Revsita del Mes Suscríbete
Mapa interactivo Entra y explora
CP96 – Eso, sólo en América

Hablamos de It (Eso) y Barry Seal, sólo en América

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Titanic 3D

Calificación Cine PREMIERE: 5
Calificación usuarios: 0
Votar ahora:

Por:

10-04-2012

A 15 años de su estreno, sigue impresionando.


  • Título original : Titanic

  • Año : 1997

  • Director : James Cameron (Avatar)

  • Actores : Leonardo DiCaprio, Kate Winslet

  • Fecha de estreno : 13 de abril de 2012

¿Qué hay sobre el Titanic que 100 años después de su desastroso final sigue capturando nuestra imaginación? Quizá sea el desbordante lujo desperdiciado, las románticas imágenes de aquella banda tocando hasta el final o el “gran chiste” en que resultó la presunción inicial de sus creadores en llamarle: el barco imposible de hundir.

Todo esto, sin embargo, no es lo que le significó el éxito al Titanic de James Cameron, pues la fascinación humana por algún tema no convierte, de facto, a una producción en la más taquillera de todos los tiempos (lugar que ocupó durante 12 años, hasta que el mismo Cameron lo hizo naufragar con Avatar). De ser así, supongo, seguramente le hubiera ido un poquito mejor a Desde mi cielo, que explora la vida después de la vida.

No, el éxito de la cinta se debe a la cuidadosa construcción del drama, a los temas comunes de amor, celos, añoranza y libertad que toca. Al hecho de que aunque todos conocemos el final (por si no sabían el Titanic se hunde y los protagonistas son, esencialmente, Romeo y Julieta), aún mantenemos la esperanza de que Rose y Jack se salven. Sí, es cursi, sí, es manipuladora, pero vaya que es eficaz. Viéndola hoy, 14 años después, sigue logrando tocar esas mismas fibras emocionales y quizás algunas más que a los 16 años todavía no alcanzaba a desarrollar.

Aunque, claro, debemos recordar que Titanic es, sobre todas las cosas, una película de espectáculo. Y nada para comprobarlo más que su conversión al estilo de moda: el 3D. ¿En qué le beneficia esta tecnología realizada impecablemente, dicho sea de paso? Le añade emoción a las impresionantes secuencias del choque y –quizá la más impresionante para mí– esa primera vez en que vemos al Titanic en todo su esplendor antes de zarpar.

Los rostros resultan acentuados y el agua parece desbordarse de la pantalla. Aún así, esa es sólo la excusa para volver a tenerla en salas cinematográficas, aunque sin duda los más cínicos dirán que no es más que una artimaña de los estudios para quedarse con nuestro dinero y a esas personas yo les pregunto: ¿qué estreno no lo es? Pero la verdadera razón de revisitar Titanic es volvernos a maravillar con el nivel técnico, artístico y atención a los detalles que alcanza.

Cabe mencionar aquí, que aparte de la conversión a 3D, la cinta sólo tuvo un cambio: las estrellas que vemos la noche del naufragio, según le hizo saber el astrofísico Neil DeGrasse Tyson a James Cameron, estaban mal posicionadas.

En fin, la cinta sigue siendo tan sólida como siempre. Desde la construcción dramática en el guion, a los efectos prácticos de Cameron antes de que cayera por completo en las engañosas garras del CGI como solución para todo…

Y todo eso, con o sin 3D, sigue funcionando.

mm

Escritor, director de cine y director editorial en ésta, su amigable vecina publicación de cine, Cine PREMIERE. Nunca perderá la esperanza de una segunda temporada de Studio 60 on the Sunset Strip y Firefly.

Opnion de la comunidad

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios