Revsita del Mes Suscríbete
CP100 – El cien

¡100 episodios!

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

Anya Taylor-Joy cerca del remake de Nosferatu

Por:

15-08-2017

El remake al clásico expresionista será dirigido por Robert Eggers de La bruja.

Puede que el nombre de Robert Eggers no les resulte muy conocido por ahora, pero quizá valdría la pena empezar a memorizarlo. El cineasta se ubicó entre las grandes promesas de la industria cinematográfica con su estupendo trabajo en La bruja (The Witch), que nos adentró en los lúgubres bosques de Nueva Inglaterra para sí explorar la tragedia de Thomasin, una joven peregrina del siglo XVII que es injustamente acusada de brujería ante las incontables desgracias que aquejan a su familia.

El filme no cosechó las espectaculares ganancias de otras cintas del género, pero obtuvo una estupenda respuesta de la crítica que le ubicó entre las mejores películas del 2016.

Ahora Eggers busca su consolidación definitiva con un remake de Nosferatu, que bien podría considerarse uno de los proyectos más arriesgados para cualquier cineasta, ¿pues cómo superar uno de los grandes clásicos de la cinematografía mundial? Werner Herzog realizó un buen esfuerzo en 1979, pero su visión se acercó más al clásico Drácula de Bram Stoker que al monstruo creado por F.W. Murnau.

Quizá por ello, no sorprenda que el creativo busque el apoyo de una conocida para alcanzar el éxito: Anya Taylor-Joy. Hace tiempo que Eggers manifestó sus deseos por contar con los servicios de su joven Thomasin para esta vampírica reinvención, por lo que poco pudo hacer para ocultar su desencanto al descubrir que la ocupada agenda de la joven complicaría su incursión en el proyecto.

Pero todo parece indicar que la situación ha cambiado –¿quizá un viejo favor de Black Phillip?–, luego de que Variety reportara que la protagonista de La bruja está en pláticas para incorporarse al proyecto en el papel de Ellen Hutter, quien fungiera como interés amoroso del colmilludo. Este personaje tiene prácticamente las mismas características de Mina Harker en Drácula, recordando que la producción germana no pudo adquirir los derechos de adaptación al clásico literario de Bram Stoker y decidió realizar su propia versión con un nombre diferente, desatando una de las mayores controversias en toda la historia del celuloide.

La elección de Anya-Taylor Joy podría contribuir enormemente al éxito del proyecto, pues su buen trabajo en La bruja la condujo hasta la exitosa Fragmentado de M. Night Shyamalan, su secuela Glass, e incluso la franquicia X con New Mutants. Sin embargo, todavía quedan muchos desafíos por superar para el regreso del vampiro, destacando el casting del personaje central.

En su momento, el memorable trabajo de Max Schreck como el Conde Orlok desató toda clase de rumores sobre su vampirismo real. Estos mitos incrementaron con La sombra del vampiro, con un Willem Dafoe que capturó brillantemente el secreto del actor alemán. Ahora Robert Eggers deberá encontrar un actor capaz de continuar una de las leyendas más perturbadoras del celuloide. ¿Candidatos para la hazaña?

El remake de Nosferatu no tiene fecha de estreno por ahora.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:

  • La bruja (Dir. Robert Eggers, 2015)

  • Fragmentado (Dir. M. Night Shyamalan, 2016)

  • Morgan (Dir. Luke Scott, 2016)

mm

Algún día me uniré a los X-Men, la Alianza Rebelde o la Guardia de la Noche. Orgulloso integrante de Cine PREMIERE desde el 2008.

Notas relacionadas

Comentarios