Buscador
Ver el sitio sin publicidad Suscríbete a la revista
Artículos

Ariel 2020: Los Chicuarotes de Gael García Bernal

26-09-2020, 11:47:24 PM Por:
Ariel 2020: Los Chicuarotes de Gael García Bernal

En Chicuarotes, Gael García Bernal le da voz y rostro a Xochimilco, lugar de contradicciones y criaturas que nadan en aguas turbias.

Dos ajolotes, Tonatiuh y Citlalli, nadan en una pecera. Son un sol y una estrella. Desde fuera, el Cagalera (Benny Emmanuel) y Sugehili (Leidi Gutiérrez) los observan. Él sugiere que los lancen al canal de Xochimilco. Ella advierte que no sobrevivirían en aguas contaminadas. Su hábitat natural se ha vuelto mortal para ellos. Esto marca el punto de partida de Chicuarotes, película dirigida por Gael García Bernal y nominada a tres premios Ariel.

“Los ajolotes son la voz de Chicuarotes”, señala Gael sobre su segundo largometraje como director. La secuencia descrita es también metáfora de sus protagonistas, un par de jóvenes recién salidos de la adolescencia. Su hogar, el pueblo de San Gregorio Atlapulco (Xochimilco), es ya un terreno hostil, a cuyos habitantes se les conoce como “chicuarotes”, palabra que designa a un chile y a personas necias. En medio de la violencia doméstica, las agresiones sexuales, la corrupción, la pobreza y las ruinas dejadas por el terremoto de 2017, el Cagalera se aferra a encontrar un escape, que considera su único futuro posible al lado de Sugehili y de su amigo Moloteco. Lo que empieza con tintes de comedia, se convierte rápidamente en una cadena de tragedias conforme sus actos se salen de control.

Hace un año, Benny Emmanuel obtuvo el Ariel a Revelación actoral por De la infancia, de Carlos Carrera

Durante el rodaje, por ejemplo, se dio muestra de esta mezcla de tonos: en la secuencia que atestiguamos, una botarga de vaca baila “La cumbia sampuesana”, mientras el Cagalera intenta dejar un papel en el mostrador de la carnicería en el local contiguo, sin que el encargado lo note. Mientras García Bernal pide repetir la toma y la vaca baila con más ganas, la escena parece graciosa, más bien cómica, sin más información en ese momento. Sin embargo, lo chusco va acompañado de lo sórdido, pues en realidad se trata del momento en el que el chico entrega una nota de rescate por un secuestro.

“Creo que desde la primera escena [un robo en un microbús] te pone muy bien el contexto social, familiar, y sabes que es un lugar en donde cada quien se rasca con sus propias manos. Visto a través de sus ojos, entiendes por qué quiere salir desesperadamente de este lugar y usa las armas que conoce”, compartió sobre su personaje Benny Emmanuel, nominado al Ariel 2019 a Revelación actoral por su papel en De la infancia, de Carlos Carrera.

“Cagalera, literal, es porque es un tipo que la está cagando siempre. Y en cuanto a las personas, también ‘les caga’, porque es un tipo al que no le importa nada”, agregó Benny sobre el origen real del sobrenombre, recopilado por el guionista Augusto Mendoza. Chillamil, Baturro o Planchado son otros de los apodos peculiares de este universo, dibujado por el escritor que trabajó con Diego Luna en Abel (2010) y Sr. Pig (2016).

Para prepararse, Benny tomó talleres de actuación un mes antes, junto con Leidi Gutiérrez (Las elegidas) –una chica solitaria con labio leporino que es la luz de la película, de acuerdo con la propia actriz– y Gabriel Carbajal, un actor no profesional seleccionado para el papel de Moloteco entre los habitantes de Xochimilco, de donde también es originario Mendoza.

La relación de la producción con la localidad se estrechó aún más después del sismo del 19 de septiembre de 2017, que los sorprendió en pleno rodaje y que en la ficción acentúa la decadencia que perciben los jóvenes. “[Cuando ocurrió el terremoto] ya estábamos entrados en la preproducción de la película”, nos dijo García Bernal. “De hecho nos atrasamos dos semanas. A todo el país nos puso en pausa. Existía esa duda de qué iba a pasar. Pero nosotros ya estábamos completamente arraigados; ya habíamos hecho todo el trabajo desde hace seis o siete años que empezamos a venir, luego hacer los talleres con los chavos, conocer a más personas, darle más vueltas a un acercamiento histórico y sociológico

Leidi Gutiérrez realizó su debut en la pantalla grande con Las elegidas (2015)
El espíritu chicuarote

En 2007, el actor mexicano Gael García Bernal debutó detrás de las cámaras con una historia que daba un vistazo a una juventud sin propósito, enajenada. Aunque Déficit, dicha ópera prima, no resultó en el éxito esperado, el actor y director mexicano regresa ahora con Chicuarotes, otra exploración de una enajenación juvenil distinta: la angustia de clase y esa trampa llamada progreso.

¿Cómo fue el trabajo con el guionista Augusto Mendoza y con las personas del lugar para adentrarse sin que se notara una mirada externa?

El guion cambió mucho desde el principio hasta el final. Pero siempre han existido el Cagalera, el Moloteco, el Chillamil, el Baturro. Eso siempre existió y era fascinante; le daba un carácter muy especial y muy original a la película. La forma, los diálogos de los personajes también eran alucinantes, y eso es algo que Augusto hace muy bien. A menos que crezcas ahí, no podrías escribir los diálogos y las situaciones que suceden. Fuimos muchas veces y el lugar nos fue enamorando. Fue muy hermoso. Por un lado, disfruto mucho ser actor, pero por otro lado también me gusta dirigir porque me da otra oportunidad. Siento que tengo mucho qué decir acerca de San Gregorio y la gente de Xochimilco.

En palabras de Gael, ¿cómo son los chicuarotes?

Son esas personas que están en contacto con una pugna milenaria: el contacto entre el agua y la tierra, y que están resguardando un poco el espíritu de lo que era la Ciudad de México, junto con los ajolotes. Para mí eso es lo que significa, es algo más allá del chile.

En cuanto a la música, [compuesta por Leonardo Heiblum y Jacobo Lieberman] logran momentos muy particulares en los que crean atmósferas. ¿Tenías una idea previa de lo que querías o lo fueron desarrollando?

La clave fue el momento en el que descubrí un instrumento que es el ondes Martenot (ondas Martenot), uno de los primeros instrumentos electrónicos que existió, que es como primo del theremín. Es un instrumento fantástico y sólo hay diez en el mundo y conozco a una de las personas que lo tocan [Suzanne Farrin]. Toqué con ella en la serie Mozart in the Jungle y ahí dije: “¡claro!”. Yo estaba en el proceso del “chicuarotismo” y la voz de los ajolotes es el ondes Martenot.

¿Quién tiene la voz de la película?

Los ajolotes. Por eso acabamos la película con ellos.

Gael García Bernal en el rodaje de Chicuarotes (2019)

Chicuarotes, de Gael García Bernal, cuenta con tres nominaciones a la 62ª Edición del Premio Ariel: Mejor Actor (Benny Emmanuel), Coactuación Masculina (Daniel Giménez Cacho) y Coactuación Femenina (Dolores Heredia) La ceremonia se llevará a cabo este domingo 27 de septiembre y será transmitida en vivo simultáneamente por el Facebook Live de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) y por Canal 22.

No se pierdan la cobertura especial de Cine PREMIERE a partir de las 6:30 p.m. en todas nuestras redes sociales.

Una versión de este artículo se publicó por primera en Cine PREMIERE #297 de junio 2019.

Ariel 2020 Chicuarotes
mm Periodista independiente. Viciosa de las series en mis ratos libres, fan de Harry Potter y de la cumbia. En el día a día disfruto cazar notas entre festivales de cine, entrevistas y visitas a sets.
Suscríbete al Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Comentarios