Revsita del Mes Suscríbete
Cine PREMIERE #187 – El podcast de las nerds

Booksmart, Historias de miedo para contar en la oscuridad.

August 2019

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS Cine

Robert Downey Jr. sí podría ganar un Oscar por Avengers: Endgame

Por:

21-05-2019
Downey Jr.

Robert Downey Jr. ha interpretado a Tony Stark en nueve películas del MCU.

Avengers: Endgame representa la culminación de un ambicioso proyecto cinematográfico que nunca antes había sido visto dentro de la industria hollywoodense y que, como han probado los intentos fallidos de otros estudios como Warner Bros. y Universal Pictures, será difícil de replicar a esta escala en los años por venir. Una de las piezas claves de este éxito ha sido el actor insignia del MCU por más de una década: Robert Downey Jr.

Aún estamos a poco más de siete meses de conocer a los actores que se encaminarán al Teatro Dolby el 9 de febrero de 2020 para alzarse con la estatuilla como Mejor actor en la entrega 92 de los Premios de la Academia, pero es importante tener en consideración que sólo hay cinco espacios disponibles y en el camino hay nombres que se espera formen parte de la conversación como Robert De Niro por The Irishman, Leonardo DiCaprio en Once Upon a Time in Hollywood, Adam Driver en The Report, Taron Egerton como Elton John por Rocketman, Matt Damon o Christian Bale en Ford v. Ferrari, o Tom Hanks como Fred Rogers en A Beautiful Day in the Neighborhood, entre muchos otros.

¿Robert Downey Jr. puede obtener una nominación en una categoría tan peleada? ¿La merece? A continuación, enlistamos cinco razones por las cuales  el actor neoyorkino podría obtener una nominación al Oscar e incluso, alzarse con el codiciado premio.

  • Impacto Cultural

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMPAS, por sus siglas en inglés) es conservadora y bastante tradicionalista respecto a las producciones que reciben reconocimiento. Sin embargo, la academia nunca ha sido ajena a premiar el “cine popular” y sus hitos fílmicos como Ben-Hur, West Side Story, Lawrence de Arabia, Rocky, El Padrino, Titanic, la trilogía de El Señor de los Anillos, por citar algunos ejemplos. Claro, algunas tienen un valor agregado en términos estrictamente cinematográficos que les permite trascender su estatus como “producto cultural” de su época, pero el impacto generado en el gran público en sus fechas de lanzamiento, les permitió ganar notoriedad y seguir siendo comentadas décadas después.

Fanático o no del MCU, es difícil negar la influencia cultural de Marvel Studios en la década pasada cuyas películas han recaudado más de 21 mil millones de dólares en taquilla a lo largo de 22 películas y se han convertido en un referente de la cultura pop a nivel global. Que mejor que reconocer esta proeza con una nominación con el actor con quien inició todo. En una entrevista con The Washington Post, Joe Russo, codirector de Avengers: Endgame, señaló lo siguiente respecto a una nominación para Downey Jr.:

«Toda su colección acumulada de trabajos en estas películas es asombroso. Si miras el trabajo de sólo las últimas cuatro películas de Marvel que ha hecho es genial. Se merece un Oscar tal vez más que nadie en los últimos 40 años por la forma en que ha motivado a la cultura popular».

  • Una historia de redención

Todos aman una buena historia y a la Academia parecen gustarle más aquellas que tiene lugar fuera de la pantalla. Cuando Robert Downey Jr. se unió al MCU fue un momento decisivo, no sólo para el futuro del Marvel Studios, sino también para la carrera de Downey Jr. El actor que un su momento se había convertido en una revelación juvenil en la década de los 80 comenzó a caer en una espiral autodestructiva hacia finales de los años 90 a causa de sus demonios personales. Le tomó años a Downey Jr. superar sus adicciones y entrados en el primer lustro del siglo XXI ningún estudio o productora quería trabajar con el actor sin estar seguros si volvería a recaer.

Fue en una pequeña película de Shane Black llamada Kiss Kiss Bang Bang (2005), una comedia negra policiaca cuando Downey Jr. le recordó a Hollywood la presencia carismática e imponente que podía lograr en pantalla. Las llamadas comenzaron a llegar y Robert se hizo con el rol de Tony Stark en la cinta de Iron Man, a cargo de Jon Favreau. En ese momento, nadie estaba seguro cómo resultaría la primera aventura cinematográfica creada y producida desde la Casa de las Ideas. Un paso en falso y quizá no estaríamos hablando sobre Endgame en 2019. Justo cuando se encontraba contra las cuerdas, Downey Jr. venció las probabilidades y reapareció mejor que nunca, redefiniendo su imagen y desafiando las expectativas. Downey Jr. dejó de estar en la lista negra de Hollywood y pronto se posicionó como uno de loas actores mejores pagados de la industria, además de crear su propia productora, Team Downey, junto a su esposa Susan. ¿Qué vendrá para Robert tras dejar el MCU atrás? Está por verse.

Finalmente, los paralelismos entre Tony Stark y Robert Downey Jr. son más que claros. En Stark vemos a un hombre de gran carisma, fama y fortuna, con serios problemas con la bebida, que debió tocar fondo para renacer como una nueva persona. Iron Man no era el tradicional héroe de los cómics con una moral intachable. Era un genio, un inventor, pero también un gran narcisista; era un filántropo, pero amaso su fortuna en la industria armamentista. A lo largo de su arco narrativo, Tony siempre dejo salir lo peor de sí mismo y tuvo que aprender a ver lo mejor en los demás para enmendar sus errores por un bien mayor, a pesar de su ego. “No eres capaz de sacrificarte por otros”, le dice Steve Rogers a Tony en la primera cinta de Los Vengadores (2012), lo cual hace que el círculo se complete cuando Stark decide hacer el máximo sacrificio para salvar el universo en Endgame. Dos grandes historias de redención que al cerrar este capítulo consolidaron un legado.

  • No es ajeno a ser nominado

Robert Downey Jr. ha recibido dos nominaciones al Oscar  en su carrera. La primera como Mejor actor por su interpretación del genio británico de la comedia Charles Spencer Chaplin en Chaplin de 1993 (por el cual ganó el BAFTA) y, quizá el más simbólico, como el actor de método Kirk Lazarus en Tropic Thunder de 2008. Digo significativo, primero, por lo controversial que suena en el papel recibir una nominación como Mejor actor de reparto en una comedia donde un personaje caucásico decide pigmentar su piel para interpretar a un soldado afroamericano, pero aún más importante, porque significó que la Academia había “perdonado” el pasado personal de Downey Jr. Hemos visto a lo largo de los años que la Academias es renuente a reconocer a determinados artistas ya sea por decisiones actorales dentro o fuera de cámara. Éste ya no es el caso para Robert.

  • Raitings

Durante los últimos años, la Academia ha considerado todas las opciones posibles para recuperar a los espectadores que han perdido con el paso del tiempo y atraer a las generaciones más jóvenes. Aunque insuficiente, en los últimos años, las nominaciones no sólo se han vuelto más inclusivas en términos de género, raza, creencias religiosas o preferencias sexuales, sino que se han vuelto más amigables con las “películas de género” (La forma del agua; Get Out; Black Panther) que han despertado la atención del público y la critica durante el último año. Incluso estuvo sobre la mesa la polémica propuesta para generar una categoría a la Mejor película popular.

Aunque esto depende de qué tanto empeño ponga Disney en una campaña para obtener nominaciones, si ustedes creen que la Academia no va a tomar ventaja del hecho de que Avengers: Endgame, la segunda películas más taquillera de la historia, la cual rompió récords en todo el mundo durante su fin de semana de estreno, para obtener televidentes, es muy probable que se equivoquen. Cierto, no será bien recibido por un gran sector de la comunidad en línea, generará polémica y abrirá el debate, pero eso es justo lo que atrae más espectadores. Gente que el domingo 9 de febrero de 2020 sintonizará la emisión, ya sea para ver a sus favoritos competir en las categorías más importantes o para burlarse cada vez que la producción se vaya con las manos vacías. ¿Podría Endgame salir con estatuillas esa noche? Es importante recordar que el mismo sistema de votación de la Academia está diseñado para elegir a la películas más gustadas, las menos controvertidas, más allá de sus méritos cinematográficos.

  • Es una gran actuación

Gran parte de la discusión sobre las nominaciones al Oscar siempre gira en torno a factores externos, con justicia en la mayoría de las ocasiones, por lo cual los valores artísticos siempre quedan relegados a segundo plano. Hablando específicamente de la actuación de Robert Downey Jr. en Avengers: Endgame, no hay duda que el actor le ha dado todo de sí al personaje durante la última década y en una cinta plagada de buenas interpretaciones que hacen justicia a cada una de las versiones de los personajes que son desplegadas a lo largo de la producción, Downey Jr. logra destacarse sobre el resto del elenco.

Su personaje es tratado con respeto y solemnidad dado que se acerca el final de su arco y a través de las tres horas de las producción lo vemos ir de un estado de vulnerabilidad y pérdida de esperanza al inicio, pasando por su genuina alegría y las dudas que le provoca el poner en riesgo la vida hogareña que finalmente ha construido ante la posibilidad de traer a todos de vuelta,  hasta llegar a su final donde su sacrificio y muerte no es presentado de una forma exageradamente melodramática. Y en el camino tenemos estas íntimas y emotivas escenas con Pepper, su hija, su padre y Peter Parker, que son parte de los mejores ejemplos de por qué el MCU se ha vuelto tan popular. Ya que más allá de las grandilocuentes batallas obligatorias, son las interacciones entre los personajes las que hacen al público pagar un boleto para ver la siguiente entrada en la franquicia.

Esto no quiere decir que ningún otro actor en la impresionante lista de talentos del MCU no sea merecedor de reconocimiento, pero las probabilidades de Robert Downey Jr. se multiplican tomando en cuenta su desempeño y toda la narrativa general, tanto dentro como fuera de la pantalla. Es el tipo de historia de éxito que potencializa a una gran película: cuando la vida imita al arte, y viceversa.

¿Creen que la Academia se incline por Los Vengadores, Marvel y el final de una era en la próxima entrega del Oscar? Lo descubriremos cuando se anuncien la nominaciones el 13 de enero de 2020.

Colaborador en Cine PREMIERE | Cinéfilo y lector ecléctico | Entusiasta del anime, el manga y las novelas ligeras.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios