Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #192 – Especial TIFF

Toronto International Film Festival y Midsommar.

September 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Listas TOPS

Anne Hathaway: Sus mejores películas

Por:

28-06-2019

Desde princesas improbables hasta feroces antiheroínas, el talento de Anne Hathaway le ha permitido encarnar todo tipo de personajes con gran efectividad.

Anne Hathaway no sólo es una de las actrices más talentosas de su generación, sino también una de las más queridas por el público. Esto, gracias a una carrera cinematográfica sumamente equilibrada, lo que le ha permitido deambular por numerosos géneros -del cine fantástico al musical y pasando por la ciencia ficción- y trabajar con grandes directores como Ang Lee, Tom Hooper y Christopher Nolan, entre otros.

A esto sumemos su bien merecido Premio de la Academia por una de las actuaciones más desgarradoras de los últimos años y que la colocó en lo más alto de la élite hollywoodense.

A continuación las mejores películas de Anne Hathaway.

Ocean’s Eight: Las estafadoras (Dir. Gary Ross, 2018)
(Vía)
Anne Hathaway no podía estar ausente de uno de los ensambles femeninos más talentosos de los últimos años y donde colaboró con actrices de gran calibre como Sandra Bullock, Cate Blanchett y Helena Bonham Carter, por nombrar algunas. No es la mejor entrega de la franquicia Ocean, pero sale adelante gracias a este brillante elenco, siendo Hathaway uno de los elementos más destacados al retomar sus bien conocidas dotes cómicas para la encarnación de Daphne Kluger, una actriz cuya fama es clave para lograr el atraco que marcará su debut en el mundo del crimen. Aunque podría parecer un trabajo sencillo, sirvió como una divertida mofa de la superficialidad que domina la vida de tantas celebridades.
Siempre el mismo día (Dir. Lone Scherfig, 2011)
(Vía)
Aunque no fue bien recibida por la crítica, la adaptación a la novela homónima de David Nicholls ocupa un lugar especial entre los aficionados del drama romántico. Buena parte de esta popularidad puede atribuirse al talento y buena química de su dupla estelar, integrada por Anne Hathaway y Jim Sturgess, quienes interpretan a dos jóvenes cuyos encuentros amorosos tienen la peculiaridad de que se desarrollan, tal y como dicta el título, siempre el mismo día. Irónicamente, la actriz ni siquiera era contemplada para el rol estelar, ya que la directora no quería una actriz estadounidense para el papel. Al final, su carisma y sus dotes histriónicas fueron más que suficiente para convencerla.
Ella es un monstruo (Dir. Nacho Vigalondo, 2016)
(Vía)
Una de las películas más incomprendidas de Anne Hathaway, sobre una joven desempleada y con problemas de alcoholismo que se descubre en control de un kaiju aparecido en Seúl. La historia pretendía simbolizar el poder destructivo que nuestros demonios internos tienen sobre todos aquellos que nos rodean, pero sus esfuerzos se vieron mermados por una infame campaña que la promocionó como una simple comedia. Sus buenas críticas no le impidieron convertirse en uno de los peores fracasos en taquilla del 2016, con una recaudación global de apenas $4.5 mdd que quedó muy lejos de sus $15 mdd de presupuesto.
El caballero de la noche asciende (Dir. Christopher Nolan, 2012)
(Vía)
Anne Hathaway debutó en la acción con un proyecto de altísimo calibre, El caballero de la noche asciende, donde interpretó a la popular Selina Kyle, mejor conocida por todos como Gatúbela. Hay quienes dicen que no fue la mejor encarnación de la felina, pero nadie puede negar que fue justo la que Christopher Nolan necesitaba para cerrar una trilogía gótica dominada por el realismo. En el caso particular de la heroína, esta construcción permitió una mejor exploración de los dilemas éticos que le aquejaban, mientras que su fortaleza física y emocional le colocaron entre los personajes femeninos más relevantes en las adaptaciones contemporáneas de comics. Esto le llevó a recibir más premios y nominaciones que el propio Christian Bale.
Interestelar (Dir. Christopher Nolan, 2014)
(Vía)
No pasó mucho tiempo para que Anne Hathaway se reencontrara con Christopher Nolan luego de El caballero de la noche asciende (2012), esta vez con un proyecto aún más desafiante. Interestelar se inspiró en las teorías de Albert Einstein para mostrar una Tierra decadente y un grupo de astronautas que viajan a través de un agujero de gusano a otra galaxia donde hay planetas que podrían sostener nuestra forma de vida. La actriz interpreta a la Dra. Brand, científica cuyo rango y conocimientos tienen una enorme relevancia en la misión, pero que no le impedirán cometer errores decisivos basados en su humanidad. La cinta es heredera directa, en historia, estilo y simbolismo, de 2001: Una odisea en el espacio (1968), pero al igual que el clásico de Kubrick tuvo una respuesta encontrada del público y la crítica: muchos la consideran una obra maestra; otros le ubican entre los eslabones más débiles de su realizador.
El diario de la princesa (Dir. Garry Marshall, 2001)
(Vía)
Anne Hathaway sólo necesitó una película para ubicarse entre las actrices más populares de su generación, El diario de la princesa, sobre una joven cuya vida da un vuelco al enterarse que es heredera al trono de un pequeño país europeo y que sólo tiene unos días para decidir si acepta la responsabilidad del cargo. Su buena recepción no se debió únicamente a su carismática protagonista, sino al talento creativo de Garry Marshall y la presencia de la inigualable Julie Andrews, en uno de sus papeles más icónicos desde Mary Poppins (1964) y La novicia rebelde (1965). El filme inspiró una secuela que fue incapaz de emular el encanto de la original; más recientemente, Hathaway confesó estar en pláticas para una tercera entrega, pero el proyecto quedó en el limbo tras la muerte de Marshall en 2016.
Secreto en la montaña (Dir. Ang Lee, 2005)
(Vía)
Secreto en la montaña es recordada por las estupendas actuaciones de Heath Ledger y Jake Gyllenhaal, pero lo cierto es que sus respectivas interpretaciones se vieron beneficiadas por sus coprotagonistas femeninas Michelle Williams y Anne Hathaway. La participación de esta última fue reducida, pero vital para la construcción de la pareja estelar, recordando la escena de la llamada telefónica en la que Ennis del Mar se entera de la muerte de Jack Twist y que se ubica entre los momentos más celebrados del filme. La cinta también fue clave para que Anne Hathaway se alejara definitivamente del estereotipo de princesa Disney, sellando así su paso a la madurez histriónica. Una de las mejores películas del siglo XX y que no ocupa un lugar más alto en esta lista sólo porque no es el trabajo más icónico en la carrera de Anne Hathaway.
El diablo viste a la moda (Dir. David Frankel, 2006)
(Vía)
El diario de la princesa (2001) la impulsó a la fama, pero fue El diablo vista a la moda la que consolidó a Anne Hathaway entre las actrices más populares de su generación. Aunque eso sí, la mancuerna establecida con Meryl Streep fue fundamental para ello. La cinta se inspira en la novela homónima de Lauren Waisberger, sobre una exigente e hiriente editora de una prestigiada revista de modas que contrata a una joven asistente ansiosa por forjar una carrera periodística y que no sabe absolutamente nada de ropa. El resultado fue bien recibido por la crítica y muy especialmente por el público, lo que le convirtió en uno de los grandes éxitos de taquilla de su año, con una inversión inicial de $35 mdd que tuvo una recaudación global de $326.5 mdd. En 2013 se rumoró la posibilidad de que las protagonistas del filme regresaran para una adaptación de la secuela impresa, pero ambas desecharon la posibilidad.
El casamiento de Raquel (Dir. Jonathan Demme, 2008)
(Vía)
Anne Hathaway incursionó en el drama desde muy temprano en su carrera, pero el afecto del público por filmes como El diario de la princesa (2001), Ella está encantada (2004) y El diablo viste a la moda (2006) le estereotiparon en el cine familiar y la comedia. La tendencia sólo se revirtió con El casamiento de Raquel, donde interpretó con enorme destreza a una joven que lleva más de diez años en rehabilitación y que regresa a casa para la boda de su hermana, lo que detona toda clase de conflictos familiares. No es su película más popular, pero sí que es uno de sus trabajos más galardonados, ya que incluso le valió su primera nominación al Oscar en la categoría de Mejor actriz, que perdió frente a Kate Winslet por The Reader.
Los Miserables (Dir. Tom Hooper, 2012)
(Vía)
Anne Hathaway sólo apareció 15 minutos en Los Miserables, pero esto no le impidió convertirse en uno de sus elementos más destacados del filme con su estupenda actuación de Fantine, una mujer inocente, ingenua y cuyos esfuerzos por mantener a su hija son despedazados por la cruel sociedad que le rodea. Su mítica interpretación del tema “I dreamed a dream” se convirtió en todo un emblema del filme y en uno de los momentos más icónicos del cine contemporáneo, con un primer plano desgarrador de tres minutos continuos que captura el enorme dolor que aqueja al personaje. Esta labor le valió el Oscar a Mejor actriz de reparto, el primero en toda su carrera y uno de los más indiscutibles de los últimos tiempos.

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios