Buscador
Suscríbete a la revista
Cine

Amores modernos: El primer estreno mexicano en la nueva normalidad

31-07-2020, 8:24:35 PM Por:
Amores modernos: El primer estreno mexicano en la nueva normalidad

Hablamos con Ludwika Paleta y Matías Meyer sobre Amores modernos, el primer estreno mexicano que llega a los cines en la nueva normalidad.

Este fin de semana se estrenó Amores modernos, una cinta dirigida por Matías Meyer, por lo menos en las ciudades donde ya hay cines abiertos. El largometraje sigue la historia de diversos personajes y explora la forma en la que se conectan. Entre el reparto está Ludwika Paleta, Leonardo Ortizgris, Ilse Salas, Andrés Almeida y Raúl Briones. El momento en el que llega a los cines no es lo único fuera de lo común. Amores modernos es un tipo de película que no solemos ver en la cartelera comercial de nuestro país: cine de autor con actores de renombre.

Un caso extraño de cine de autor

Amores modernos es un caso extraño. Es un drama sobre los distintos tipos de amor, con poco humor, muy apoyado en su guion, con un ritmo sosegado y con varios actores reconocidos como Ilse Salas, Ludwika Paleta y Leonardo Ortizgris. Es el tipo de propuesta que no solemos ver en las salas comerciales de nuestro país. Una propuesta completamente de autor, apoyándose en su elenco y su temática para llegar a más personas.

Amores modernos refleja las diferentes facetas que puede tomar el amor, desde el amor familiar y de amistad hasta el romántico, con más de un matiz en medio. Hay algo admirable en el realismo de su mensaje: “Que el público se vaya con la idea de que hay que aceptarnos los unos a los otros. Que todos estamos llenos de defectos, pero que así somos, y al mismo tiempo necesitamos el uno del otro en esta sociedad híper individualista. Cómo podemos seguir manteniendo la relación con el otro”, reflexiona su director, Matías Meyer.

Matías ni siquiera tenía experiencia con actores profesionales. Este es sin duda su proyecto más comercial. “Aquí mi deseo sí era llegar a más gente, pero no era un deseo mercantil. No se trataba de hacer un producto, se trataba de hacer una obra de arte, pero que fuera menos cerrada en su lenguaje, más accesible”. Amores Modernos es un mosaico de historias donde lo valioso está en apreciar las relaciones entre los personajes.

“La puesta de actores fue muy buena”, nos dice Matías, recordando su experiencia. “Desde la escritura del guion yo les quise dar un material bastante emotivo, con bastantes diálogos, cosa que con actores no profesionales se vuelve un poco más complicado”. Las actuaciones realmente son un pilar de Amores Modernos, pues cargan con mucha de la caracterización y la empatía que sentimos por los personajes. Matías lo sabe y los pone al frente de su cinta. “Es una película que te confronta mucho. Desde la utilización de los close ups, que puede ser intimidante en pantalla grande, porque estás entrando a la intimidad de los personajes. Los tienes ahí enfrente y cada pliegue de su rostro te comparte una emoción”.

Matías espera que Amores modernos no se quede como un caso aislado, sino que cada vez haya más propuestas de este tipo, cintas que no sacrifiquen su complejidad temática y su cualidad autoral por proyectarse en las salas de cine de nuestro país. “Mi intención era hacer una película popular pero inteligente. Que pudiera llegar al gran público pero que también se fuera con mucha reflexión a su casa y con mucha identificación”. Cierra su reflexión con una metáfora que escuchó por ahí: “El cine es un océano y las películas son barcos. Y hay barcos de todo tipo, desde el trasatlántico, hasta el pequeño velero o la lanchita con la que te escapas del Titanic que se hunde”.

La perspectiva de Ludwika Paleta

¿Qué te llamó la atención del proyecto?

Me gustó que fuera una película diferente. Es distinta a las que yo comúnmente leo, los guiones que se están haciendo en el cine últimamente. Me gustó que fuera una película en donde la historia no se centra en uno o dos personajes protagónicos, sino que hay varias historias que se entrelazan. Me gusta mucho cuando te das cuenta que tú tienes que ver con el vecino y a veces ni siquiera lo conoces, y si le empiezas a rascar pues todos estamos entrelazados. Me llamó mucho la atención que fuera la primera película de Matías trabajando con actores profesionales. Y el elenco, que me pareció increíble.

¿Por qué crees que no se suelen hacer este tipo de películas, más pequeña en escala pero con actores de renombre?

Justamente por chiquitas. Uso la palabra “chiquita” pero no sé si se entienda el término. Me refiero a una película más personal, más de director, en donde un autor quiere contar su historia. No remakes o historias que ya se han contado antes. No se hace porque es menos redituable, menos comercial.

¿Cómo fue la experiencia en el set con Matías Meyer, considerando que no había trabajado con actores profesionales?

Fue curioso que la hicimos de manera cronológica. Eso yo nunca lo había hecho. Me imagino que fue una petición de Matías, pero es difícil para la producción lograr eso. Debe ser complicado organizar una película en orden cronológico. A mí me pareció increíble. Lograrlo es casi como hacer teatro. Tener la oportunidad como actor de tener una progresión dramática y emocional a lo largo de tu historia como personaje es un privilegio.

¿Hubo alguna escena que fuera particularmente desafiante para ti como actriz?

Lo desafiante fue que Matías quería que todo fuera muy natural. La cámara estaba muy cerca, sus planos son muy cerrados. Entonces actuar que como que no actúas. Uno siempre está actuando, pero el chiste es que parezca que no. Actuar es reaccionar a estímulos no reales de manera verdadera. Ese creo que es el secreto. El tener la película un tono muy naturalista y realista, requiere que pienses. A mí lo que me gusta de cuando ves a alguien en un plano tan cerrado en una pantalla grande es que en la mirada le veas todo. Eso habla de un actor que está pensando y que estás viendo casi sus pensamientos.

amores modernos Cine mexicano
mm Apasionado de la animación y el cine de romance. Mi director favorito es David Fincher. Y me gusta el rap.
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Mag21
Comentarios