Revsita del Mes Suscríbete
Podcast de Cine PREMIERE #152 – Animales fantásticos de verano

Animales fantásticos 2: Los crímenes de Grindelwald

November 2018

Suscríbete a la revista Media Kit

Síguenos Social

Suscríbete al Newsletter Newsletter

Recibe las mejores noticias de cine, series, trailers y críticas

NOTICIAS

Ayer maravilla fui: Los fantasmas del amor

Por:

19-07-2018

Premiada en los festivales de Morelia y Los Cabos, la película protagonizada por Hoze Meléndez y Sonia Franco muestra la historia de un amor que se aferra a sobrevivir.

Un fantasma recorre la ciudad de México: el fantasma del deseo. Espíritu sin cuerpo ni rostro, lastrado en la tierra por el peso de los recuerdos, el protagonista de Ayer maravilla fui es un ente anónimo que, para sobrevivir, migra de cuerpo en cuerpo, de piel en piel, llevando consigo la necesidad de sentir, de ser llamado por un nombre y de reconocerse en la mirada de los otros.

Ayer maravilla fui, una de las películas más interesantes e insólitas del cine fantástico de este año –y parte de nuestra lista de las mexicanas más esperadas de 2018– se desliza por rincones ocultos de la ciudad de México para narrar un puñado de historias paralelas, cuyos personajes están ligados por haber albergado, en algún momento, al mismo ente que navega por la urbe a través del tiempo, el espacio, el género y la edad, siempre en busca del amor.

ayer maravilla fui

La película más reciente de Gabriel Mariño nació con un puñado de imágenes y sensaciones que, como el fantasma protagonista, fueron mutando de cuerpo en cuerpo y de un soporte a otro: primero apareció cuando la legendaria actriz Liv Ullman afirmó en una entrevista que, si un día despertara en el cuerpo de un hombre, lo primero que haría sería correr a hacer el amor; luego, se materializó en una serie de fotos Polaroid de la capital tomadas por el fotógrafo de la cinta Iván Hernández; y, finalmente, cobró vida a partir de una libreta en donde el mismo Iván, junto a Mariño, coleccionó una cascada de pensamientos fugaces, versos e impresiones que terminaron por formar un cuento de 17 páginas, y que funcionó como guion para Ayer maravilla fui.

Incluso para un talento como del de Hoze Meléndez (ganador del Ariel por Almacenados y nominado a ese premio por su papel en Sueño en otro idioma), interpretar a una entidad compartida entre varios actores y actrices plantea desafíos actorales que no cualquiera tomaría: “El proceso se basó en la observación del trabajo actoral de mis compañeros, en subrayar la esencia de la historia”, nos dice Hoze. “Un alma vieja habitando un cuerpo joven, encontrar los detalles ya plateados por el resto de los actores para la construcción de un solo ‘ente’. Tres actores construyendo un mismo personaje que cambia de cuerpo, dotándolo de características propias y a su vez de memorias compartidas”, afirma el actor que comparte créditos con Sonia Franco, ganadora del premio a Mejor actriz en el Festival Internacional de Cine de Morelia 2017.

Para contar esta historia –que ya ha conmovido y agitado las miradas en festivales como Morelia o Los Cabos, Gabriel Mariño e Iván Hernández regresaron a caminar por los espacios en donde está anclada su memoria: “La colonia donde viví y donde aún viven mis padres”, recuerda el director; “la estética donde mi mamá se pinta el pelo, el mercado de Portales en donde compré siempre dulces para el Día de muertos; la vieja casona de Iván (Hernández) en la calle República de Cuba, las inmediaciones del metro Oceanía…”; para Gabriel y su equipo, sus memorias fueron su mejor inspiración para construir la película.

ayer maravilla fui

Los fantasmas de la capital

Esta Ciudad de México que vemos en Ayer maravilla fui no se parece a ninguna otra que hayamos visto antes en el cine: es un monstruo derruido y atemporal, en blanco y negro, con paredes carcomidas, cuartos en tinieblas y cielos infinitos que a ratos recuerdan al expresionismo alemán y, de pronto, a los recuerdos de nuestra infancia. Para los cinéfilos minuciosos, los rastros y sensaciones que quedan en la boca mientras se recorre la película no son del todo nuevas: vienen de Las alas del deseo, de Wim Wenders; de Robert Bresson; del Truffaut de Jules y Jim; de Miguel Gomes… todas ellas influencias que habitan a Mariño como el espíritu que habita a sus personajes.

Es por ello que la película entera fue, desde su etapa inicial, un paisaje hecho de atmósferas y ritmos en el que el montaje y los sonidos funcionan como los puntos, comas y espacios de un cuento o un poema. “Es una deliberada carta escrita a una ciudad que amo y odio por igual”, nos dice el director. “Si me preguntas a mí, te diría que, entre todas las ciudades del mundo, sólo la CDMX puede albergar un ente usurpador de cuerpos, es la locación perfecta contar esta historia, es una ciudad llena de histeria, de compasión, crueldad, solidaridad, egoísmo, amor y odio”.

  • Ayer maravilla fui forma parte del 38 Foro Internacional de Cine de la Cineteca Nacional y es proyectada a lo largo del mes de julio en el recinto fílmico de Xoco así como en distintas sedes alternas. Ingresa a su sitio web para consultar horarios y fechas de proyección.

Periodista, cinéfilo y lector compulsivo, conductor en Mi cine tu cine (Once TV), locutor, jazzero y tragón. Miembro de la Semaine de la Critique de Cannes en 2014 y del Berlinale Talents Press. Estando antes en París, pasaba más tiempo dentro del cine que afuera, así que volví a la Ciudad de México en donde el cine es más barato y, digan lo que digan, se come mejor.

Notas relacionadas

También podría interesarte:

Comentarios