Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #179 – Toy Story Forky

Toy Story 4

June 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

CRÍTICAS Cine

Atentado en el estadio (Final Score) – Crítica

Calificación Cine PREMIERE: 1.5
Calificación usuarios: 3
Votar ahora:

Por:

07-02-2019

Atentado en el estadio se oxida por sus tintes patrioteros: el héroe estadounidense debe salvar a los británicos de un atentado terrorista.

Título original: Final Score
Director: Scott Mann
Actores: Pierce Brosnan, Dave Bautista, Ray Stevenson
Fecha de estreno:08 de February de 2019 (MX)

Con el 9/11 recibimos un golpe de realidad escalofriante: ésta puede superar a la ficción, dejarnos desorientados, alarmados, rotos. También es cierto: la ficción es capaz de tomarse libertades creativas y pantagruélicas que atenten contra los parámetros de lo viable y creíble. En medio de ataques terroristas, tiroteos y una polarización social mundial a la alza por medio de la cual la raza de una persona puede reducirlo a un sinónimo de miedo y maldad, llega Atentado en el estadio (Final Score), pero la cinta no parece estar consciente de ello. Pareciera como si sus responsables no supieran en qué contexto se desarrolla, pues se asemeja a las tramas grandilocuentes de héroes ochenteros, como Rambo, John McClane o Nico. No tiene delicadeza ni seriedad para hablar de un tema–el terrorismo– que ha cobrado tantas vidas y enraizado miedo en las políticas diplomáticas y de seguridad nacional de incontables países. Ser una cinta de acción no implica superficialidad ni irresponsabilidad.

atentado en el estadio

A pesar de que Pierce Brosnan forma parte de la campaña publicitaria de la cinta, su personaje aparece poco a cuadro.

En Atentado en el estadio, Dave Bautista interpreta a una variación de Drax, el destructor –un hombre solitario atormentado por la culpa tras perder a un familiar–, en contacto con el otrora James Bond, Pierce Brosnan. Para unirlos, el filme de Scott Mann presenta un contexto político donde un par de hermanos, una especie de Fidel y Raúl Castro rusos, lideran una revolución en su país. Sin embargo, el utópico movimiento desata las alarmas internacionales. Cuando el líder muere, sus seguidores se dispersan.

Corte a 17 años después. El exmilitar Michael Knox (Bautista) llega a Inglaterra para visitar a la familia de su hermano muerto y llevar a su rebelde sobrina a un partido de futbol. La recreación de la mística pambolera le añade buenos toques a la atmósfera, especialmente por el fanatismo que se respira en Londres. Es en ese mismo encuentro que un comando armado ruso orquesta un ataque terrorista porque buscan a un hombre en particular. Afortunadamente para los miles de seguidores del balompié reunidos en el estadio, ahí está Knox, dispuesto a hacer un despliegue de fuerza bruta e inteligencia.

atentado en el estadio

Uno de los aportes de Atentado en el estadio es permitirnos ver todo lo que ocurre en un estadio de futbol tras bambalinas.

Atentado en el estadio no se siente actual por numerosos motivos. Primero, por reavivar la fricción con Rusia tan característica de la Guerra Fría y presentar a sus hombres como un estereotipo de fuerza bruta sanguinaria. Segundo, por las alocadas escenas de acción alejadas de la realidad. ¿En verdad podría haber una persecución motorizada en el techo de un estadio sin que nadie se percate? ¿O se podría pasar por los pasillos en una motocicleta sin que la gente haga algo o repercuta de alguna manera en la trama? Tercero, porque hace un retrato burdo de un tema grave, con un estilo argumental que fue exitoso en las cintas de acción de los 80 y 90, pero que ahora es poco idóneo para 2019.

Atentado en el estadio también se oxida por sus tintes patrioteros: el héroe estadounidense debe intervenir para salvar a los británicos de un ataque de dimensiones equiparables a lo ocurrido con las Torres Gemelas. Civiles y familias enteras podrían perder la vida. Incluso el conflicto inicial le quita frescura: la búsqueda del individuo en el estadio parte de un absurdo. ¿Por qué si los terroristas sabían que estaría ahí, si son capaces de seguir sus pasos, no lo acorralan en un lugar donde su captura sería más sencilla? Eso nunca queda claro en un guion de incongruencias tan monumentales como el estadio que le sirve de sede.

atentado en el estadio

El trabajo físico de Dave Bautista en esta película es loable, y las coreografías son encomiables.

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:
  • Non Stop: Sin escalas (Jaume Collet-Serra, 2014)
  • Rambo III (Peter MacDonald, 1988)
  • Duro de matar (John McTiernan, 1988)

No soy la Madre de los Dragones, pero sí de @Enlabutaca; desde ahí y en Cine PREMIERE estoy en contacto con las buenas historias. Melómana, seriéfila, cinéfila, profesora universitaria, y amante de las bellas artes. Algún día escribiré una novela de ciencia ficción. ¡Unagui!

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios