Revsita del Mes Suscríbete
CP99 – Cómo cortar a tu Hulk Hogan

Blade Runner 2049, Cómo cortar a tu patán y Nobody Speak: Trials of the Free Press

Octubre 2017

Suscríbete a la revista

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

Cine CRÍTICAS

Las aventuras del Capitán Calzoncillos: La película

Calificación Cine PREMIERE: 3.5
Calificación usuarios: 4
Votar ahora:

Por:

08-08-2017

Una historia original, divertida y disparatada que nos enseña el verdadero valor de la amistad y el trabajo en equipo.


  • Título original: Captain Underpants: The First Epic Movie

  • Año: 2017

  • Director: David Soren (Turbo)

  • Voces en inglés: Kevin Hart, Thomas Middleditch, Ed Helms

  • Fecha de estreno: 10 de agosto de 2017

Tal parece que DreamWorks Animation está viviendo su segundo
aire. El estudio responsable de títulos como Antz: Hormiguitaz, Pollitos en fuga y Shrek, entre otras, este año sorprendió al público y la crítica
con Un jefe en pañales, una cinta que
llegó sigilosamente a la pantalla grande. En esta ocasión, repite la hazaña con
Las aventuras del Capitán Calzoncillos,
la película
, un filme animado lleno de sorpresas.

La primera, y la más evidente, es que el protagonista no es el divertido y alocado Capitán Calzoncillos. Aquí, lo que conduce la historia es la
entrañable e indestructible amistad entre Jorge y Beto –George y Harold en la
versión original–, dos pequeños traviesos que han estado juntos desde que
tienen memoria. Más allá de ser amigos, son cómplices en cada una de sus aventuras;
sobre todo cuando se trata de burlarse del director de su escuela, el Sr. Krupp,
quien, harto de sus bromas, decide mandarlos a grupos distintos.

La segunda sorpresa viene casi de inmediato. La química de
Jorge y Beto es tan grande que logra involucrar al espectador en cada una de
sus aventuras. Especialmente en el momento en el que aparece el extraño
profesor P., un hombre misterioso con planes malignos que van más allá de
reprobar a todos sus alumnos.

Como tantas otras cintas animadas –especialmente las
provenientes de Hollywood–, Las aventuras
del Capitán Calzoncillos
 es una cinta dedicada a entretener a
dos tipos de público al mismo tiempo. Por ello es que aquí se abusa del humor
escatológico, y se cae en los vicios propios del género. ¿Será que algún día la
mayoría de los estudios de cine dejarán de cometer el gran error de creer que
sólo con eso lograrán entretener a la audiencia infantil?

Sin embargo, también hay momentos brillantes, llenos de una
ironía tan sutil –a momentos muy descarada también– que te bota de risa y te
deja la sensación de querer ver más de este par de amigos y su molesto –y a la
vez entrañable– director/superhéroe. Algunos de ellos son más evidentes cuando
vemos en pantalla algunas secuencias construidas con distintos tipos de animación o
diálogos que rompen con la llamada “cuarta pared” y que llenan de frescura a la
historia, en momentos en los que comienza a resquebrajarse. 

Es aquí cuando llegamos al mayor acierto de Las aventuras del Capitán Calzoncillos que ofrece algo
distinto a lo que el género nos ha dado desde hace algunos años. Aquí no
estamos frente a una historia que se sienta reciclada de otros estudios o que estemos volviendo por tercera o cuarta vez a un mundo que hace dos entregas atrás dejó de ser
innovador. Se nota el enorme cariño y respeto por el trabajo del escritor Dav
Pilkey, creador de la saga literaria del Capitán Calzoncillos.

Mención aparte merecen los encargados del doblaje al español
de la cinta, quienes entregan un trabajo impecable y sumamente divertido. Se
agradece infinitamente tener a profesionales de la industria dando vida a
personajes animados y no a cualquier celebridad que deberían dedicarse a todo menos
a prestar su voz a este tipo de proyectos.

La última sorpresa de la película es que somos testigos de
una crítica indirecta a un sistema escolar en el que se cataloga a la
creatividad de los niños como una problemática y trata de reprimirse hasta
erradicarse. Aquí, Jorge y Beto no sólo nos hablan del poder de la amistad,
sino también de la importancia y lo fructífero de ser capaz de trabajar en
equipo así como de las ventajas que podría tener el acrecentar la imaginación en los más pequeños. 

Sí, sí. Lo sé: quizás esta última observación pueda sonar a
esos tantos sobreanálisis que los críticos de cine gustan hacer para sonar más
intelectuales. Sin embargo, aquí no estamos hablando de un elemento que sea
difícil de descifrar, sino de uno de las mayores fortalezas de toda la
película. 

Como dije al inicio, estamos frente al segundo aire de
DreamWorks Animation. Uno en el que vuelven a destacar por hacer películas
inteligentes, con una calidad visual impecable y, sobre todo, con historias que
se quedan en la mente y en el corazón de todos sus espectadores, sin importar
la edad que tengan…

Si te interesó esta nota, Cine PREMIERE te recomienda ver:

  • Antz: Hormiguitaz (Dirs. Eric Darnell y Tim Johnson, 1998)

  • Pollitos en fuga (Dirs. Peter Lord y Nick Park, 2000)

  • Shrek (Dirs. Andrew Adamson, Vicky Jenson, 2001)


 

mm

Apasionado de ver, escribir, leer, investigar y hablar sobre cine en todas sus formas. Soy fan de Star Wars, me sé de memoria todos los capítulos de Friends y si me preguntan de cine mexicano, no hay quien me calle. Editor en Cine PREMIERE.

Opinómetro

Opiniones de los usuarios

Notas relacionadas

Comentarios