Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Columnas REVISTA

Almodóvar lo hace de nuevo

Por:

20-05-2009

Ahora lo podemos decir con toda certeza: Pedro Almodóvar fue injustamente lapidado por la prensa de su país durante el estreno de Los abrazos rotos en España, pero para eso vino a concursar a Cannes, para que la prensa internacional lo redimiera y lo llenara de halagos. Y es que parece que en la llamada […]

Ahora lo podemos decir con toda certeza: Pedro Almodóvar fue injustamente lapidado por la prensa de su país durante el estreno de Los abrazos rotos en España, pero para eso vino a concursar a Cannes, para que la prensa internacional lo redimiera y lo llenara de halagos. Y es que parece que en la llamada Madre patria triturar e intentar desacreditar a los connacionales triunfadores parece el "deporte por excelencia" y lamentablemente, los mexicanos, también aprendimos eso de los conquistadores.

Y es que si bien Los abrazos rotos no se coloca en lo más selecto de su filmografía, como puede ser Tacones lejanos, ¡Átame!, Todo sobre mi madre o Volver, su más reciente trabajo dista mucho de ser una película mediocre o lamentable. Todo lo contrario, es arriesgada, compleja y entretenida, aunque quizá no tan bien resuelta, ni tan cautivadora como las mencionadas.

El cineasta manchego cuenta una historia brincando con saltos temporales en la que ofrece un homenaje al quehacer cinematográfico, pues sus personajes centrales son un director de cine (Lluís Homar) con la vida cortada de tajo tras un accidente y una aspirante a actriz (Penélope Cruz), quien se refugia en el séptimo arte para llenar los vacíos sentimentales que tiene su vida.

Eso sí, Los abrazos es por momentos cautivadora y con ese toque almodovaresco que ya es todo un estilo dentro del séptimo arte. El filme tiene todos los ingredientes que han hecho de Almodóvar uno de los grandes: la colorida estética, el manejo magistral del tono melodramático, la perfecta dirección de los actores y la referencia todas las pasiones del cineasta español.

La cinta fue recibida con sonoros aplausos en la función de prensa, y dio un aire de respiro a la competencia oficial tan llena de sordidez y violencia con propuestas de Von Trier, Johnnie To, Kinatay y los que faltan, es decir Heneke, Tarantino y Gaspar Noé.

Y es que no siempre se les puede exigir a los genios que cada que llevan una historia a la pantalla se convierta en una obra de arte, el mejor ejemplo en esta edición 62 del festival son decepciones como Antichrist de Lars Von Trier o Tetro de Francis Ford Coppola.

– Salvador Franco Reyes / Enviado Cannes

Este texto fue ideado, creado y desarrollado al mismo tiempo por un equipo de expertos trabajando en armonía. Todos juntos. Una letra cada uno.

Notas relacionadas

Comentarios