Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE 103 – Vuelven con Issa López

Nos acompaña Issa López, directora de la película Vuelven.

Noviembre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Coberturas NOTICIAS

FICM2017: La verdad incómoda de Al Gore en Morelia

Por:

22-10-2017

El premio Nobel de la paz presentó An Inconvenient Sequel: Truth to Power rodeado de aplausos por parte del público del Festival de Morelia.

Piensen en la lista de políticos que pueden andar por la calle con el mínimo de seguridad y que son recibidos por la gente con largos minutos de aplausos. Dicha lista es cortísima; prácticamente inexistente. Sin embargo, dentro de ella –quizás a la cabeza de la misma– se encuentra Al Gore, el exvicepresidente de Estados Unidos que no ha dejado de luchar desde distintas trincheras para combatir el cambio climático.

El público en Morelia lo recibió agradecido. A los cientos de flashes que capturaron su llegada se unieron muchos aplausos. Él se veía agradecido. Y con las manos cruzadas por delante, sólo sonreía. “Gracias a ustedes por estar aquí. Perdónenme por no hablar español”, afirmó en inglés y luego cambió a nuestro idioma para decir “Hablo español pero muy poquito”.

Su discurso no ha cambiado desde aquella vez que el mundo conoció Una verdad incómoda. Han pasado más de diez años de aquel documental y Gore sigue creyendo que el cambio vendrá desde abajo, desde los ciudadanos comunes y corrientes que, con pequeñas acciones, pueden sumar esfuerzos. “Necesitamos reconocer la obligación moral de cambiar esto”, dijo en conferencia de prensa. “A pesar de las limitaciones que tenemos como seres humanos, podemos decidir hacer las cosas de la forma correcta y no al revés”.

En esta edición número 15 del FICM, An Inconvenient Sequel: Truth to Power –que llevará en México el título poco original Una verdad incómoda 2 y que estrenará a mediados de noviembre–, el ganador del Premio Nobel de la Paz se da licencia de presumir su trabajo alrededor del mundo tras el éxito inusitado del documental ganador de dos premios Oscar en 2007; pero sobre todo, donde se atreve a mostrarse más enojado, donde alza la voz y muestra su frustración ante la cada vez más destructiva furia de la naturaleza.

“¿Qué puede hacer la gente para cambiar nuestra realidad?”, le preguntaron y él respondió que “sólo tres cosas: usen su voz; usen su voto; usen sus decisiones de vida. Usen su voz en ganar conversaciones acerca del calentamiento global. Y en esas conversaciones conecten los puntos entre los eventos climáticos que cada vez son más comunes y destructivos. Todas las revoluciones sociales inician con una conversación“.

“Segundo: usen su voto apoyando a candidatos políticos que estén dispuestos a tomar acciones para combatir al cambio climático y en advertirles a los opositores ‘¡ten cuidado! Te estamos observando. Y si haces algo mal, te echaremos de tu cargo’. Y número tres: usen sus decisiones de vida para elegir alternativas de energía renovable y más amigable con el ambiente. Si lo hacen, no sólo son parte de la solución, sino que le mandan un mensaje poderoso a los empresarios de que hay un mercado creciente en este tipo de energías”.

¿Y que hay de Donald Trump? El actual presidente de EE.UU. recién canceló la participación de su país en el Acuerdo de París y eliminó todos los apoyos gubernamentales para combatir al cambio climático. “¿Cuándo le mostrará esta película?”, le preguntaron a Gore. Él comenzó a reír. “He tenido muchas conversaciones con Trump desde que era candidato. Creí que cambiaría su forma de pensar, pero no sucedió. No voy a perder más tiempo con él”, confesó.

Luego, Al Gore salió de la conferencia de prensa y caminó hacia el Cinépolis Centro de Morelia. El público lo miraba sorprendido. Algunos lo reconocieron; otros tardaron unos segundos en hacerlo. Pero al final, la gente comenzó a aplaudir y hubo algunos que pidieron fotos y autógrafos. Pero él se negó. Y es probable que no lo haya hecho por soberbia, sino por una enorme humildad; misma que, cuando alguien lo llama “héroe”, lo lleva a confesar que a no le gusta esa palabra, que hace su trabajo por una cuestión moral, no política ni de otra índole.

Dentro de la premiere de Una verdad incómoda 2, el exvicepresidente volvió a afirmar que la solución vendrá de la gente. Luego tomó su lugar en la sala, curiosamente al lado del expresidente Felipe Calderón y su esposa Margarita Zavala –quienes, por cierto, llevaban más seguridad que el mismo Gore–.

La noche terminó con más aplausos y agradecimientos para Al Gore, quien no pasó la oportunidad de enviar sus condolencias y solidaridad con las víctimas de los terremotos del 7 y 19 de septiembre, lo que provocó que el público mexicano terminara profundamente conmovido y agradecido con un hombre que ha hecho lo que pocos: crear consciencia sobre el terrible daño que le hacemos al Planeta Tierra, nuestro único hogar.

mm

Apasionado de ver, escribir, leer, investigar y hablar sobre cine en todas sus formas. Soy fan de Star Wars, me sé de memoria todos los capítulos de Friends y si me preguntan de cine mexicano, no hay quien me calle. Editor en Cine PREMIERE.

Notas relacionadas

Comentarios