de que sea él quien está en este personaje. Jason Bateman trabaja en una casa de bolsa bajo el mando del psicópata y presidente de la compañía, interpretado por el impecable Kevin Spacey. Bateman probó su habilidad para la comedia con Arrested Development y ésta no es la excepción. Con poco más que una mirada o acertadísimos silencios, las risas con él en pantalla son garantizadas.

Y finalmente, Charlie Day es un asistente de dentista que debe soportar las insinuaciones de su ninfómana jefa, una hilarante Jennifer Aniston. Ésta es posiblemente la relación más graciosa de las 3, no sólo porque vemos a Aniston finalmente salir del eterno papel de Rachel Green de Friends, sino porque el dúo tiene gran química en pantalla y los diálogos –aunque podrían ser muy altisonantes para algunos– están escritos de forma muy divertida.

Sí, la trama se complica en ocasiones de maneras más desesperantes que divertidas, pero sí tiene momentos de genialidad cómica. Para aquellos que disfruten de unas buenas carcajadas, Quiero matar a mi jefe garantiza más de una… y ya por eso vale la pena el boleto.

Siempre ha sido una ñoña… incluso antes de que se considerara cool. Fue editora de Cine PREMIERE por 5 años y luego buscó nuevos horizontes en una pequeña empresa llamada Google donde ahora es Gerente de comunicación para México, Centroamérica y Caribe.

Opnion de la comunidad

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios